×
hace 1 semana
REFORMA // Staff

Indagan mantenimiento a helicóptero de Alonso

Agencia Reforma

Autoridades revisarán el mantenimiento del rotor principal del helicóptero en el que falleció la Gobernadora de Puebla, informó DGAC.

Imprimir
Las autoridades revisarán el mantenimiento del rotor principal, que daba fuerza de sustento y empuje del Augusta A109S, en el que fallecieron la ex Gobernadora de Puebla Martha Érika Alonso y el senador Rafael Moreno Valle, informó la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC).

Tras los trabajos de inspección hechos al rotor principal, se determinó que será revisado si su mantenimiento se apegó a los procedimientos establecidos por el fabricante Leonardo Helicopter Divison (LHD), indicó el organismo al difundir avances de la investigación de este accidente aéreo.

Explicó que este fabricante hizo un análisis del audio de la tripulación del XA-BON con la torre de control Puebla, en el que no se aprecia un comportamiento inusual en las revoluciones.

Además, dijo, la revisión de los componentes involucrados en los controles de la aeronave, como el rotor principal y de cola, transmisión y caja de 90 grados, demostró que éstos no tuvieron evidencias de falla previa al impacto.

También, el organismo detalló que la inspección a los dos motores Pratt & Whitney PW207C evidenció que los daños y rastros que presentan denotan haber estado en funcionamiento al momento del impacto, lo cual ya había dado a conocer en junio pasado.

"(Sin embargo) los componentes de memoria interna que podrían confirmar lo anterior, resultaron dañados por el impacto y el fuego, por lo que no se pudo obtener datos de éstos", comentó.

Asimismo, informó que del análisis de dos de las cuatro luces del master warning y master caution (indicadores de advertencia), se identificó que éstas estuvieron encendidas antes del impacto, pero todavía no se determina en qué momento del vuelo se iluminaron.

Destacó que del 25 al 27 de julio de 2019 se realizaron pruebas destructivas a las otras dos luces de master warning, master caution y bomba hidráulica.

Dichas actividades se llevaron a cabo en las instalaciones de la NTSB (National Transportation Safety Board) ubicadas en Washington, DC, precisó.

Resaltó que, de manera conjunta, las autoridades internacionales, los representantes de los fabricantes y los investigadores de la Dirección siguen investigando las posibles causas electromecánicas que pudieron provocar una pérdida de control de vuelo.

Informó que los dos motores inspeccionados en Pratt & Whitney, Canadá, ya se encuentran en México almacenados en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de Puebla, bajo la vigilancia y resguardo de la Fiscalía General de Puebla.

Mientras que los restos del helicóptero que se localizaban en Cascina Costa, Milán, Italia, están en proceso de trámites en aduana de México para su envió al hangar en la terminal poblana, bajo la vigilancia y resguardo de la misma Fiscalía.

La DGAC recordó que las indagatorias contaron con la participación de expertos en la investigación de accidentes aéreos de la Junta de Seguridad en el Transporte (TSB, por sus siglas en inglés) de Canadá, la Agencia Nacional de Investigación de Accidentes Aéreos (ANSV, por sus siglas en italiano) de Italia, la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte (NTSB, por sus siglas en inglés), de Estados Unidos y la Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA, por sus siglas en inglés) de Europa.