×
Aracely Rodríguez Guardiola
Aracely Rodríguez Guardiola
ver +

" Comentar Imprimir
24 Octubre 2020 06:56:00
Carro completo
Escuchar Nota
Esta pasado domingo vivimos en Coahuila algo que para muchos parecía imposible, el regreso del PRI que como en aquellos años, no solo ganó, se llevó una victoria contundente con un margen mayor al 2 a 1 en todos los distritos locales.

En esta elección, las victorias y las derrotas, tienen muchas aristas que vale la pena ser analizadas, quiénes ganaron, quiénes perdieron y qué significa realmente esta derrota para el partido que a nivel federal gobierna en la actualidad.

Lo primero que quiero destacar es que en contra de todos los pronósticos la gente salió a votar, en una elección que fue muy fría por muchas razones que todos conocemos, el cambio de fecha, el hecho de que solo se elegirían diputados locales, cosa que históricamente atrae a pocos electores y por supuesto, la pandemia que nos ha tenido encerrados. Pero a pesar de ello 875,947 coahuilenses salieron el domingo, se pusieron su cubrebocas y se trasladaron a su casilla para de manera paciente esperar tomando su sana distancia, aplicándose gel y en muchos casos con su propio plumón o crayola ejercer su derecho al voto.

Al finalizar la jornada, el Instituto Electoral de Coahuila(IEC) anunció que prácticamente el 40% de quienes están enlistados en el padrón electoral acudieron a las urnas. Es decir, el mismo porcentaje de ciudadanos que acuden en elecciones similares a éstas, como las que se presentaron en 2008 y en 2014 en donde únicamente se eligió al Congreso Local, con porcentajes prácticamente idénticos de participación a los de este 2020. Dicho lo anterior podemos afirmar que la Pandemia no fue factor en esta elección.

Las autoridades electorales también constataron la apertura de las 3,828 casillas que se dispusieron para recibir a los votantes, todas ellas custodiadas y dirigidas por ciudadanos y representantes de los 11 partidos políticos y de los dos candidatos independientes. La suma de esa fuerza ciudadana es de 19,140 funcionarios de casilla más los 90,683 espacios que ofrecen las autoridades electorales para el registro de representantes para los partidos, de los cuales en esta ocasión se registraron poco menos de la mitad. Se contó también con la presencia de 452 observadores electorales y de las fuerzas federales, estatales y municipales que se coordinaron para asegurarse que la jornada transcurriera en paz. El resultado, miles de ciudadanos fueron testigos de una jornada que transcurrió en clama y sin incidencias, no hubo denuncias formales, ni hechos que ensuciaran o entorpecieran el derecho ciudadano a elegir a quienes estarán representándonos.

El miércoles el IEC llevó a cabo las sesiones distritales para el cómputo final y en dónde los números definitivos arrojaron una ventaja todavía mayor a los ganadores, una vez que se hubieron abierto y contado,por segunda vez, los votos de las urnas; por lo que los representantes del Instituto otorgaron su constancia de mayoría a las ocho y a los ocho candidatas y candidatos ganadores, todas ellas y todos ellos militantes del Partido Revolucionario Institucional.

De acuerdo al IEC, los números finales arrojan 436,635 (49.85%) votos a favor del PRI, en segundo lugar MORENA obtiene 170,854 (19.51%) y en tercero el PAN con solamente 86,612 (9.89%). UDC con el 3.55% de la votación es el único partido local que mantiene su registro y arañando apenas el 3% el Partido Verde conserva las prerrogativas estatales.

De acuerdo al INE, la participación en 2018 en las elecciones presidenciales fue del 61%, es decir, 22 puntos porcentuales más que este 2020. En aquella ocasión, sin coaliciones en la elección para Presidente de la República, MORENA obtuvo en la entidad503,430 (37%) votos, el PRI 330,493 (24%) y el PAN 278,832 (20%).

Si hacemos un ejercicio simple, y proyectáramos esos mismos porcentajes de votación a la elección del 2020 con una participación de 22 puntos menos, MORENA hubiera obtenido 321,785 votos, el PRI 211,246 y el PAN 178,226.

Aquí es donde creo que podemos detenernos a analizar, MORENA, en esta proyección, obtuvo 150 mil votos menos, el PRI 106 mil votos más y el PAN 91,613 votos menos de los que hubieran sacado si la población se hubiera comportado igual que en 2018, queda muy claro que no fue así.

El gran ganador por supuesto fue el PRI, la gente le dio un respaldo a este partido sustentado en la gran aprobación que el Gobernador Riquelme tiene y del gran trabajo de Presidentes Municipales como Manolo en la capital. El famoso voto útil transfirió votos que tradicionalmente fueron de la oposición en el PAN y de votantes que confiaron en MORENA al partido que salió victorioso en todos los distritos.

El próximo año tendremos en el país la elección más grande de la historia; 500 diputados federales, 15 gobernadores, 1,063 diputados locales y 1,926 alcaldías.

En Coahuila se estarán eligiendo 7 diputaciones federales y 38 presidentes municipales, la participación por supuesto será mayor a la de este año, entre 330 y 380 mil personas que no salieron en 2020 saldrán a votar en el 2021, será muy interesante ver por qué opciones lo estarán haciendo, si se mantiene la tendencia que vimos en Coahuila e Hidalgo o si el partido en el poder puede rehacerse de la confianza de la gente.
Imprimir
COMENTARIOS