×
Rubén Aguilar Valenzuela
Rubén Aguilar Valenzuela
ver +
Rubén Aguilar Valenzuela. Licenciado en Filosofía, Maestro en Sociología y Doctor en Ciencias Sociales. Presidente Ejecutivo de Afan y Asociados, S.C. Es profesor de Ciencias Políticas y de Comunicación en la Universidad Iberoamericana. Fue Coordinador de Comunicación Social y portavoz de la Presidencia de la República (2004 al 2006) y también de la Secretaría Particular del Presidente (2002 al 2004). Ha sido consultor de UNICEF, UNESCO, OEA, PNUD, BID, BM, UE y agencias de cooperación de Holanda, Alemania y Estados Unidos. En México del IMSS, DIF-Nacional, INI, la Secretaría de Desarrollo Social del gobierno de la Ciudad de México y de la Coordinación Presidencial para la Alianza Ciudadana. Fue editor de la revista Cuadernos del Tercer Mundo. Editorialista de El Universal (México), El Financiero (México) y articulista de las revistas Estrategia y Proceso. Actualmente su columna se publica dos veces por semana en El Economista (México) y una veintena de periódicos de los estados. Escribe mensualmente en la revista Etcétera temas de comunicación política. Es autor de quince libros. Los más recientes: La comunicación presidencial en México 1988-2012 en colaboración con Yolanda Meyenberg Leycegui (2015), Los saldos del narco: el fracaso de una guerra, en colaboración con Jorge Castañeda (2012), y La Sociedad Civil en México (2012).

" Comentar Imprimir
12 Agosto 2020 04:04:00
La solidaridad de las remesas
En el primer semestre de 2020, las remesas de los mexicanos en el extranjero sumaron 19 mil 274 millones de dólares un crecimiento del 10.60% en relación con el primer semestre de 2019, según el Banco de México (BM).

El 96% de las remesas proviene de Estados Unidos y de enero a junio se realizaron 57.38 millones de operaciones de envío con un promedio de 336 dólares. El crecimiento de estas fue del 5.55% y del monto de 4.53% con relación al primer semestre de 2019.

El Centro de Estudios Monetarios Latinoamericanos (Cemla) sostiene que el envío histórico de las remesas es un dato “muy favorable” ante la realidad de la economía de Estados Unidos y la situación de los migrantes producto de la pandemia del Covid-19.

Esto se hizo posible por los programas de ayuda del Gobierno de Estados Unidos a sus ciudadanos, para enfrentar el desempleo. Y porque los apoyos a los hogares en muchos casos han sido superiores al ingreso que normalmente reciben por su trabajo.

La tercera parte de los migrantes mexicanos que envían remesas son ya ciudadanos de Estados Unidos y esto les posibilitó el acceso a programas federales y de los estados en los que residen. Esto es lo que ha permitido mantener el envío constante de remesas.

Los migrantes en esta crisis decidieron solidarizarse todavía más con sus familiares al conocer su situación en México derivada del mal manejo que se ha hecho de la economía en medio de la pandemia. Lo que no hizo el Gobierno sí lo hicieron los migrantes.

Las proyecciones de Cemla es que de no presentarse en un futuro interrupciones significativas de la economía de Estados Unidos, el empleo de los mexicanos seguirá mejorando y con ello la posibilidad de enviar más remesas a sus familias en el país.

Por eso se estima que en los próximos años en México, Centroamérica y el Caribe continúe la evolución positiva que han tenido las remesas que ha demostrado una gran resistencia a diversos vaivenes de la economía en Estados Unidos.

En México son 1.65 millones de familias que de manera constante reciben remesas. En este primer semestre por la depreciación del peso frente al dólar sus ingresos se incrementaron en 27.9 por ciento.

Al primer semestre de 2010 el monto de las remesas fue de 10 mil 536 millones de dólares; en 2012 de 11 mil 672 millones de dólares; en 2015 de 11 mil 990 millones de dólares; en 2017 de 14 mil 633 millones de dólares y en 2018 de 16 mil 337 millones de dólares.

De los últimos diez años, con relación al año anterior, solo hubo una caída de las remesas en 2010 con -5.60 por ciento. A partir de ahí, el crecimiento ha sido sostenido: en 2012, 5.98%; en 2015, 4.14%; en 2017, 10.94% y en 2018, 11.64%, el más alto.

11 Agosto 2020 04:00:00
El futuro de los jóvenes después de la pandemia
Esta semana iniciaron los dos cursos que doy en la Universidad Iberoamericana y el que imparto en el CIDE y me pregunto ¿cuál es el futuro que espera a mis alumnas y alumnos? El artículo La generación que Pagará las Cuentas de la Crisis en América Latina (El País, 30.07.20) intenta dar respuesta a esta pregunta.

Periodistas de ese diario entrevistan a jóvenes entre los 18 y los 25 años de México, Chile, Brasil, Argentina, Colombia, Paraguay y Perú. La conclusión es que ante la pandemia es este sector de la población “quienes se llevan la peor tajada”.

Si los jóvenes en Latinoamérica ya tenían “pocas expectativas de cara al futuro”, según Pedro Núñez, investigador de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales en Argentina, ahora con la pandemia estas empeoran.

A pesar de las dificultades, de las que eran conscientes, cuatro objetivos dan idea de lo que los jóvenes querían o esperaban sucediera con sus vidas antes de la pandemia: Terminar sus estudios; encontrar trabajo o abrir su propio negocio; independizarse económicamente y salir de la casa de sus padres.

En lo que viven y como lo formulan coinciden las y los jóvenes de los distintos países. Lo que plantean se podrían generalizar, para toda América Latina y tal vez buena parte del mundo.

De mi lectura del artículo derivo la visión de los jóvenes sobre su futuro. Lo organizo en dos grandes rubros; los miedos que viven y los cambios que vislumbran como necesarios.

Miedos: No poder terminar sus estudios. No encontrar un trabajo. Ser despedidos del trabajo. No independizarse económicamente de sus padres. Seguir viviendo en casa de sus padres. No saber cómo el “encierro” afecta sus relaciones. No saber cómo los cambios, producto de la pandemia, van a afectar su vida.

Cambios: Conciencia de la necesidad de reinventarse. Replantear qué quieren ser y cómo quieren vivir.

La idea del tiempo. Vivir el ahora. Participar en la creación de una sociedad más abierta e inclusiva. Cerrar la brecha de la desigualdad social. Ser más activos en la lucha feminista, en contar del machismo y a favor del cambio climático.

Se cuestiona el paradigma universitario. Ahora terminar la universidad no necesariamente garantiza una mejor condición de vida. Ser más creativos, para poder generar nuevas oportunidades.

El mundo postpandemia, todavía incierto y difícil de visualizar, exige de la sociedad y de cada uno de sus integrantes cambios en la manera como ha pensado y vivido. Hay muchas cosas que están en cuestión y ya no van a ser como antes.

Las entrevistas revelan que los jóvenes tienen una enorme incertidumbre sobre lo que viene. Y una buena parte de ellos vive el momento con ansiedad y angustia precisamente por la falta de claridad del futuro por venir y en el que ellos habrán de vivir.
28 Mayo 2020 04:00:00
La población y sus reacciones ante el coronavirus
El 75.2% de la población tiene mucho o algo de miedo de contagiarse y 62.2% tiene mucho o algo de miedo a morir por coronavirus, revela la edición 15 de la Encuesta Nacional: El Coronavirus en México, que realiza Consulta de Mitofsky (15-17.05.20)

La primera encuesta se hizo a principios de febrero y en ese entonces 43.9% tenía mucho o algo de miedo de contagiarse y 35.2% tenía algo o mucho miedo a morir por causa del virus.

Ante el número de contagios y muertes de la pandemia, en poco más de tres meses el miedo a contagiarse creció 31.3 puntos y el de morir en 27.0 puntos.

En abril 20.3% tenía algún conocido que se había contagiado con Covid-19 y en mayo 40.2%, que son 20.6 puntos más en solo un mes. Y 7.8% tenía algún conocido que había muerto por coronavirus y en mayo ya eran 26.9%, el número se multiplica por tres.

A la pregunta sobre ¿qué tanto la pandemia afectará su economía? 88.8% dice que mucho o algo en mayo (8-10) contra 73.5% que pensaba lo mismo en marzo. Hay un crecimiento de 15.3 puntos.

Cada vez son más las personas que dicen no tener dinero suficiente para solventar sus gastos por más de 30 días. En mayo (8-10) el 42% dice que tiene recursos para menos de 15 días y 25.8% entre 15 y 30 días, que juntos son el 68.1% de la población.

A la pregunta sobre ¿a qué se tiene más miedo? 41.8% dice a que su economía se vea afectada; el 33.2% a contagiarse con Covid-19 y 19.6% a ser víctima de un delito. En abril eran el 39.8%, 34.5% y 15.0% respectivamente.

En abril 62.2% creía al Gobierno mucho o algo en la información de los contagios y muertes y para mayo ya son el 57.0%, 5.2 menos en un mes. Con el paso de los días el Gobierno se hace menos creíble al informar del coronavirus.

Sobre cómo el Presidente ha manejado la crisis la población está dividida, 49.6% lo aprueba y 47.9% lo reprueba, para mayo. En marzo lo reprobaba el 54.4% y aprobaba el 43.5%. La aprobación ha crecido en 5.1 puntos.

A nivel de los gobernadores, el 40.0% de los encuestados piensan que lo están haciendo mal, en mayo, y en abril el 27.9 por ciento. La reprobación cree en 12.1 puntos en mes y medio. Y lo mismo sucede con los presidentes municipales que tienen números prácticamente iguales.

Los medios de comunicación crecen en la percepción negativa al pasar de 33% que consideraba lo estaban haciendo mal en abril a 39.6% en mayo. Un incremento de reprobación de 6.6 puntos en mes y medio.

El Gobierno, los partidos políticos, las empresas, las iglesias, los medios, las organizaciones de la sociedad civil y otros muchos actores sociales deben de hacer un esfuerzo por entender la situación de la población. Lo que esta piensa y ve son necesidades no son las mismas de hace tres meses.
25 Mayo 2020 04:05:00
Escenario del 2020
Los analistas económicos de Citibamex aseguran que la crisis productiva, económica y social del país en 2020 es ya la más grave de los últimos 90 años.

La semana pasada, en una reunión por Zoom, con más de 40 analistas políticos, profesores, encuestadores, asesores y articulistas ofrecieron una panorámica del país al cierre del año.

Estiman que los efectos de la crisis serán todavía más grandes que en otros países, en particular de la región, por la nula respuesta económica del Gobierno, para conservar el empleo.

A eso se añade la crisis fiscal autoinfligida por el propio Gobierno que se niega a solicitar préstamos y elevar los impuestos. Por lo mismo se reduce el monto de los recursos a su disposición.

El crecimiento del PIB será de -9.0% que podría caer todavía más si se prolonga el confinamiento o si se termina y luego se da un rebote de la epidemia, que obligue a reanudarlo.

Estiman en un millón 200 mil la pérdida de empleos formales y que será muy difícil, en realidad imposible, dar empleo a la demanda de unas 900 mil personas que, como todos los años, se incorporan a la PEA.

La tasa de desempleo va a pasar del 3.3% al 6.5% al cierre del año y como consecuencia del desempleo formal e informal se va a precarizar todavía más el trabajo con lo que se profundiza la crisis social.

Las importaciones se van a desplomar, pero es muy posible que las exportaciones se recuperen con rapidéz, por lo que estiman un superávit en la balanza comercial. La demanda de divisas será escasa.

En el primer trimestre la fuga de capitales asciende a 5 mil millones de dólares y esta cantidad habrá de elevarse hacia el fin del año. Sus estimaciones son que la inflación termine el año en 3.0% y el dólar se cotice a 23 pesos.

Los analistas no se atreven a hacer pronósticos sobre el desempeño de la IED, después del decreto presidencial de suspender los proyectos de energía renovable sin que se ofrecieran razones válidas. Estiman que por la pandemia y por estas políticas habrá de contraerse.

Consideran que la política del Gobierno con relación a Pemex está equivocada. En el primer trimestre perdió 550 mil millones de pesos y los montos de apoyo que se anuncian van a ser inyectados son bajos en relación a la crisis de la petrolera.

El pronóstico de Citibanamex es muy semejante al de otros bancos y también al de organismos internacionales como el Banco Mundial, la Cepal y el FMI. Viene un año muy difícil para México.

La crisis se traduce en los 9 millones más de pobres que estima la Cepal al cierre del 2020, que para el Coneval ascienden a 10 millones y para el MCCI a 12.2 millones. El comentario del Presidente ante este escenario es que “vamos bien”. Comentario desafortunado e irresponsable.

21 Mayo 2020 04:07:00
Los cárteles en el sexenio de AMLO
Animal Político (11.05.20) publicó una investigación del periodista Arturo Ángel sobre la presencia y la acción de los cárteles en lo que va del Gobierno del presidente López Obrador.

A partir de datos de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda, que persigue sus negocios ilícitos, ahora el Gobierno identifica a 10 grupos del crimen organizado.

Dos con presencia nacional y ocho de carácter regional y local. A sus actividades y disputas entre ellos mismos se atribuyen, al menos, el 60% de los homicidios que se cometen en el país.

Las 10 organizaciones delictivas son el cártel del Pacífico o de Sinaloa; cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG); cártel de Santa Rosa de Lima; La Unión Tepito; cártel de Tláhuac; Guerreros Unidos; los Rojos; los Viagra; cártel del Noroeste y células remanentes de los Zetas.

Los dos primeros de la lista tienen presencia territorial nacional y “naturaleza supranacional”, de acuerdo a Santiago Nieto responsable de la UIF. Los demás operan a nivel regional y local.

De los ocho con presencia regional el cártel de Santa Rosa de Lima centra sus actividades en estado de Guanajuato. La Unión Tepito y cártel de Tláhuac, operan en la Ciudad de México y el Valle de México.

Los Guerreros Unidos y los Rojos están activos en los estados de Guerrero y Morelos. En Michoacán, actúan los Viagra y los Caballeros Templarios. En Tamaulipas el cártel del Noreste, que se constituye a partir de células de otros cárteles en particular el cártel del Golfo.

El cártel de los Zetas, que entre 2008 y 2012 fue uno de los grupos criminales más importantes de México, se ha visto mermado y ahora solo cuenta con células remanentes del poderoso grupo anterior. Se mueven en el estado de Veracruz.

Los cárteles, en una demostración de fuerza, a propósito de la pandemia del coronavirus han repartido despensas a la población en por lo menos 12 estados entre ellos Jalisco, Michoacán, Tamaulipas y Morelos. Los repartos los han hecho con absoluta inmunidad. Las autoridades en ningún caso se han hecho presentes.

Los 10 cárteles son grupos del crimen organizado que ya tienen años de actividad. Algunos son más pequeños o han visto mermada su capacidad y cobertura territorial, pero la violencia no solo sigue, sino que ha crecido, según estadísticas del propio Gobierno.

En independencia de su dimensión todas son organizaciones complejas. Tienen como común denominador que se dedican al tráfico de drogas como actividad principal, pero también están implicadas en el robo de combustibles, el secuestro, la piratería, la extorsión, el tráfico de migrantes y la trata de personas.
13 Mayo 2020 03:59:00
Cambio de hábitos
El encierro provocado por el coronavirus ha obligado a cambiar la manera como nos relacionamos y comunicamos todos los días. Confinados en casa hemos encontrado formas nuevas y distintas para hacer frente a la vida cotidiana.

Los cambios de hábitos, de las nuevas repeticiones, se basan en la adopción de diversas tecnologías a disposición de los que tenemos acceso digital. Ya existían, pero su uso se ha potenciado y multiplicado exponencialmente.

Identifico cuatro cambios de hábitos provocados por el encierro: la manera de interactuar con familiares y amigos; la forma de trabajar; de enseñar y aprender y de hacerse de ciertos bienes y servicios.

Un caso notorio son las videoconferencias a través de Zoom. Los especialistas aseguran que nunca antes una tecnología había sido tan rápidamente adoptada como esta.

De acuerdo a The Wall Street Jornal, en Estados Unidos las personas que en la pandemia empezaron a utilizar las videoconferencias, para hablar con familiares y amigos, dicen que lo van a seguir haciendo. ¿Lo mismo sucederá en México?

En muchos países el trabajo en casa (home office) era algo excepcional, pero de pronto para millones de empleados en muchos sectores de la actividad económica se ha hecho habitual y se han encontrado posibilidades inéditas.

Pero, la pandemia reveló también que hay amplios sectores de trabajadores que asumieron el riesgo de seguir en la calle porque sus trabajos no pueden realizarse de otra forma. Y hay millones que perdieron su empleo.

The Wall Street Journal afirma que muchas empresas han decidido incrementar la modalidad del home office, entre otras cosas, porque en casa se trabaja y rinde más. Y en la empresa los costos se reducen.

En el mundo millones de empleados ya no regresarán a sus sitios de trabajo y habrá que ver si esta tendencia al alza en la productividad se sostiene en el tiempo.
La recomendación de quedarse en casa ocurrió a medio semestre del calendario escolar. Maestros y alumnos nos vimos en la necesidad de adoptar nuevas tecnologías para continuar con los cursos.

Las universidades siguieron con sus clases a través de diversas modalidades en línea y en el nivel de la educación básica se han utilizado también las redes y la televisión.

Todavía no existe una evaluación que señale con precisión, más allá de las hechas por algunas instituciones, el impacto que tuvo en el aprendizaje el uso de las nuevas tecnologías.

La pandemia aceleró el proceso de comprar en línea en los supermercados, los restaurantes y una enorme diversidad de productos que se entregan en casa. Mientras muchos negocios han tenido que cerrar sus puertas y muchas empresas han quebrado.

Los especialistas en estudios prospectivos plantean que los nuevos hábitos en el seno de la familia, del trabajo, de la escuela y del comercio se van a quedar y pronto serán vistos como algo normal. Queda por ver como en un país tan desigual como México se asumen estos nuevos hábitos.


11 Mayo 2020 04:06:00
La guerra de los cárteles en la pandemia
Todos los especialistas están de acuerdo con que los cárteles en la pandemia del coronavirus no están en cuarentena y que entre ellos se ha agudizado el enfrentamiento.

La guerra entre los dos más importantes cárteles, el Jalisco Nueva Generación (CJNG) y el de Sinaloa, se ha profundizado en la disputa por las plazas y la extensión de su poder en el territorio.

Los expertos coinciden también que las fuerzas de seguridad, que ahora tienen tareas relacionadas con la emergencia sanitaria, han mermado su capacidad para enfrentar al crimen organizado.

Los niveles de los delitos de homicidios y desapariciones de personas han crecido en los meses de marzo y abril como lo muestra la estadística oficial.

Es manifiesto que ha caído la venta de drogas hacia Estados Unidos y eso perjudica a los cárteles y necesariamente abre el espacio para radicalizar la disputa por los territorios.

En el vacío de poder que genera la pandemia, los cárteles han intensificado su trabajo con el propósito de ampliar su base social y para eso se han acercado a las comunidades regalando despensas, para apoyar a las familias en esta época.

El documento, El Crimen Organizado durante la Pandemia, elaborado por la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC) y el Consejo Nacional de Inteligencia (CNI) reconoce “que la mezcla de desesperación social y supuesto vacío de autoridad que se puede generar en la etapa tardía de la pandemia, querrán ser aprovechadas por la delincuencia para fortalecer su control sobre la comunidad y localidades que consideran estratégicas”.

La SSPC y CNI coinciden con otros especialistas en que el crimen organizado, en las circunstancias que genera la pandemia, está a la búsqueda de nuevas áreas de acción y que habrá un incremento en delitos como secuestros, asaltos y robos.

En la mira del crimen organizado está el incrementar el robo en el transporte de carga, cajeros automáticos, camionetas de valores, equipo médico y el asalto al personal que traslada y reparte los fondos de los programas sociales, según el documento.

Evidencia de la situación es que, del 25 de marzo al 3 de mayo, ya en pleno encierro, se han registrado 3 mil 381 homicidios dolosos, según el Grupo Interinstitucional del Gabinete de Seguridad Nacional.

En ese mismo tiempo han ocurrido 2 mil 270 defunciones producto del coronavirus de acuerdo con estadísticas oficiales. El número de muertos es mayor por la pandemia de la violencia, así considerada por la Organización Mundial de la Salud, que por el virus.

Para dimensionar el efecto de estas dos pandemias vale la pena considerar los casos de Guanajuato con 458 homicidios dolosos contra 33 muertes por coronavirus; Chihuahua 270 contra 92; Jalisco 266 contra 34; Michoacán 220 contra 49 y Veracruz 119 contra 69.
27 Abril 2020 04:00:00
El Banco Mundial, el Covid-19 y América Latina
El Banco Mundial (BM) acaba de dar a conocer el Informe Semestral de la Región de América Latina y el Caribe abril 2020, donde plantea que al mal desempeño de la economía de la región, en 2019, se añade el shock producido por el Covid-19.

Para el BM, la región se enfrenta a “un gran shock de oferta” ya que “la demanda de China y de los países del G7 disminuirá drásticamente” con implicaciones para los exportadores de productos primarios de América del Sur y de bienes manufacturados y servicios de América Central y el Caribe. A esto se añade la caída de los precios del petróleo, que afecta a los exportadores, y el colapso del turismo en los países de la cuenca del Caribe.

Los esfuerzos por contener la epidemia han producido el descenso en la actividad económica en países que no tienen el espacio fiscal de las economías avanzadas y sí tienen altos niveles de informalidad que hace “mucho más difícil llegar hasta sus empresas y hogares por medio de mecanismos como el aplazamiento del pago de impuestos y las subvenciones salariales”, plantea el BM.

Y advierte que, “las dificultades de la crisis serán enormes para grandes segmentos de la población” que viven al día y no tienen recursos para afrontar el confinamiento necesario, para contener la propagación de la epidemia”. Muchos de estos hogares dependen de las remesas “que están colapsando” ante la parálisis de la actividad económica en los países de acogida, donde los trabajadores migrantes se encuentran entre los más afectados.

La respuesta de política debe abordar la dimensión social de la crisis y el “consejo estándar”, que da el BM, “es proteger a los trabajadores en lugar de los trabajos” porque “el capital humano específico de la actividad podría perderse, y aumentar la producción más adelante podría ser más difícil”, lo que afecta el crecimiento de la economía.

Para el BM las empresas deben recibir el apoyo del Gobierno “a cambio del compromiso de mantener a sus trabajadores” y las más pequeñas deben ser asistidas por bancos y estos “recibir incentivos” y garantías, para mantener “la disponibilidad de liquidez en un contexto de crecientes necesidades de capital de trabajo”.

En esta crisis las pérdidas deben centralizarse en los gobiernos, considera el BM, en el entendido que para algunos esto no es posible y habría, entonces, que “comunicar con claridad cómo se gestionarán las pérdidas” esto regularía las expectativas y “ayudaría a los agentes económicos a adaptarse al nuevo entorno”.

La gestión de la crisis requiere un pacto social que va más allá de “abordar las necesidades inmediatas y trazar el camino hacia una recuperación fuerte y sostenible.

Las medidas de emergencia bien definidas son un paso en esta dirección, pero es necesaria una visión de largo plazo. Los países deben tratar de recuperar su agenda de desarrollo, con el empleo y la transformación económica como pilares fundamentales”, afirma el BM.

16 Abril 2020 04:07:00
El Papa, el populismo y los populistas
El Presidente en sus comparecencias mañaneras, en diversas ocasiones ha citado al papa Francisco, la última vez la semana pasada, cuando en pantalla presentó un párrafo donde este habla de ser solidarios con los pobres. Para el Presidente el Papa es un referente ético y religioso.

En medio de la pandemia, al inicio de marzo, apareció en las librerías italianas un nuevo libro sobre el Papa, Yo Creo, Nosotros Creemos, de la Editorial Rizzoli-Lev, que recoge las conversaciones entre el Papa y Marco Pozza (1979), que fueron transmitidas por televisión.

Pozza, de nacionalidad italiana, es sacerdote, periodista y presentador de la televisión, que ha publicado, entre otros, tres libros con sus entrevistas al Papa que han sido un best seller. Ahora también es capellán de la prisión de máxima seguridad de Due Palazzi en Padua.

Uno de los temas centrales de la nueva publicación es la posición del Papa sobre el populismo y los populistas. Afirma “que el populismo oprime a los pobres e instrumentaliza la fe y construye un culto en torno a su portavoz: el gran sacerdote”.

Y sobre los populistas dice “que alimentan el culto acerca de ellos mismos” y agrega que “son hombres y mujeres que se piensan solo a sí mismos y no a los demás, que dejan abandonados a la miseria y a la muerte”, para solo velar por sus intereses.

El papa Francisco advierte del peligro del populismo y los populistas que siempre terminan por oprimir y hacer daño a los más desfavorecidos que dicen ayudar.

La historia, sostiene el Papa, conoce a muchos de ellos y pone como ejemplos a Hitler y Napoleón. Del primero dice “fue un gran sacerdote y se creía un elegido” y del segundo que “es la historia del hombre seguro de sí mismo que se coronó solitario y que experimentó un placer perverso a la hora de encarcelar al Papa”.

La descripción del Papa parece ser un retrato hablado del populismo que impulsa el presidente López Obrador, que de manera sistemática y perversa instrumentaliza la fe, como lo hacen otros mandatarios.

Y también construye y promueve, a través de todos los medios, un culto irracional y desbordado en torno a su figura, para convertirse en el gran sacerdote de los suyos. Para ellos, lo que dice y hace pasa a ser palabra de Dios.

El Presidente, como otros populistas, con sus políticas supuestamente a favor de los pobres puede terminar en un proyecto, eso ya ha pasado en México y otros países, que al final va en contra de los más pobres y desfavorecidos.

La figura y las ideas del Papa han sido utilizadas por el Presidente para abonar a su proyecto político y quedar bien con los suyos. Es imposible que en una de las mañaneras aparezca en pantalla lo que el Papa piensa del populismo y los populistas.

¿El papa Francisco dejará de ser un referente ético y religioso para el Presidente? ¿En adelante seguirá utilizando citas de lo dicho por el Papa en sus comparecencias mañaneras y también en sus discursos? ¿En adelante el Papa será excomulgado por el gran sacerdote? Ya lo veremos.


27 Marzo 2020 04:07:00
El Presidente, la sociedad y el Covid-19
El Gobierno carece de credibilidad en la información que proporciona sobre el Covid-19. El 53.5% piensa que existen más enfermos de los que reconoce el Gobierno y solo 26.4% dice que el número es correcto (Consulta Mitoksky, 25.03.20)

De acuerdo con una encuesta de Reforma (24.03.20), 42% sí le cree al Presidente cuando habla del Covid-19, pero 41% no le cree. Sobre el tema la población está dividida en partes iguales. El Presidente debería, para el caso, tener niveles de credibilidad superiores a 80 por ciento.

La mayoría, 46%, piensa que el Gobierno no habla con la verdad en el caso del Covid-19, contra 39% que considera sí lo hace. El 46% asegura que el Gobierno ha actuado a tiempo, contra 44% que dice no lo ha hecho.

Para 51% de la población el Gobierno no está tomando las medidas necesarias para hacer frente a la crisis, frente al 41% que dice sí lo está haciendo.

El 81% de la población piensa que el Presidente debe de suspender todos sus eventos públicos y solo 11% que los debe continuar. El Mandatario actúa en contra de lo que estima la gran mayoría de la población.

Y por lo mismo, si el Presidente se infectara, 55.1% de la ciudadanía dice que sería por no atender a las recomendaciones para enfrentar la pandemia y 20.9% por mala suerte como le puede pasar a cualquiera, de acuerdo con Consulta Mitofsky.

El 56% de la ciudadanía considera que el sistema de salud no está preparado para enfrentar la crisis, contra 39% que dice sí lo está, según Reforma.

A un alto porcentaje de la población, 79%, le preocupa que él o su familia puedan contagiarse con el Covid-19, contra 20% que no le preocupa. El 62% no ve posibilidades de contagio y el 29% sí.

El 62% de la población ha modificado su vida cotidiana a raíz de la pandemia. El 71% ha dejado de saludar de beso, 66% ya no saluda de mano, 58% ya no va a restaurantes y bares y 48% ha cancelado su asistencia a eventos.

Para el 46% de la población el mayor impacto de la pandemia a nivel mundial será una crisis económica, para 22% el número de miles de muertos y para 26% ambos casos.

El 91% de la ciudadanía considera que la crisis del Covid-19 va a afectar su economía familiar en la encuesta de Reforma y 52.1% que la afectación será mucha, según Consulta Mitofsky.

La mayoría de la población, 56%, no sigue las conferencias de prensa del Gobierno sobre el tema y 44% sí lo hace. A principios del mes no lo hacía 73 por ciento. Han aumentado las personas que sí les ponen atención.

Estas dos encuestas registran la visión de la ciudadanía al final del mes de marzo. Es altamente probable que en los próximos días se modifique lo que la sociedad piensa. El Gobierno debería estar muy atento a lo que considera la ciudadanía y hacer caso a lo que esta plantea.
18 Marzo 2020 04:06:00
Rechazo a la estrategia de seguridad
Hoy el 65.6 % de las personas desaprueban la manera como el Gobierno combate a la delincuencia, según encuesta de El Universal (07.03.20) que coincide con el resultado de otras publicadas recientemente.

Los datos dan cuenta de que a medida que pasa el tiempo el rechazo ciudadano se acrecienta. Al inicio del Gobierno el 47% no aprobaba la política de seguridad. En poco más de un año el desacuerdo ha crecido en 18.6 puntos.

Al dato anterior se añade que en todos los niveles de la población crece la percepción de inseguridad según datos de la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana (ENSU) que realiza el Inegi.

El 57% de la población tiene la percepción de que año con año han aumentado los niveles de violencia en el país. En junio de 2019, con 48.7%, es cuando la percepción estuvo más baja, pero a partir de entonces todos los meses ha crecido.

Quien más se siente inseguro es la población, hombres y mujeres, entre los 30 y 39 años donde el 64.9% percibe que ha crecido la inseguridad y aumentado la violencia.

La inseguridad, la violencia y la delincuencia es un tema que está presente en la conversación de todos los días. El 53.8% de los encuestados asegura que habla sobre esos tópicos diariamente.

El 16.4% de dos a tres veces por semana, el 9.0% una vez a la semana y el 4.9% dos o tres veces al mes. Solo el 14.5% dice que lo hace de manera ocasional a lo largo del año.

En la percepción ciudadana los delitos que más han crecido en los 15 meses que lleva el Gobierno son: homicidios (24.5%), feminicidios (18.4%), asaltos en la vía pública (18.1%) y secuestros (15.7%).

Le siguen, con porcentajes de entre 3.6 % y 0.7%, asaltos a casa habitación, narcotráfico, drogadicción, asaltos en el transporte público, corrupción, agresiones sexuales, robo de autos y autopartes, extorsión telefónica y robo a comercios.

El tiempo que la ciudadanía da al presidente López Obrador, para que ofrezca resultados en materia de seguridad se acorta. En febrero de 2020, el 33.8% le da un año.

En noviembre de 2019 el 26.4% decía que era necesario ser pacientes, pero tres meses después, solo el 18.4% piensa lo mismo. Es una diferencia de ocho puntos en 90 días.

El Presidente en diversas ocasiones ha reconocido que en materia de seguridad su Gobierno se ha quedado corto, pero siempre sostiene, pese a los resultados, que se seguirá implementando la misma estrategia.

A partir de esa estrategia, que todavía no queda muy claro cuál es, el 2019 resultó ser el año más violento de los últimos 70 años. Todo indica que 2020 será peor que el año anterior.

En ese horizonte lo que se puede esperar es que crezca el rechazo de la ciudadanía a la política de seguridad del Presidente. Para eso habrá que ver cómo se comportan las encuestas en los próximos meses.




15 Marzo 2020 03:59:00
Valoración de las instituciones
La familia es la institución en la que más confían los mexicanos: El 82% confía mucho en ella, el 9.2% algo, el 4.6% poco y el 3.0% nada, según encuesta realizada por El Universal (06.03.20).

En este nivel de confianza no está ninguna otra institución. Es un dato que no puede ignorarse. Cincuenta puntos más abajo se encuentran las que le siguen, que son la Iglesia y el Ejército.

El 35.6% confía mucho en la Iglesia, el 20.1% algo, el 21.4% poco y el 21.9% nada. Este nivel de confianza se mantiene a pesar de los casos de pederastia de sacerdotes diocesanos y en particular de los Legionarios de Cristo.

En el Ejército confía mucho el 28.8%, algo el 29.1%, poco el 23.5% y nada el 16.8%. Esto pese a los altos niveles de violencia que se vive en país y en los casos de violación de derechos humanos en los que ha participado la institución.

El Gobierno es la cuarta institución más confiable. El 21.0% confía mucho, el 25.6% algo, el 27.4% poco y el 25.5% nada. Habrá que ver si con el desarrollo de los próximos meses se mantiene esta valoración o tiende a caer.

De cara al proceso electoral de 2021, el índice de confianza del Instituto Nacional Electoral (INE) es alto. Es la quinta institución más confiable. El 13.5% confía mucho, el 24.2% algo, el 33.1% poco y el 27.9% nada.

Le sigue, es la sexta, la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) y esto a pesar de la ilegalidad del nombramiento de su nueva titular. El 12.5% confía mucho, el 25.1% algo, el 32.9% poco y el 24.6% nada.

Sorprende que ante el ataque sistemático del Presidente contra la sociedad civil, esta mantenga altos niveles de confianza. Ocupa el lugar siete. El 10.3% confía mucho, el 26.0% algo, el 34.8% poco y el 22.2% nada.

Con niveles de entre el 7.6% y el 6.5% de mucha confianza están los gobiernos locales, los medios de comunicación, los congresos locales y los gobiernos municipales. Ocupan del lugar ocho al 11.

Las instituciones de los jueces y los policías están en los últimos lugares de confianza. Las dos tienen relación directa con la debilidad del estado de derecho, la impunidad y la casi nula impartición de lajusticia.

Solo el 4.9% otorga mucha confianza a los policías, el 17.0% algo, el 33.9% poco y el 43.3% nada. Debajo de los policías están los jueces. Solo el 3.8% les otorga mucha confianza, el 1.7% algo, el 28.8% poco y el 48.0% nada.

La institución más mal valorada de las 14 que contempla la encuesta son los partidos políticos. Solo el 2.9% les tiene mucha confianza, el 11.9% algo, el 28.4% poco y el 56.1% nada. En 2021, con partidos en esos niveles de confianza, el país va a enfrentar la elección más grande de su historia.

08 Marzo 2020 04:00:00
Secuestro y extorsión de mujeres
En enero de 2020 fueron secuestradas 37 mujeres, que es 32.1% más alto que en diciembre pasado cuando fueron 28, según el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP).

La cantidad es mayor a la de todos los meses de 2019, cuando el promedio mensual fue del 34 por ciento. En los últimos cuatro años el secuestro de mujeres ha crecido en 27% al pasar de 342 víctimas en 2015 a 413 en 2019. En 2016 fueron 384, en 2017, 369 y en 2018, 404.

En enero son 13 los estados que tuvieron por lo menos un caso. El mayor número de secuestros corresponde al Estado de México (10), Morelos (5) y Veracruz (4).

La Ciudad de México, Tabasco y Zacatecas tuvieron cada uno tres casos. Con dos están Aguascalientes y Michoacán. Y con un caso Guanajuato, Oaxaca, San Luis Potosí y Quintana Roo.

En 2019 los estados con el mayor número de secuestros de mujeres fueron: Veracruz (89), Estado de México (57), Ciudad de México (55), Morelos (24), Puebla (18), Guanajuato (16), Quintana Roo (16) y Zacatecas (15), según la organización Alto al Secuestro.

La Ciudad de México y Veracruz son los principales focos rojos al pasar, en el primer caso de 21 en 2018 a 55 en 2019, y en el segundo de 58 a 89 respectivamente. Le sigue el Estado de México donde las víctimas pasaron de un año al otro de 46 a 57.

El 90% de las mujeres secuestradas sufrió violación sexual y menos del 7% denunció el hecho. En otros artículos se ha explicado por qué las mujeres no denuncian las agresiones de las que son víctimas.

De 2015 a 2019, el número de las extorsiones de mujeres creció en 73.1% al pasar de mil 739 en 2015 a 3 mil 102, en 2019.

En enero de 2019 los estados con el mayor número de extorsiones fueron el Estado de México (79), Veracruz (31), Jalisco (24), Nuevo León (19) y Ciudad de México (15). Les siguen Guerrero (10), Quintana Roo (10), Querétaro (8), Baja California (7) y Tamaulipas (7).

Los estados donde no hubo ningún caso de extorsión a mujeres fueron: Yucatán, Tlaxcala, Nayarit, Michoacán, Guanajuato, Coahuila, Chihuahua, Chiapas y Campeche.

Alto al Secuestro sostiene que a pesar del aumento evidente de la violencia contra las mujeres, las autoridades no han hecho nada por implementar una estrategia nacional integral para prevenirla y erradicarla. En los hechos, más allá de los discursos, no hay voluntad política para hacerlo.

De cara a la nueva conciencia de las mujeres sobre el feminicidio y la expresión de nuevos niveles de organización para dar a conocer esa dramática realidad, los tres niveles de Gobierno están obligados a manifestar una más clara voluntad política, para hacer frente al problema y dar a conocer, más allá de los discursos, políticas públicas para hacerle frente.
02 Marzo 2020 04:06:00
Feminicidios
La geofísica María Salguero Bolaños, con sus propios recursos y esfuerzos, ha logrado levantar el mejor instrumento para registrar los feminicidios en México, que es el Mapa Nacional de Feminicidios.

Lo lleva desde 2016 cuando contabilizó 2 mil 400 casos y en 2017 obtuvo la misma cantidad, en 2018 fueron 2 mil 500 y en 2019 subieron hasta los 3 mil 825 casos.

En 2016 se asesinaban entre 5 y 6 mujeres al día y en 2019 ya son entre 10 y 11. En 2016, la mayoría de ellas tenía entre 30 y 36 años. En 2019 las víctimas tenían entre 18 y 25 años. Las cifras de Salguero contrastan con las del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), que para 2016 registra 602 casos; en 2017, 741; en 2018, 891 y en 2019, 976.

El Mapa Nacional de Feminicidios señala a Colima, Chihuahua, Baja California, Jalisco, Guanajuato y al Estado de México como las entidades que registran el mayor número de casos. Para Salguero, la impunidad absoluta de este tipo de crímenes es lo que explica su aumento y a eso se añade que en la disputa entre las bandas del crimen organizado “las mujeres son vistas como objeto de posesión del rival y para dañarlo asesinas a sus mujeres”.

Un estudio del Programa Ciudades y Espacios Públicos Seguros, que realiza ONU-Mujeres en cinco ciudades del país: Ciudad de México, Guadalajara, Monterrey, Torreón y Puebla, señala que 70% de las mujeres se sienten inseguras en sus localidades.

El 34.3% ha sufrido algún incidente sexual a lo largo de su vida. El 30% en el transporte o el espacio público. El 73.6% se siente insegura en el trasporte público, el 71% en la calle y el 60.8% en los parques y centros recreativos.

La gran mayoría de las mujeres víctimas de violencia (93.4%) no denuncia: en razón de que 49.5% considera que es algo sin importancia; 15.2% no sabe a dónde ir para interponer la denuncia; 8.9% por vergüenza; 7.3% por miedo a las consecuencias y amenazas y el 4.7% por miedo a que no se les crea o se diga que ellas son las responsables.

El estudio de ONU-Mujer señala que los espacios donde se dan los mayores casos de violencia sexual son el barrio, la calle, el transporte, el entorno laboral, el entorno escolar, los baños públicos y los mercados. Ocurren también en el ámbito familiar.

En la sociedad mexicana la violencia contra las mujeres está “normalizada”, dice el estudio, y no hay conciencia de parte de la ciudadanía y de las autoridades, en todos sus niveles, de la gravedad del problema.

Las mujeres en ese entorno, que es semejante en todo el país, ven limitada su libertad, que se traduce entre otras cosas, en no poder movilizarse a donde quieran y a las horas que elijan y tampoco poder expresarse como gusten en el vestir y en lo que dicen.

16 Febrero 2020 03:59:00
La educación en Finlandia
El sistema educativo de Finlandia se ha vuelto un referente a nivel mundial. Los resultados de las y los alumnos en la prueba PISA son notables y mejoran año con año.

Desde los años setenta las autoridades finlandesas se propusieron que todos los estudiantes obtuvieran los estándares más altos que en otros países solo se contemplaba, para los considerados de élite.

Elemento central del éxito ha sido el permanente cambio e innovación. Cada 10 años se modifica el programa de estudios de primaria (7 a 16 años) y secundaria (16 a 18 años).

Frente a los contenidos tradicionales, se priorizan las habilidades para aprender a comunicarse, el pensamiento crítico, el trabajo en equipo y resolver problemas relacionados con hechos de la realidad.

El modelo exige la coordinación entre los profesores, parte de un todo, que se asumen como profesionales que están en constante cambio y aprendizaje.

Desde 2016, las y los niños en el primer año eligen los temas que quieren desarrollar en sus proyectos que coincide con lo que más les interesa. Los estudiantes comparten los resultados de su proyecto con sus compañeros y otras clases.

Las y los niños también acuerdan proyectos compartidos que trabajan de manera conjunta. Los maestros nunca suplen el trabajo de sus alumnos, pero sí los guían y acompañan.

En el modelo hay una combinación permanente entre los medios tradicionales y los nuevos a los que se accede por diversas tecnologías. Los proyectos se inician consultando libros y no el internet.

El pilar básico del “aprendizaje por fenómenos” son los maestros. Estos gozan de un gran prestigio social, ganado a pulso por sus resultados, y la confianza de los padres de los estudiantes.

La autonomía didáctica de los profesores es plena, pero esto no impide que sean supervisados en su desempeño y también evaluados en el resultado de los mismos.

Los profesores reciben muchas horas de formación y tienen el apoyo de tutores tecnológicos y el respaldo de la Universidad, que evalúa el conjunto del proceso y sus distintos componentes.

En Finlandia por cada plaza de estudiante de Educación se presentan nueve candidatos. Se evalúa el expediente, hay una exigente prueba de acceso, pero sobre todo una entrevista y una práctica.

Se asume que ser profesor requiere, de antemano, una aptitud excepcional, para la docencia. No cualquiera lo puede ser.

La educación de Finlandia, pero también de otros países de alto puntaje en la prueba Pisa, muestran que la buena enseñanza exige maestros de alta calidad.

Así, no cualquiera que se inscriba en la normal tiene las características, para ser un buen profesor. Hay que ser rigurosos en el sistema de ingreso.

En México con el actual Gobierno se han dado pasos atrás en el proceso de cambios al sistema educativo que implicaba, entre otras cosas, contar cada vez con mejores maestros. Eso quedó atrás. (Con información de Elisa Silió, El País, 24.11.19)

09 Febrero 2020 04:07:00
El mercado del arte
Del total de la población mundial el mercado del arte se concentra en 70 millones de personas que son las que compran piezas; al terminar la Segunda Guerra Mundial no había más de 500 mil.

Todavía no se conocen los números consolidados de las ventas totales del mercado del arte a nivel mundial en 2019, pero se tienen los de 2018, que fueron 67 mil 400 millones de dólares.

En 2005, las ventas alcanzaron los 35 mil 903 millones de dólares, pero para 2007, solo dos años después, casi sumaron el doble cuando llegaron a los 65 mil 875 millones de dólares.

Las ventas cayeron en 2008, rondaron en los 60 mil millones de dólares, y se derrumbaron en 2009 a 39 mil 511 millones, producto de la crisis económica mundial que pegó con fuerza en Estados Unidos, el mayor comprador.

En 2010 empezó la recuperación y, para 2011, las ventas sumaron 64 mil 550 millones de dólares. Vuelve a caer en 2012, para llegar a los 56 mil 698 millones de dólares.

El mercado se recupera y en 2013 alcanza poco más de 60 mil millones de dólares y, en 2014, el más alto de la historia, llega a los 68 mil 237 millones de dólares.

En 2015, 2016 y 2017, las ventas estuvieron por arriba de los 60 mil millones de dólares, pero sin superar el récord que se obtuvo en 2014.

La mayoría de la venta de piezas de arte ocurren en las subastas y en las ferias. En 2018, a través de las casas de subastas se vendieron 29 mil millones de dólares. Poco menos de la mitad de las ventas totales.

En cinco de estas se concentra la mitad de las ventas. Las más grandes son Christie’s y Sotheby’s. En la década pasada la primera fue la líder y en 2018 vendió 7 mil millones de dólares, 7% más que en 2017, y la segunda 5 mil 200 millones de dólares.

El 84% de las ventas a nivel mundial se concentra en Estados Unidos, Reino Unido y China. Le siguen, en orden de importancia, Francia, Alemania, Australia e Italia.

La gran novedad en el mercado del arte son las ventas on line que en 2017 superaron los 5 mil millones de dólares, que ya representan 7% del total de las ventas.

De los 500 artistas más subastados en 2016, 39 % fueron de China, 20 % de Estados Unidos, 7% del Reino Unido, 6% de Alemania, 3% de Italia, 2% de Francia y Japón. El 21% de otros países.

En 2019, el mercado del arte ha vivido un periodo incierto producto, entre otras cosas, del conflicto comercial entre Estados Unidos y China, la indefinición del Brexit, las protestas en Hong Kong y en Estados Unidos la eliminación de una exención fiscal que beneficiaba a los coleccionistas. (con información de Sandro Pozzi, El país, 16.11.19 y M. Ángel García Vega, El País, Domingo, 11.12.16)
19 Enero 2020 04:07:00
Católicos en México
En este 2020 se hace el censo nacional que se realiza cada 10 años y sabremos entonces, de manera oficial, cuántos católicos hay en el país, qué porcentaje de la población son y cuál es la disminución de la cantidad de sus fieles.

Al iniciar el siglo 20, en 1900, 99.1% de la población era católica y para 1910, al inicio de la Revolución Mexicana, el porcentaje permanecía igual.

En 1930 cayó a 97.7%, pero en 1950 eran el 98.2%, un crecimiento de décimas. En 1970 es el 96.2% y a partir de esa década empieza a caer el porcentaje de los católicos como porcentaje del total de la población ya de manera constante.

Los católicos en 1990 eran el 89.7% de la población, en 2000 el 87.9% y para 2010 el 82.7 por ciento. En 110 años una reducción del 16 por ciento. A pesar de esta disminución, los fieles creen en números absolutos y el país sigue siendo la segunda catolicidad del mundo solo después de Brasil, que es la primera.

Estas cifras se pueden leer de dos maneras. La primera lectura diría que todavía sigue siendo muy alto el número de los mexicanos que se dicen católicos. En América Latina solo Paraguay y Ecuador tienen un porcentaje mayor.

De otro lado se puede afirmar que de 1990 a 2010, en 20 años, la pérdida de los fieles fue de 6.7% y que la caída no se detiene. Se hace evidente que el catolicismo está dejando de ser atractivo, para un número cada vez mayor de mexicanos.

La reducción de los católicos es muy desigual en las distintas regiones del país. En el sureste es donde se da de manera más acelerada. En Chiapas se dicen católicos el 58.3%, en Campeche el 63.1%, en Quintana Roo el 63.3% y en Tabasco el 64.5 por ciento.

Le siguen Baja California con 72%, Tamaulipas 72.9%, Chihuahua 76.3%, Morelos 78%, Veracruz 78.7% y Yucatán 79.5 por ciento.

Viene luego Coahuila donde dicen ser católicos el 80.4%, Oaxaca 80.6%, Baja California Sur 81.2%, Sonora 82.2%, Nuevo León 82.3%, Ciudad de México 82.4%, Sinaloa 83.8%, Estado de México 85.3% y Durango con 85.9 por ciento.

A continuación están Guerrero con 86.4%, Hidalgo 86.8%, Colima 87.9%, Nayarit 88.2%, Puebla 88.3% y San Luis Potosí con 88.9 por ciento.

Los que tienen los porcentajes más altos de católicos son los estados de Tlaxcala con 90.8%, Michoacán 91.5%, Querétaro 92.9%, Jalisco 91.9%, Aguascalientes 92.9%, Zacatecas 93.5% y Guanajuato con 93.8 por ciento.

Del censo del 2020 no se esperan cambios relevantes, pero sí que siga la caída. En los últimos 10 años en todos los estados la reducción del número de los católicos ha variado en las más de las veces entre el 2 % y el 3 por ciento.
08 Enero 2020 04:05:00
Cuarta Aniquilación
El 21 y 22 de diciembre pasado tuvo lugar el Foro de Defensa del Territorio y la Madre Tierra, que organizaron las bases de apoyo del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) en San Cristóbal de las Casas, Chiapas.

Al evento asistieron representantes de 32 pueblos originarios de 24 estados de México e invitados de Guatemala, Ecuador, El Salvador y Estados Unidos.

Los pueblos originarios, en especial los organizados en torno al EZLN, han sido las fuerzas políticas y sociales más abiertamente opositoras al Gobierno que encabeza el presidente López Obrador.

En la reunión, los asistentes se comprometieron a seguir resistiendo a lo que llaman la “Cuarta Aniquilación”, que es como califican a la Administración que ahora encabeza el Presidente.

La “Cuarta Aniquilación”, se dijo en el encuentro, “va a destruir a todos (…), pero a nosotros nos da coraje y rabia ver cómo siguen engañando a nuestros hermanos, la situación que viene con el nuevo Gobierno que es de despojo”.

Y ante lo que representa el nuevo Gobierno “lo que queda es resistir y enfrentar la guerra de la Cuarta Aniquilación” y para eso es necesario organizarse y luchar.

La lucha no es solo de los zapatistas sino de todos aquellos que reconozcan la existencia del “mal Gobierno”. La lucha, dicen los organizadores, requiere la unidad con otras fuerzas porque esa “es la única forma para defender lo que tenemos”.

Los zapatistas plantean que para resistir el embate del actual Gobierno lo que se requiere es reforzar la autonomía en la que trabajan desde hace 26 años. Eso implica la creación de formas de autogobierno, y para eso no se necesita pedir permiso al “mal Gobierno”.

En el nuevo sistema autonómico zapatista, las mujeres tienen un papel relevante, ya no solo secundario, que se expresa en que ahora tienen un rol activo en la toma de decisiones de sus comunidades y pueden ocupar cargos en las juntas de Buen Gobierno.

Ahora el gran reto es preparar a la nueva generación de zapatistas, para que se hagan cargo de todas las actividades y las funciones de gobierno dentro de las comunidades.

Son conscientes de la necesidad de preparar “a nuestros jóvenes para que no se dejen engañar por eso de Jóvenes Construyendo el Futuro o esperando cualquier otro programa” social del actual Gobierno.

En el encuentro se señaló, en repetidas ocasiones, que la estrategia es “hacer la resistencia contra la guerra política e ideológica” del actual Gobierno.

Y que es necesario resistir “internamente en nuestras familias” y también en las comunidades. Es un trabajo de lo local a lo regional y luego a lo nacional.

Al término de la reunión se dijo: “El problema no es si aceleramos o no la lucha, hay que ponernos a pensar en ¿qué sigue? o ¿estamos preparados para lo que sigue? Necesitamos reforzar nuestra resistencia y nuestra rebeldía”.

El EZLN y sus bases de apoyo concentran su fuerza y alternativa de construcción social en cuatro municipios de Chiapas, pero su prestigio moral se hace presente en la gran mayoría de las organizaciones de pueblos originarios de México y también en otros lugares del mundo.

02 Enero 2020 04:06:00
Los Legionarios y sus verdades a medias
Los Legionarios de Cristo siguen sin entender o de manera intencional evaden las nuevas normas establecidas por la Iglesia, para tratar los casos de los sacerdotes que abusaron sexualmente de menores y de quienes los protegieron.

El pasado 21 de diciembre, después de 78 años de denuncias por abusos sexuales, esta Congregación dio a conocer los casos de los sacerdotes pederastas, pero no hacen mención alguna a los superiores que los encubrieron y trataron a toda costa de esconder los hechos.

Después de conocer el “Informe 1941-2019 sobre el fenómeno del abuso sexual de menores en la Congregación de los Legionarios de Cristo desde su fundación hasta la actualidad”, la Conferencia Episcopal Mexicana (CEM) reclama a los legionarios que no se haga mención de quienes sabiendo de los hechos no los denunciaron y protegieron a los abusadores.

La “Comisión de casos de abuso de menores del pasado y atención a las personas implicadas” encargada de hacer la investigación concluye que de 1941 al día de hoy 33 sacerdotes y 54 seminaristas de la institución, en total 87,  abusaron de 175 menores.

Marcial Maciel, el fundador de los Legionarios, fue un “criminal”, como lo llamó el papa Benedicto XVI, y también un enfermo mental. A más de un estafador y un encantador de serpiente que engañó y se aprovechó de miles de personas. De los 75 menores abusados, Maciel es responsable directo en 60 casos.

El informe de 25 páginas, siete de ellas con gráficas, señala que los otros 90 menores fueron abusados por 54 seminaristas, de los cuales 46 no llegaron a ordenarse sacerdotes. De los 33 sacerdotes que abusaron de menores, 14 fueron víctimas de abuso sexual al interior de la Congregación.

De los 33 sacerdotes pederastas, seis fallecieron, ocho dejaron el sacerdocio, uno dejó la Congregación, y los otros 18 siguen siendo parte de la misma. El informe asegura que no tienen funciones públicas y ninguno está en actividades relacionadas con colegios o jóvenes. No dice si están en tratamiento o enfrentan juicios civiles.

Los Legionarios de Cristo fueron fundados por un enfermo y la propia institución ha vivido en la enfermedad y la ha reproducido de diversas maneras. Sacerdotes y seminaristas “imitaron” a su fundador y abusaron de compañeros y de menores.

Y también, de manera enferma, encubrieron a Maciel de sus múltiples crímenes y a otros integrantes de la Congregación que abusaron de sus compañeros y de menores y al no denunciarlos siguieron actuando de manera enferma. ¿Qué se puede esperar de una Congregación que nace de este nivel de enfermedad?

La Iglesia y la sociedad esperan de los Legionarios otro documento donde señale a los encubridores. Ahora hay sacerdotes en los más altos cargos de gobierno de la Congregación que son responsables, de una y otra manera, de haber protegido a Maciel y a los abusadores. ¿Cuándo harán pública esa lista? La CEM y Roma la deben de exigir.
30 Diciembre 2019 04:05:00
Fin del secreto papal
El pasado 17 de diciembre, día en el que el papa Francisco cumplió 83 años, decidió poner fin al secreto papal que en 1974 estableció el papa Pablo VI, para casos e investigaciones de especial gravedad.

Ese decreto fue utilizado por los papas, y en particular por los obispos, para mantener en secreto los casos de abuso sexual perpetrados por sacerdotes y jerarcas de la Iglesia.

En los casos de pederastia este recurso ya no podrá ser utilizado como pretexto, para encubrir a los criminales. La nueva disposición ha entrado en vigor de manera inmediata.

El arzobispo Charles Scicluna (Canadá, 60), secretario adjunto de la Congregación de la Doctrina de la Fe, afirma que esta medida “elimina cualquier obstáculo en la vía de la comunicación entre la autoridad eclesial y las víctimas, y entre las autoridades eclesiales y la del Estado”.

Y agrega que “la autoridad del país que pida a una diócesis información sobre un caso de abuso a menores no volverá a recibir la respuesta: lo lamento, esta información está protegida por el secreto pontificio”.

Los especialistas coinciden en que la abolición del secreto papal en esta materia va a agilizar la tramitación de las denuncias y que los casos pasen a la brevedad a las autoridades civiles.

Se elimina de una vez y para siempre la posibilidad de esconder, a nombre del secreto papal, las investigaciones y la identidad de los sacerdotes que abusan de menores.

Ahora todas las diócesis, sin excusas, deberán entregar a las autoridades civiles toda la documentación que estas requieran sobre las denuncias y los procesos en curso.

La decisión tomada por el Papa es un avance en el conjunto de medidas aprobadas el pasado febrero en la cumbre celebrada en Roma, para enfrentar la pederastia en la Iglesia.

De acuerdo a la nueva norma las víctimas tendrán acceso a la información de las causas en las que están implicadas.

Los canonistas consideran que la decisión papal es un gran avance en la transparencia de los procesos que ha sido una de las exigencias de las víctimas.

La nueva disposición establece que “no puede imponerse ningún vínculo de silencio con respecto a los hechos encausados ni al denunciante, ni a la persona que afirma haber sido perjudicada, ni a los testigos”.

Ante la claridad de la nueva norma lo que ahora queda es que las conferencias episcopales del mundo y los obispos que las integran actúen en consecuencia. Implica un cambio radical a lo que venían haciendo.

Las víctimas han valorado de manera positiva la disposición del Papa. Era una de sus demandas. Uno de sus portavoces, el chileno Juan Carlos Cruz, dice que “a muchos obispos se les acabó el carnaval de la oscuridad y ahora tienen que colaborar con la justicia y dejar de escudarse tras esta pared de secretismo”.


25 Diciembre 2019 04:07:00
La cultura y el PIB
Amigas y amigos artistas comentan su decepción de la política cultural del actual Gobierno y aseguran que es todavía peor a las anteriores que tampoco era buena. Los políticos de las distintas ideologías no terminan de entender la importancia que tiene la cultura.

En los últimos 10 años la cultura ha aportado al PIB nacional entre el 4% y el 3.2 % con un crecimiento promedio anual del 4.4 % cuando el conjunto de la economía aumentó en 2.7%, según el Inegi.

Los años del crecimiento más alto son 2009 con el 4% y 2010 con 3.8% y los más bajos 2017 y 2018 con 3.2% en cada uno de esos años. El aporte del 3.2% del PIB en 2017 representa una generación de 661 mil 595 millones de pesos y en 2018 de 702 mil 132 millones de pesos.

De acuerdo con Eduardo Cruz Vázquez, autor de Sector cultural. Claves de acceso (UANL, 2016) la cultura es un importante creador de empleo. En 2017 generó un millón 384 y en 2018 un millón 395 mil, que son el 3.2% de los puestos de trabajo en el país.

Dentro del sector la producción de artesanías es la que genera el mayor número de empleos con el 35.7%, seguida de la producción cultural de los hogares con el 18.4% y los servicios de diseño y servicios creativos con el 11.1 por ciento.

Le sigue la formación y difusión cultural en instituciones educativas con el 6.3%, libros, impresiones y prensa con el 5.3%, música y conciertos con el 3.5%, patrimonio material y natural el 2.5%, las artes visuales y plásticas el 1.7% y las artes escénicas y espectáculos el 1.6 por ciento.

El investigador dijo en una entrevista con Yanireth Israde (Reforma, 21.11.19) que la actividad cultural relacionada con el mercado genera 2.7% del PIB, los hogares el 0.6% y el gasto público contribuye solo con el 0.2 por ciento.

En el sector de la cultura el gasto público es marginal y revela la falta de interés de las distintas administraciones, que incluye a la presente, en impulsar una política pública de apoyo decidido a su favor.

Para el investigador es notable que “pese a las diferentes crisis y situaciones por las que ha pasado la economía nacional, el sector muestra que puede ser consistente para sostenerse en un nivel básico de aportación” como lo ha demostrado en los últimos 10 años.

En 2018, el aporte del PIB en cultura se distribuye de la siguiente manera: 36.8% medios audiovisuales, 18.8% artesanías, 18.6% producción cultural en los hogares. Estos tres rubros representan 74.2% de la producción cultural del país.

Le sigue el diseño y servicios creativos con el 8.2%, artes escénicas y espectáculos el 5.5%, formación y difusión cultural en instituciones educativas el 4.6% y libros, impresiones y prensa el 3.5 por ciento. Estos cuatro rubros aportan el 21.8 por ciento. Y el restante 4% lo generan el patrimonio material y natural (1.6%), artes visuales y plásticas (1.3%) y música y conciertos (1.1%).

En 2018 las artes visuales y plásticas y los medios audiovisuales son los que mostraron un mayor crecimiento con 9.7 % y 5.6 % en relación con el año anterior. Y la que tuvieron una disminución del 4% los libros y las impresiones y la prensa, según la Cuenta Satelital de Cultura del Inegi.

24 Diciembre 2019 04:06:00
Fin del secreto papal
El pasado martes 17 de diciembre, día en el que el papa Francisco cumplió 83 años, decidió poner fin al secreto papal que en 1974 estableció el papa Paulo VI, para casos e investigaciones de especial gravedad.

Ese decreto fue utilizado por los papas, y en particular por los obispos, para mantener en secreto los casos de abuso sexual perpetrados por sacerdotes y jerarcas de la Iglesia.

En los casos de pederastia este recurso ya no podrá ser utilizado como pretexto, para encubrir a los criminales. La nueva disposición ha entrado en vigor de manera inmediata.

El arzobispo Charles Scicluna (Canadá, 60), secretario adjunto de la Congregación de la Doctrina de la Fe, afirma que esta medida “elimina cualquier obstáculo en la vía de la comunicación entre la autoridad eclesial y las víctimas, y entre las autoridades eclesiales y la del Estado”.

Y agrega que “la autoridad del país que pida a una diócesis información sobre un caso de abuso a menores no volverá a recibir la respuesta: lo lamento, esta información está protegida por el secreto pontificio”.

Los especialistas coinciden en que la abolición del secreto papal en esta materia va a agilizar la tramitación de las denuncias y que los casos pasen a la brevedad a las autoridades civiles.

Se elimina de una vez y para siempre la posibilidad de esconder, en nombre del secreto papal, las investigaciones y la identidad de los sacerdotes que abusan de menores.

Ahora todas las diócesis, sin excusas, deberán entregar a las autoridades civiles toda la documentación que estas requieran sobre las denuncias y los procesos en curso.

La decisión tomada por el Papa es un avance en el conjunto de medidas aprobadas el pasado febrero en la cumbre celebrada en Roma, para enfrentar la pederastia en la Iglesia.
De acuerdo con la nueva norma, las víctimas tendrán acceso a la información de las causas en las que están implicadas.

Los canonistas consideran que la decisión papal es un gran avance en la transparencia de los procesos que ha sido una de las exigencias de las víctimas.

La nueva disposición establece que “no puede imponerse ningún vínculo de silencio con respecto a los hechos encausados ni al denunciante, ni a la persona que afirma haber sido perjudicada, ni a los testigos”.

Ante la claridad de la nueva norma, lo que ahora queda es que las conferencias episcopales del mundo y los obispos que las integran actúen en consecuencia. Implica un cambio radical a lo que venían haciendo.

Las víctimas han valorado de manera positiva la disposición del Papa. Era una de sus demandas. Uno de sus portavoces, el chileno Juan Carlos Cruz, dice que “a muchos obispos se les acabó el carnaval de la oscuridad y ahora tienen que colaborar con la justicia y dejar de escudarse tras esta pared de secretismo”.

21 Diciembre 2019 04:03:00
La prensa y el poder
La novela de Enrique Serna, El Vendedor de Silencio (Alfaguara, 2019), que se inspira en la vida del periodista Carlos Denegri (1910-1970) tiene muchas lecturas y una de ellas, pienso la más interesante, es cuando se describe la relación que se establece entre la prensa y el poder.

Julio Scherer, el fundador de la revista Proceso, después de haber sido expulsado por el presidente Luis Echeverría (1970-1976) del periódico Excélsior, alguna vez dijo que “Denegri fue el mejor periodista del siglo 20, pero también el más vil”.

Denegri durante más de 30 años, precisamente desde las páginas de Excélsior, fue el periodista más poderoso de México y en algún momento la Agencia AP lo nombró “uno de los 10 periodistas más influyentes del mundo”.

Serna, a partir de su investigación, construye un personaje complejo y verosímil en sus muy distintas facetas. En todas está el ser humano que aparece lleno de contradicciones.
Es un hombre culto, cosmopolita, políglota y que como pocos conoce el oficio de periodista, y al mismo tiempo es corrupto, estafador, chantajista y mentiroso.

Denegri hizo del periodismo un negocio, Serna dice que “era sin duda el Rey Midas del Cuarto Poder. No había otro periodista más rico y poderoso. Fue el rey de una opinión pública prostituida. Ganaba más dinero por su silencio”. En su época de mayor éxito cobraba grandes cantidades de dinero, por no publicar sus investigaciones sobre personajes de la política.

El éxito de Denegri como periodista comienza a partir de su cobertura de la Segunda Guerra Mundial. Desde Europa escribe crónicas en primera persona en las que se presenta como un corresponsal de guerra que sortea todos los peligros, para realizar su trabajo e informar a sus lectores. Esos reportajes tuvieron gran impacto entre periodistas y lectores.

Es la época en la que surgen periodistas como Scherer García, Carlos Septién García, Roberto Blanco Moheno, Ernesto Julio Teissier, Alfredo Kawage Ramia y Jacobo Zabludovsky. Unos resisten la compra del poder, pero otros no solo sucumben, sino que hacen de esta su forma de vida personal y profesional. Escriben por encargo del poder y cobraban sus trabajos.

Serna describe el régimen político, creado y gestionado por el PRI, y da cuenta del abuso del poder; de la manera en cómo los recursos públicos se hacen privados; de los políticos que quieren llegar a la cima de los cargos públicos no para servir sino para enriquecerse. La impunidad es la condición de que todos eso sea posible.

Denegri es la figura paradigmática de la relación entre la prensa y el poder. Fue un maestro del chantaje y del uso de sus relaciones e influencias con el sector político y también con los empresarios. A partir del sexenio de Miguel Alemán, hizo periodismo de sociales, para aprovecharse de que los nuevos ricos querían salir en los periódicos, para ostentar su riqueza.

En 1968, el ascenso de Scherer García a la dirección de Excélsior marca el declive de Denegri y de su manera de trabajar. Al cambio de la manera de hacer periodismo y de las transformaciones que ocurren en el país se une el proceso de degradación total del personaje preso del alcohol y ya con claros rasgos de locura.
02 Noviembre 2019 04:07:00
El presidente y los pueblos originarios
María de Jesús Palacio (1955), más conocida como Marichuy, que en las elecciones de 2018 intentó ser candidata independiente a la presidencia, en gira por España, concedió una entrevista a El País (13.10.19)

En ella, la portavoz del Consejo Nacional Indígena (CNI), plantea la posición de los pueblos originarios con relación a la política indigenista del presidente López Obrador.

El actual Gobierno, dice, “se ha prestado para que las empresas sigan imponiendo sus proyectos. Lo disfrazan, claro. Dicen: no, ahora sí tomamos en cuenta lo que dicen los pueblos originarios. Hacemos consultas, pedimos sus opiniones”.

Pero, continúa, “es una maña, algo que usan para que los pueblos digan que sí. Dicen: los indígenas quieren más desarrollo, empleos, hospitales. No les explican que lo que están llevando a cabo es una destrucción del territorio: los árboles, las aguas”.

En su versión “si López Obrador siente que los pueblos deben seguir existiendo como son, que no siga destruyendo su territorio, imponiéndoles cosas que no quieren. Que nos deje vivir en paz, que respete lo que tenemos: nuestra tierra”.

Respecto al Gobierno de López Obrador plantea que “la gente lo votó porque confiaba en que las cosas cambiarían (…) Hay un descontento, un desencantamiento. No está cumpliendo lo prometido”.

Jorge Morla, que la entrevista, le pregunta de manera directa que le diría si tuviera delante al presidente y ella le responde: “Que deje de despojar a nuestros pueblos. Que ellos decidan qué es lo que quieren; ellos son los primeros que habitaron las tierras de México”.

Y también “le diría que las estructuras de poder de los gobiernos son ajenas a los pueblos, de los que sólo usan el folclore. Que no los tiene en cuenta a la hora de poner una mina, un gaseoducto, una hidroeléctrica, un Tren Maya. Le pediría que realmente les pregunte si quieren esas cosas o no”.

Afirma que del actual gobierno “tengo miedo que acabe con nuestras tierras, nuestros bosques. Que el gobierno ponga a sus fuerzas al servicio de las grandes empresas. Que quiten de en medio a quienes se opongan, como Samir”. (Samir Flores fue asesinado en febrero de 2019 por oponerse a la construcción de una hidroeléctrica proyecto del Gobierno).

Por acciones como esa, sigue Marichuy, “a la gente le da miedo organizarse (…) En los informativos el gobierno solo saca lo bonito de los pueblos originarios: puro folclore. El hecho de que digamos que las cosas están mal, eso no gusta”.

Señala que “si uno se atemoriza ellos ganan. Y luchamos contra este sistema capitalista patriarcal que está acabando contra hombres y mujeres. Lo hacemos por nuestros hijos, sobrinos, por los niñas y niños a los que vamos a dejar la tierra. Eso nos da fuerza. Al miedo es mejor mantenerlo a raya”.

Desde el inicio de la gestión del presidente López Obrador los pueblos originarios y sus principales organizaciones han sido críticos con su persona y con su gobierno. No se sienten representados por él y lo acusan de atentar contra los intereses y derechos de las comunidades indígenas con el pretexto de ayudarlas.

El Presidente ha tratado de evadir y minimizar esta crítica que no cede, sino que crece y seguramente habrá de elevarse en la medida que avancen los proyectos estrella de este gobierno como el aeropuerto de Santa Lucía y el Tren Maya que evaden la consulta a los pueblos originarios como lo exige la Organización Internacional del Trabajo (OIT).
22 Septiembre 2019 04:06:00
México alineado a la política migratoria de Trump
El pasado 7 de junio, el gobierno del presidente López Obrador se doblegó a la exigencia del presidente Trump y se comprometió a implementar la política migratoria dictada por los Estados Unidos.

Días atrás, el martes 10 de septiembre, el canciller Marcelo Ebrard estuvo en la Casa Blanca, para sujetarse a la evaluación de la implementación de esa política acordada hace ya tres meses.

Ese día el presidente Trump agradeció a Ebrard que el Gobierno mexicano estuviera cumpliendo a cabalidad lo que le había exigido y se mostró complacido con los resultados. Después del encuentro tuiteó: “increíbles progresos en nuestra frontera sur”.

El canciller, en el informe que exige la Casa Blanca, dijo que la entrada de migrantes centroamericanos a México se había reducido en 56 % como producto de la militarización de la frontera norte y sur a cargo de más de 2 mil efectivos de la Guardia Nacional y anunció que ésta se va a mantener de manera indefinida.

En esa ocasión Ebrard dijo que “la estrategia mexicana ha dado resultados muy importantes de acuerdo con la ley mexicana para que los flujos migratorios se den de acuerdo a la ley, y por lo tanto lo que se ha observado es un descenso muy significativo. En síntesis, lo que México ha hecho ha dado resultado”.

El canciller afirmó que “no está avergonzado” por la aplicación del plan ordenado desde la Casa Blanca y que en el futuro se va a seguir “en esa línea”. El Gobierno de México trabaja con entusiasmo, para cumplirle a Trump.

Los dos gobiernos anunciaron que se ampliaba el programa por el cual México acepta a más migrantes centroamericanos deportados por Estados Unidos en espera de que se resuelvan sus solicitudes de asilo.

Ebrard anunció como un logro que se seguirá con la misma política y que no estaba contemplada en “el corto plazo ninguna medida diferente a las que ya se conocen”. En todo caso dejó abierta la posibilidad de que en el largo plazo sí pudiera haber cambios.

ACNUR estima que, como producto de la nueva política migratoria al final del 2019, México recibirá 80 mil solicitudes de asilo por parte de centroamericanos y a los miles de éstos que son deportados por Estados Unidos en espera de que se resuelvan sus solicitudes de asilo.

En la reunión del 10 de septiembre se anunció la creación de un grupo binacional, para combatir el tráfico de armas que de manera ilegal entran de Estados Unidos a México. En administraciones anteriores los estadunidenses han hecho distintos compromisos y todo ha seguido igual. No hay nada que diga que ahora sí se va a detener el flujo o por lo menos disminuir.
12 Julio 2019 04:01:00
El retorno de los migrantes centroamericanos
En 2015 fueron retornados 236 mil 958 centroamericanos de México y Estados Unidos a sus países de origen; en 2016, 216 mil 972, 20 mil 86 menos, una reducción del 8.5 %, y en 2017, 145 mil 828, 75 mil 377 menos, una reducción del 37.7 %, según documentos de las cancillerías de El Salvador, Guatemala y Honduras.

De esos retornados en 2016, 63.9% (138 mil 488) fueron desde México y el 36 % (78 mil 125) de Estados Unidos y en 2017, el 50.9 % desde México (72 mil 185) y 48.8 % de Estados Unidos (69 mil 155).

La caída de 2016 y 2017 se frena y en 2018 sube el número de los retornados para llegar a 196 mil 61, 53 mil 885 más que el año anterior, un crecimiento del 37.9 por ciento. De esos el 50.4% desde México (98 mil 787) y el 49.5% (97 mil 3) de Estados Unidos.

En 2019 (enero-abril) el número de los retornados es de 71 mil 570, 8 mil 69 más que en el mismo periodo del 2018, un crecimiento del 12.7 por ciento. El 52.5% desde Estados Unidos (37 mil 620) y el 47.3 % (33 mil 976) de México. De mantenerse estos números al final del año, los retornados serán 214 mil 710, cantidad semejante a la de 2016.

De los retornados del 2016 al 2019 los porcentajes se mantienen más o menos igual y los hombres son entre el 82% y el 85%; las mujeres entre el 14.9% y el 18%, y de los menores de edad entre el 61.8% y 64.9% son niños y el 35.1% y 38.2% niñas. La mayor cantidad de menores retornados fue en 2016 con 34 mil 56 (21 mil 593 niños y 12 mil 462 niñas).

El número más grande de retornados corresponde a los guatemaltecos y el menor a los salvadoreños. En 2015 fueron 109 mil 188 guatemaltecos; en 2016, 94 mil 942, 14 mil 246 menos una reducción del 13%; en 2017, 67 mil 344, 27,599 menos una reducción del 29%; en 2018, 94 mil 306, 26 mil 963 más y un crecimiento del 40%; en 2019 (enero-abril), 31 mil 245, 638 menos que el año anterior.

En 2015, fueron retornados 75 mil 875 hondureños; en 2016 69 mil 370, 6 mil 500 menos, una reducción del 8.6%; en 2017 48 mil 22, 21 mil 348 menos una reducción del 30.8%; en 2018, 75 mil 276, 27 mil 2544 más y un aumento del 56.8%; en 2019 (enero-abril), 30 mil 921, 7,730 más y un aumento del 31.1% con relación al año anterior.

El menor número de retornados corresponde a El Salvador en 2015 fueron 51 mil 895; en 2016, 52 mil 560, 665, un aumento del 1.3 ; en 2017, 26 mil 463, 26 mil 390 menos, una reducción del 49.9%; en 2018, 26 mil 811, 332 menos, una reducción del 1.2 %; en 2019 (enero-abril) 9 mil 504, mil 420 más un aumento del 17.6 por ciento.

Hay una relación directa entre el número de los migrantes y el de los retornados o deportados. Si aumenta la migración también las deportaciones. La cantidad de retornados centroamericanos se reduce en 2016 y 2017 y aumenta en 2018 y en lo que va del 2019, pero sin llegar a los números del 2015.

Estos números son los que tienen las cancillerías de El Salvador, Guatemala y Honduras. Son las cifras que ellos reconocen. En su versión una gran cantidad de los retornados o deportados de Estados Unidos son mexicanos, pero esto no se dice en los medios y tampoco lo comenta el Gobierno mexicano. Todos los deportados se ubican como centroamericanos, pero no es así.
28 Junio 2019 04:04:00
Militarización de las fronteras
El Presidente de la República, comandante en jefe de las Fuerzas Armadas, decidió la militarización de la frontera norte y sur como elemento central de la estrategia, para impedir el paso de los migrantes centroamericanos por el territorio nacional y también, para que no ingresen a los Estados Unidos.

En total se han desplegado 23 mil 500 efectivos de las Fuerzas Armadas y de la Policía Federal ya que la Guardia Nacional todavía está en período de formación. Son 15 mil efectivos en la frontera norte y 8 mil 500 en la frontera sur, de acuerdo al secretario de la Defensa, Luis Crescencio Sandoval González.

Los efectivos destinados a la frontera norte cubren desde Tijuana a Matamoros y los de la frontera sur están divididos en dos grupos: 2 mil distribuidos en la frontera con Guatemala y Belice y 6 mil 500 en el área de Chetumal a Tapachula y en el Itsmo de Tehuantepec como segundo anillo de contención.

En versión del secretario de Defensa “estamos haciendo todo una cobertura en la frontera sur y ahí estamos coadyuvando con el esfuerzo del Instituto Nacional de Migración (INM), que tiene la facultad para hacer el aseguramiento de personas y los estamos apoyando para poder llevar esta actividad”.

Esto quiere decir que las Fuerzas Armadas detienen a los migrantes, incluyendo a los niños, y después se los entregan al INE, para que los lleve a una estación migratoria y luego los deporte. La prensa ha publicado imágenes que muestran que esto mismo están haciendo las Fuerzas Armadas en la frontera norte.

El secretario de la Defensa señala que el INM no tiene los elementos necesarios para implementar la nueva estrategia de contención de los migrantes y que por eso las Fuerza Armadas se han visto en la necesidad de apoyarlos. A lo largo del siglo 20 y lo que va del 21 nunca se había adoptado como parte de la estrategia del Gobierno, para hacer frente al tema de la migración, a la militarización de las dos fronteras para evitar el ingreso de los centroamericanos que huyen de sus países por la violencia y la pobreza.

En versión del secretario de Seguridad, Alfonso Durazo, la estrategia responde a que el Gobierno “no puede ser ingenuo, en muchos casos los cruces y los flujos migratorios están vinculados a tratantes de personas y a crimen organizado, que ha hecho de la migración uno de los grandes negocios”.

Tres preguntas: ¿Cuántos de los 400 mil o más migrantes centroamericanos que cada año cruzan el territorio nacional en busca de llegar a los Estados Unidos son llevados por polleros o como parte del negocio del crimen organizado? ¿Cuántos de estos criminales ya han sido arrestados? ¿En qué cárceles están?

La militarización de las dos fronteras forma parte de los compromisos que el presidente López Obrador asumió con el presidente Trump y que se sabe que todos los días supervisa el canciller Marcelo Ebrard, responsable general de la implementación de la estrategia. En días, Trump va a decidir si su implementación le resulta o no satisfactoria ¿Si no la ve bien, qué sigue?
01 Junio 2019 03:55:00
Movimientos anticapitalistas
El doctor Jorge Alonso en la conferencia magistral, Hacia una Nueva Revolución Copernicana, en la cátedra Julio Cortázar, de la Universidad de Guadalajara, analiza los movimientos anticapitalistas que ahora tienen lugar en el mundo.

En los últimos 20 años el doctor Alonso se ha dedicado al estudio de los movimientos sociales alternativos que luchan contra el capitalismo. En la conferencia analiza tres: Los kurdos en Rojava; el pueblo mapuche en la Patagonia rebelde y los zapatistas en el sur mexicano.

El confederalismo democrático de los kurdos. En Rojava, al norte de Siria, se ha creado un sistema confederal de fuerzas de autodefensa, que se basan en el feminismo, la ecología social y el municipalismo libertario. En lugar de centralizar el poder, buscan reasignarlo a las bases por medio de formas horizontales de representación.

Han creado comunas y consejos. Lo económico lo organizan a través de cooperativas. La participación en las comunas es voluntaria y libre. Si un asunto excede la capacidad de una comuna o afecta a varias de estas, los consejos se convierten en los siguientes sitios de debate y de toma de decisiones.

Las kurdas sostienen que no se pueden generar cambios relevantes a la estructura social sin destruir al patriarcado. Se busca una sociedad igualitaria en el impulso a la emancipación de la mujer y la defensa de la naturaleza. Y se proponen tejer una red mundial que se convierta en una civilización democrática.

Las luchas del pueblo mapuche. En Chile esta nación originaria defiende su territorio, su lengua y estilo de vida. Plantean la reconstrucción de su nación dándole valor a su vida y territorio con respeto al equilibrio ecológico, enraizando y profundizando la lucha por su autonomía desde las cuestiones cotidianas. Asumen que deben reconstruir desde sus recursos y capacidades con autonomía desde lo local.

Luchan por la autonomía jurisdiccional, recuperación de sus tierras, libertad económica, y el reconocimiento de su identidad cultural. En su visión el Estado ha sido protagonista en la negación al derecho sobre el territorio, la devolución de sus tierras y la negación de sus libertades.

Ahora buscan vigorizar su agricultura y ganadería familiar, el intercambio de sus productos, la defensa de su cosmovisión y de sus formas ancestrales de vida. Ahora discuten cómo deben vivir en este mundo y avanzar en su autodeterminación.

La lucha anticapitalista del zapatismo. Plantean que el capitalismo convierte lo básico y elemental (el agua, el aire, la luz) en mercancías. Y que ahora trata de invadir territorios antes ignorados, desplazando a sus habitantes. Se propone que toda la naturaleza sea mercancía.

Están convencidos de que lo que los une es librarse del capitalismo, y librar a la madre tierra. Hay un más allá que implica trascender al sistema capitalista y creará nuevas realidades sociales y económicas que sean más humanas.

Insisten en que ser zapatista es organizarse y trabajar colectivamente, sin venderse, hasta destruir el sistema capitalista. Sostienen que en un nuevo proyecto de sociedad las mujeres deben romper con el patriarcado y establecer relaciones de igualdad entre las mujeres y los hombres.

El doctor Alonso concluye que los movimientos anticapitalistas han adquirido gran dinamismo en lo que va del siglo 21 y que estos tienen varias expresiones, pero les es común: que combinan consistentemente lo anticolonial, lo antipatriarcal y el respeto por la madre tierra. Y también que siempre parten de lo local hacia lo planetario.
24 Mayo 2019 03:59:00
El Presidente visto desde América del Sur
José Rafael Vilar es un analista político y un especialista en los nuevos populismos de izquierda. En 2017 publicó Auge y caída del socialismo del siglo 21 (Plural Editores) donde analiza, desde un marco teórico e histórico de carácter general, el desarrollo del populismo en Venezuela, Ecuador, Nicaragua y Bolivia, país en el que vive.

Vilar conoce bien América Latina y de manera particular a México. Desde hace tres años mantenemos comunicación vía correo electrónico. Él, que sigue la política mexicana, me manda comentarios breves, a partir de lo que ha vivido y estudiado, que comparan lo que dice y hace el presidente López Obrador con lo que dicen y hacen los presidentes populistas de izquierda en América del Sur.

En sus mensajes me advierte que los discursos, actitudes y acciones del Presidente mexicano se les parecen cada vez más a los de aquellos. En su visión la diferencia fundamental estriba solo en el tiempo. Lo que dice y hace López Obrador antes lo hicieron Chávez y Maduro en Venezuela; Correa en Ecuador; los Kirchner en Argentina y Morales en Bolivia.

Siempre sostengo que México es distinto y que López Obrador, formado en la ideología del nacionalismo revolucionario del PRI, se asemeja más a la forma de hacer política y de gobernar del presidente Echeverría (1970-1976) a los que añade elementos originales que le son propios.

Pienso, no obstante, que es interesante conocer cómo un estudioso del populismo latinoamericano ve a López Obrador desde América del Sur en la perspectiva que ofrece, como me dice Vilar, ver “desde acá y comprobar a dónde va”. A continuación transcribo algunos de los comentarios que me ha hecho llegar y son producto de una conversación informal entre amigos.

Antes de la elección de julio del 2018 me comenta: “No puedo negar que ‘El Peje’ sabe mover masas con un discurso donde dice poco, sólo lo que le conviene, mientras grita lugares comunes” y también “si gana AMLO el país va a entrar a un espiral que no la quiero imaginar”.

Y después de conocer el resultado me dice: “Es penoso que haya salido AMLO y, peor, con esos márgenes y colaterales. Dios ayude a México, será arduo”. Y sobre la ceremonia donde toma posesión el Presidente me escribe que es “como la coronación de Evo en Tiahuanaco, que lo ha hecho en las dos veces”.

En relación con la gestión de López Obrador “no me queda dudas que es un iluminado, como un caudillo que es, esa plaga que tanto nos ha dañado en Latinoamérica”. Se revela, a partir de sus discursos y actitudes, como un “populista y demagogo”. Y en su visión, a partir de su experiencia, “en estos momentos en México están a prueba la madurez democrática de las instituciones”.

Las declaraciones del Presidente las ve como “un mix de Perón (quizás más que Chávez) y Echeverría. Tenebrosa perspectiva”. Y me escribe: “AMLO, el hombre de la izquierda ¿alguien seguirá tragándose el embuste?”, y añade que “Dios se apiade de México y, sobre todo, de sus pobres incautos engañados por el populismo de AMLO”.

La idea de López Obrador de que en México necesita un “cambio total porque lo anterior todo era malo es lo mismo que repitieron Chávez, Evo y Correa”. Después de conocer algunas declaraciones del Presidente me comenta que ve su gobierno se dirige a un “centralismo propio del socialismo del siglo 21. Repite el libreto como un calco. Ya saben lo que les vendrá”.

Sobre los superdelegados nombrados por López Obrador me comparte: “Es lo que hizo Chávez cuando Ledezma le ganó la Alcaldía Mayor de Caracas a Aristóbulo Istúriz: le colocó una delegada presidencial que le cortó las atribuciones de alcalde, sobre todo se encargó de recibir buena parte del financiamiento destinado a la alcaldía. Malos tiempos, amigo, malos tiempos”.

Me asegura que una posición típica del populismo de izquierda en América del Sur es decir, como lo hace López Obrador, que “todo va bien, aunque se esté hundiendo. Acá es lo mismo: la economía oficial “crece” un punto sobre la registrada por el BID, el BM, el FMI e incluso CEPAL, la más complaciente”.

Otro elemento que les es común es “precarizar la función pública una de las medidas que más entusiasman a los demagogos. ¿La consecuencia?: solo querrán estar en el Gobierno los ineptos y eso promueve la corrupción de todo tipo”.

Desde acá veo, me comenta, “de verdad que se les están formando negros nubarrones que presagian una tormenta perfecta (catastróficamente perfecta): mal manejo discrecional de la economía, militarización, centralismo férreo, populismo y yoísmo”. Y añade: “les auguro tormentas graves. No va a cambiar: es cacique de la época de Obregón”.

Vilar piensa que López Obrador es “un populista muy heterodoxo” y se sorprende ver lo “terrible que es que la degradación del sentido común sea tan rápida. Me entristece por México porque así solo se termina de una forma: ¡muy mal!”.
17 Mayo 2019 04:07:00
La Iglesia, la violencia y la migración
El pasado 3 de mayo El Universal publicó una entrevista con Alfonso Miranda Guardiola, secretario general de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), donde plantea la posición de la Iglesia sobre la violencia, la migración y las relaciones con el Gobierno.

En su visión, la seguridad es un problema “que nos está rebasando gravemente. Si no reaccionamos de manera adecuada y con compasión y unidad, difícilmente vamos a poder resolverlo”.

El también obispo auxiliar de Monterrey plantea la necesidad de una mejor coordinación entre la Iglesia y el Gobierno, “especialmente en el tema de la migración y la violencia” porque nadie en el país puede desentenderse de esos problemas.

Reconoce que “hay muchos lugares de nuestro país lacerados por el tema de la violencia: muchas personas mueren, familias quedan desintegradas, afectadas”.

En torno a la violencia, afirma el obispo, “es necesario una mayor colaboración entre Iglesia, Gobierno y sociedad. Eso me parece es algo completamente evidente”·

Y añade que “todos los días hay decenas de muertos y no es posible que nos acostumbremos o que hagamos como si no pasa nada”.

El “trabajo es de todos y se “necesita, por supuesto, una mayor cooperación y más interés del Gobierno, la sociedad y las iglesias católica y cristianas”.

Es necesario, plantea, “tener más compasión y sensibilidad ante lo que está pasando, porque estamos perdiendo mexicanos. Necesitamos esa mayor sensibilidad para que podamos actuar todos”.

El presidente de la CEM asegura que “como Conferencia Episcopal no hemos tenido mayor vinculación con las autoridades que manejan la migración, pero la estamos buscando para ofrecer nuestra ayuda”.

La Iglesia es la institución del país que tiene la estructura más grande de atención a migrantes con 100 casas, y reitera que con el Gobierno “no ha habido, pues, comunicación entre nosotros para responder a esta crisis humanitaria”.

Considera que hasta ahora “el Gobierno está atendiendo el problema a su manera y capacidad, así como la Iglesia, pero sí nos ha faltado mejorar la organización”.

Lo que ahora sucede es que “cada quien hace lo propio y cada quien con su enfoque, y el nuestro es ayuda humanitaria y completamente de hermano, de prójimo. A quien nos pide una mano, la Iglesia se la brinda incondicionalmente”.

El obispo piensa que ahora el número de los migrantes “desborda a las fuerzas gubernamentales, eclesiales y sociales” y eso hace más necesaria la coordinación de los distintos actores que trabajan con esa problemática.

Al inicio de esta Administración, sostiene el presidente de la CEM, “hubo una relación muy intensa con el Gobierno, pero desde entonces se vino cayendo y ahora ya no ha habido un vínculo muy cercano con las autoridades”.

El gobierno en la lucha contra la violencia y la atención a los migrantes tiene en la Iglesia un aliado natural al que se debería acercar para acordar acciones comunes.
06 Mayo 2019 03:59:00
Dificultades para escribir la verdad
En 1934, el dramaturgo Alemán Bertolt Brecht (1898-1956) escribió Cinco Dificultades, para Escribir la Verdad. En 1933, Hitler se hace del poder y empieza el ascenso del fascismo.

Mi amigo Luis de Tavira me recomendó el texto. Él es especialista en la obra de Brecht reconocido a nivel internacional y en México ha puesto en escena algunas de sus obras más emblemáticas.

En 1933 Brecht, comunista sin nunca militar en el partido, es perseguido en su país y huye del fascismo con su familia y un grupo de amigos hacia Dinamarca y luego a otros países. Ese año los nacionalsocialistas queman sus obras.

La posibilidad de decir y escribir lo que se piensa queda suprimido con el arribo de los fascistas al poder en Alemania que luego extiende a otros países. En ese contexto Brecht escribe el texto al que nos referimos.

Brecht afirma que “quien quiere hoy día combatir la mentira y la ignorancia y escribir la verdad, tiene que vencer por lo menos cinco dificultades” que luego enumera y desarrolla.

La primera es que se “deberá tener el valor de escribir la verdad, aun cuando sea reprimida por doquier”. La segunda es que se debe tener “la perspicacia de reconocerla, aun cuando sea solapada por doquier”.

“El arte de hacerla manejable como un arma”, es la tercera de las dificultades. La cuarta es que debe convertirse en “criterio para escoger a aquellos en cuyas manos se haga eficaz”.

Y la quinta es la “astucia para propagarla entre éstos”.

Y añade Brecht que “estas dificultades son grandes para aquellos que escriben bajo la férula del fascismo, pero existen también para aquellos que fueron expulsados o han huido, e incluso para aquellos que escriben en los países de la libertad burguesa”.

Es necesario, dice Brecht, “superar estas cinco dificultades a un tiempo” y hay que dar a conocer las verdades superando “sin cesar todo amago de cobardía, en atención a aquellos que están dispuestos a conocerlas y utilizarlas”.

Y hay que hacer llegar la “verdad de tal forma que pueda convertirse en un arma en sus manos, y al propio tiempo hacerlo con tanta astucia que esta entrega no pueda ser descubierta ni estorbada por el enemigo”.

Brecht termina este texto, una obra que merece conocerse más, con la afirmación de que “todo lo más que se pide, si es que algo se pide, es que el escritor escriba la verdad”.

Hoy en México estamos muy lejos del nacionalsocialismo que le tocó vivir a Brecht y su generación. Lo que sí está presente, y gana camino, es que decir y escribir la verdad molesta al presidente. Solo existe su verdad.

En las comparecencias mañaneras descalifica e insulta a los medios que lo critican a él o su administración. Las redes sociales afines al Gobierno agreden a quienes piensan de manera distinta al Presidente.

En los tiempos que ahora se viven en el país resultan muy útiles, son una guía, las recomendaciones que da Brecht en su texto Cinco dificultades, para escribir la verdad. Se los recomiendo.
03 Mayo 2019 03:54:00
Elección presidencial en Panamá
Del 24 al 29 de abril estuve en Panamá durante los últimos días de la campaña por la Presidencia de la República, que tiene lugar, el próximo domingo 5 de mayo.

En la elección panameña los medios, los analistas y los políticos dan gran importancia al contenido de las propuestas de gobierno y a la manera que los candidatos dicen las van a realizar.

La ciudadanía está bien informada sobre la contienda electoral y sobre la oferta de los candidatos, por lo menos así lo pude constatar en la capital y la zona conurbada.

En esta ocasión participan siete candidatos: cuatro van por partidos y tres están registrados como independientes, aunque tienen una amplia trayectoria política.

Los independientes son Marco Ameglio, Ana Matilde Gómez y Ricardo Lombana. Este se ha apropiado del espacio simbólico de ser quien está fuera del sistema. Los analistas consideran que sus propuestas son pobres.

Entre 15 y 20% del electorado, sobre todo los jóvenes, rechazan a los partidos y se inclinan a votar por un candidato
independiente.

El candidato del Frente Amplio por la Democracia (FAD), Saúl Méndez, es el que cuenta con la menor intención de voto. Está por abajo del uno por ciento.

Rómulo Roux, del Centro Democrático (CD), heredero político del presidente Martinelli, ahora en la cárcel, tiene una propuesta semejante a la del PVEM mexicano. Sus spots, parecen calcados de los que este partido utilizó en la última campaña presidencial en México.

El Partido Panameñista (PP), ahora en la Presidencia de la República, lleva como candidato a José Blandón, alcalde de la capital, quien ha hecho la propuesta de gobierno que se considera la más sólida.

Su campaña ha sido austera y ha planteado ideas novedosas. Se enfrenta al rechazo ciudadano, a la gestión del presidente Juan Carlos Varela, que es de su mismo partido. En la cultura política panameña está muy arraigado el voto de castigo.

El Partido Revolucionario Democrático (PRD) tiene como candidato a Nito Cortizo. Encabeza todas las encuestas, a pesar de que ha perdido puntos en la medida que avanza la contienda.

Los analistas consideran su propuesta de gobierno como anacrónica y propia de los años 90 del siglo pasado y que está lejos de hacer frente a los desafíos que hoy enfrenta Panamá y la región.

A esto se añade el rechazo del electorado al respaldo que el PRD da a las dictaduras de Venezuela y Nicaragua. Y también su manifiesta simpatía por el Gobierno de Cuba.

Las encuestas muestran números muy distintos y solo coinciden en dar el primer lugar a Cotizo, que a lo largo de la contienda se mantiene a la cabeza en todos los
sondeos.

No se esperan grandes sorpresas y el día de la elección, de acuerdo con las encuestas, todavía Roux y Blandón pueden ofrecer competencia al candidato del PRD. Faltan dos días para conocer el resultado.
29 Abril 2019 03:18:00
¿Cuál es el impacto de las mañaneras?
Se cumplen cinco meses de la comparecencia mañanera del presidente. Eso le ha garantizado estar muy Presente en los medios, pero no se conocen estudios que evalúen el impacto real del ejercicio.

La semana pasada se acaba de dar a conocer un primer trabajo en esa dirección y es la investigación del despacho Spin, Taller de Investigación Política. Los datos que presento son de ese estudio.

Del 1 al 17 de abril, el Presidente ha dicho 22 afirmaciones diarias que no se saben si son falsas o verdaderas y siete claramente falsas. En total 29 diarias y de seguir así 115 a la semana y 5 mil 960 al año.

Las que no se sabe si son falsas o verdaderas se dividen en tres: siete promesas que no se saben si se cumplirán o no; tres compromisos que están en la misma condición y 12 afirmaciones, por lo general comentarios, que no hay manera de saber si son o no verdaderos.

Un ejemplo de estos últimos sería la aseveración del Presidente que “la gente está muy contenta con las conferencias de la mañana” habría que hacer una encuesta, para saber realmente lo que piensa la gente.

En estos cinco meses del total de las afirmaciones dichas por el presidente, que suman 575, solo al 10% ha sido objeto de noticia de ocho columnas en algún periódico, para el caso La Jornada y Excélsior.

De los 6.2 millones de seguidores que el Presidente tiene en Facebook, 1.4 millones vio, en algún momento, la primera comparecencia mañanera y al segundo día ya solo 800 mil.

En marzo fueron poco más de 500 mil diarios y en abril 400 mil diarios. La audiencia en este medio sigue a la baja.

El promedio diario de cada comparecencia mañanera es de 1 hora 20 minutos. Al principio el Presidente admitía entre 16 y 18 preguntas y últimamente solo entre seis y ocho. Se alarga en las respuestas, para que le pregunten menos.

En estos cinco meses las 10 palabras que más ha utilizado son: corrupción (869); pueblo (486); conservador (240); neoliberal (236); vamos bien (86); vamos poco a poco (86); debate (76); porfiriato (64); fifí (64) y saqueo (64).

Las frases más usadas, para no responder a las preguntas de los periodistas son: no sé (57); no tengo información (50); tengo otros datos (5). Con mucha frecuencia evade la pregunta o responde con algo que nada tiene que ver con esta.

Según Spin, el Presidente no parece tener claro el mensaje que quiere transmitir cada día. Hay comparecencias en las que se han presentado tres temas muy distintos. Y a esto se añade la distorsión temática que se produce a partir de la repuesta a las preguntas.

La investigación muestra que el Presidente se repite mucho en lo que dice y cada vez sus intervenciones, que son todas previsibles, despiertan menos interés entre los periodistas y las audiencias.

Cada mañana, la mayoría de las preguntas, que son a modo, las hacen supuestos periodistas de medios desconocidos, que son afines al Gobierno. En 20 casos, el presidente ha elogiado al que pregunta.

Y cuando un periodista de los medios más conocidos hace alguna pregunta que resulta difícil o comprometedora para el Presidente, de inmediato es agredido y recibe amenazas en las redes, según la investigación de Spin.

Queda mucho por investigar y saber con datos duros el impacto real de las comparecencias mañaneras.

Ahora es muy evidente que como opinión publicada marcan la agenda, pero no es claro si estas también generan opinión pública.
25 Marzo 2019 03:16:00
Abucheo en el estadio
El pasado sábado, el Presidente recibió el rechazo de la mayoría del público en la inauguración del estadio de beisbol de los Diablos Rojos del México. Desde su llegada se hizo patente el de-sacuerdo de los aficionados con su
presencia.

Al pisar el diamante del parque empezó la rechifla, el abucheo y el grito de “¡Fuera, fuera, fuera!”. Al Presidente se le veía desconcertado. No estaba preparado para esta actitud de los aficionados.

El mandatario reaccionó enfrentándose con el público al que calificó de “la porra del equipo fifí” y la respuesta de los asistentes fue elevar el nivel de los abucheos y los gritos.

Aún así, más como un peleonero de barrio ofendido que como presidente, siguió en su discurso político, no deportivo, y añadió que iba a “seguir ponchando a los de la mafia del poder”. La respuesta, más abucheos.

Los asistentes al estadio pagaron su boleto para asistir a un evento deportivo. No son un público a modo para un acto político. En el evento el Presidente se equivocó dos veces.

No midió que era muy probable que en un estadio, donde los asistentes no habían sido acarreados, su mensaje, cualquiera que fuera, iba a ser recibido con chiflidos y abucheos.

Desde la rechifla al presidente Díaz Ordaz, en la inauguración de la Olimpiada en 1968 y luego en la del Mundial en 1970, no ha habido ningún presidente que al presentarse en un estadio, con público de verdad, no haya sido chiflado y abucheado.

Fue un mal cálculo político o un acto de soberbia del Presidente pensar que iba a ser tratado de manera distinta a sus antecesores porque, como dice con frecuencia, “yo no soy igual” a ellos. Para el caso sí lo fue.

En lo que ocurrió el sábado llama la atención, es una constante, la incapacidad del Presidente de recibir y aceptar la crítica. Ante ella siempre reacciona de manera visceral y se enfrenta a quien la pronuncia.

El presidente dejó ver en el estadio la reacción de alguien que se sentía ofendido, por no ser alabado y reconocido como él quiere o piensa se lo merece. Dejó ver a alguien que solo es capaz de aceptar el reconocimiento y el aplauso.

Esta es la primera vez, ya en el cargo, que el Presidente recibe el rechazo de una audiencia masiva. En el estadio había más de 20 mil personas. Y no reaccionó con la serenidad que se espera de un personaje público.

Lo que ocurrió tiene dos posibles interpretaciones: Es la reacción natural de los públicos masivos, que llenan los estadios, ante las figuras que detentan el poder o es una primera expresión de malestar ante la manera de ser y actuar del Presidente. Me inclino por la primera.

El evento del sábado revela que el Presidente conoce menos de lo que piensa a la ciudadanía y sus maneras de reaccionar. Puede hacer caso al mensaje a dejarlo pasar. Urge que el Presidente aprenda a respetar a los que no lo alaban y le aplauden. Faltan todavía seis años.
11 Marzo 2019 03:32:00
El papa inicia su séptimo año de gobierno
El 13 de marzo de 2013, el cardenal argentino Jorge Mario Bergoglio (1936) fue electo papa. Francisco, el sucesor de san Pedro, inicia ahora su séptimo año como cabeza de la Iglesia católica. El jesuita tiene ahora 83 años. En sus diversas intervenciones y en sus viajes todavía se le ve fuerte y el Vaticano dice que goza de buena salud.

Si bien un papa no debe guiar su actuación por lo que digan las encuestas, lo que muestran es un dato que él y los suyos deben tomar en cuenta. La popularidad del Papa ha caído y para el caso de Italia ha pasado del 88% en 2013 al 71% a finales de 2018.

Sus primeros seis años como sucesor de san Pedro no han sido fáciles y ha tenido que enfrentarse a dos grandes problemas. Al interior de la Iglesia la resistencia de los grupos más conservadores y al exterior el gravísimo caso de la pederastia.

Cinco cardenales y algunos obispos de los grupos más reaccionarios de la Iglesia, en alianza con viejos funcionarios de la Curia Romana, no sólo se han resistido a los cambios que impulsa el Papa, sino que también han intentado, de diversas maneras, de socavar su proyecto de reforma de la Iglesia.

Ha sido una ofensiva, orquestada desde Estados Unidos, que es única en el último siglo de la Iglesia. El Papa ha podido neutralizar los ataques, pero esos grupos siguen presentes y no dejan de golpearlo cada vez que pueden.

En el frente externo la pederastia ha sido el mayor de los problemas a los que el Papa se ha tenido que enfrentar. Un enemigo en su lucha contra este terrible mal ha sido el comportamiento de muchos de los obispos, que por razones inadmisibles, han protegido a sacerdotes que han abusado de menores.

A los problemas anteriores se añaden los errores que ha cometido el Papa a la hora de elegir a colaboradores. Los casos son diversos, pero uno que resulta paradigmático es el nombramiento del cardenal australiano George Pell como responsable de las finanzas del Vaticano e integrante del consejo de cardenales, para la reforma de la Curia.

Ante múltiples acusaciones y sólida evidencia Pell tuvo que renunciar, para enfrentarse a las autoridades civiles de su país que lo encontraron culpable de haber abusado de menores. Fue un duro golpe a la autoridad y prestigio del Papa. Hubo quienes dudaron de que no conocía la situación del cardenal.

No habrá cambios en la Iglesia mientras no se termine de reformar la Curia Romana, la estructura administrativa de la Iglesia, que sigue en poder, aunque mermado, de los sectores más conservadores. Ellos, en los hechos, por encima de la voluntad del Papa tienen el control de la Iglesia y también de las finanzas.

El pasado febrero el Papa citó a todos los presidentes de las Conferencias episcopales, 120 obispos, para acordar una política común en contra de la pederastia que hasta ahora no existía. No queda todavía claro cuál va a ser el efecto de las nuevas normas que pone un gran énfasis en la prevención del problema.

El Papa, para muchos dentro y fuera de la Iglesia, considerado como un gran reformador en los siguientes años tiene muchos frentes abiertos. Los dos ya mencionados siguen siendo fundamentales. No queda claro cuántos años más estará al frente de la institución.

Su antecesor, el papa Benedicto XVI, que aún vive, decidió renunciar al cumplir los 85 años. Lo hizo en medio de una gran crisis, producto de que los jerarcas de la Curia se habían hecho de todo el poder. Fue una medida sin precedente que cimbró a la Iglesia.

El Derecho Canónico establece que el Papa se mantiene en su cargo hasta su muerte. Ahora no se sabe si el papa Francisco elegirá el camino de su antecesor o se mantendrá en el obispado de Roma hasta el fin de su vida.

04 Febrero 2019 03:30:00
Los obispos y la pederastia
El mayor problema que el Papa ha encontrado en su lucha decidida contra la pederastia han sido los obispos. Ellos por diversas razones, todas inadmisibles, han protegido a sacerdotes que abusaron de niños y niñas.
Los presidentes de las conferencias episcopales de todo el mundo están citados del 21 al 24 de febrero a una cumbre en Roma, para tomar medidas que rompan con ese comportamiento y que garanticen la erradicación de la pederastia en la Iglesia.

El Papa con esta reunión se propone establecer un punto de inflexión en la manera en que los obispos y el conjunto de la Iglesia ha tratado este gravísimo problema. Se quiere haya un antes y un después a partir de la reunión.

En la agenda está el establecer una política común en toda la Iglesia para hacer frente a este tema que implica, entre otras cosas, prevención, transparencia, denuncia a la policía, suspensión del sacerdocio y reparación del daño.

Los asistentes van a ser entre 120 y 140 obispos presidentes de las conferencias episcopales de sus países. Las de rito latino suman 113 y hay que añadir las de otros ritos como los maronitas en Líbano y algunos ortodoxos en Oriente.

Según Giovanni Maria Vian, director de L’Osservatore Romano “el asunto de los menores es muy serio, y el Papa lo quiere afrontar de manera eficaz y global (...) Al Papa le importa que toda la Iglesia vaya junta y afronte de manera unida y positiva la protección de los menores, que es el gran escándalo de los últimos tiempos”.

A mediados de diciembre, de cara a la reunión de febrero, el Vaticano bloqueó las primeras decisiones sobre esta materia por parte de la Conferencia Episcopal de Estados Unidos porque se quiere, esa es la razón, homogeneizar los criterios y las medidas a nivel de toda la Iglesia.

La comisión organizadora del encuentro está integrada por los cardenales Blase J. Cupich y Oswald García y los arzobispos J. Scicluna y Hans Zollner, que fueron directamente elegidos por el Papa.
En su primera comunicación se pide, debe entenderse como una orden, que los presidentes de las conferencias episcopales, antes de hacerse presentes en Roma, tienen que encontrarse y dialogar con las víctimas en sus países.

Esto, dice el Vaticano, “es una manera concreta de poner a las víctimas primero y darse cuenta verdaderamente del horror que han vivido”.
Los organizadores dejan claro que el propósito de la reunión es establecer una política, para toda la Iglesia: “Mientras no haya una respuesta completa y comunitaria, no sólo no lograremos curar a las víctimas supervivientes de los abusos, sino que la credibilidad de la Iglesia para llevar a cabo la misión de Cristo estará en peligro en todo el mundo”.
02 Febrero 2019 03:54:00
Elecciones en El Salvador
El próximo domingo 3 de febrero en El Salvador se celebran elecciones para Presidente. Esta contienda electoral ocurre 27 años después de la firma de los Acuerdos de Paz que pusieron fin a la guerra de 12 años entre el gobierno y la guerrilla.

Desde 1992, cuando en el Castillo de Chapultepec las partes se comprometieron a poner fin a las hostilidades, sólo han gobernado ARENA, partido de la derecha, y el FMLN, partido de la izquierda.

De 1992 a 2009, 17 años seguidos, ganaron presidentes postulados por ARENA y de 2009 a 2019, los últimos 10 años, los postulados por el FMLN.

En El Salvador el periodo presidencial es de cinco años y no hay posibilidad de reelección. Junto con el presidente se elige al vicepresidente. El sistema electoral contempla la segunda vuelta si un candidato no obtiene más del 50 % de los votos.

Los candidatos que participan son: Carlos Calleja de ARENA en colación con los partidos PCN, PDC y PDS; Hugo Martínez, del FMLN; Nayib Bukele, de GANA y Josué Alvarado de VAMOS.

La encuesta de Mitofsky, publicada el 8 de enero, ofrece el siguiente resultado: Bukele, 57 %; Calleja, 31 %; Martínez 11 % y Alvarado 1%. Y la de CID-Gallup, publicada el 11 de enero, el siguiente: Bukele, 42 %; Calleja, 23 %; Martínez 8 % y Alvarado 1 por ciento.

Las dos encuestas, también todas las demás, dan como claro ganador a Bukele. En los datos que arroja el sondeo de Mitofsky no habría una segunda vuelta y en los de CIDE-Gallup esta sí tendría lugar.

En los últimos 27 años, por primera vez en El Salvador tiene posibilidades reales de ganar un candidato que no proviene de ARENA y el FMLN.

El triunfo de Bukele cambiaría el mapa político de El Salvador y desplazaría de la presidencia a los dos partidos que desde la firma de la paz la han ocupado.

Las encuestas registran el malestar de la ciudadanía tanto con los políticos de ARENA y el FMLN y también con sus propuestas. Esto Bukele lo ha sabido aprovechar muy bien.

Tanto ARENA como el FMLN han sido rebasados por la realidad salvadoreña. Los dos se han quedado anclados en posiciones viejas en un caso de derecha y en otro de izquierda.

Hoy ni ARENA ni el FMLN ofrecen a sus electores propuestas y actitudes atractivas, que les digan algo y los convoquen a votar por ellos.

Los electores, así lo dicen las encuestas, se han decidido por un candidato joven que está lejos de las formas y los dichos de la vieja política de la izquierda y la derecha.

Si Bukele gana en la primera vuelta gobernará a El Salvador hasta 2024. En caso de no obtener el 50% de los votos habrá una segunda vuelta a realizarse el domingo 10 de marzo.

La mayoría de los analistas piensa que Bukele sí obtendrá la mayoría necesaria para ganar este domingo. En dos días se tendrá el resultado. Habrá que ver.
30 Enero 2019 03:59:00
Tlahuelilpan, otro angulo de mirada
El maestro Javier Hernández Mogica, actual director de la Escuela Secundaria Federal Tollan, en Tula, Hidalgo, ha hecho circular su análisis y reflexión sobre lo sucedido en Tlahuelilpan con el título de "Tlahuelilpan, otras vivencias, otras lecciones".

Una amiga de esa población, en la que viví de 1978 a 1980, me lo ha enviado. Es un ángulo de mirada que no ha estado presente en los periódicos, la radio, la televisión y las redes. Es una reflexión profunda y valiente de alguien que vive y conoce la región. Trascribo de manera literal parte del texto:

"Hoy el pueblo se enluta con la muerte de hombres, mujeres y niños. Y en cada grupo de personas que se reúne en la calle, el tema obligado es la tragedia, como catarsis, para saber más, para reconocer, para conjeturar e intentar explicar la osadía. Y a través de las visitas físicas de algunos al lugar de la explosión, fotografiar, comentar y tratar de encontrar culpables. Son formas de llenar el boquete social que dejó la tragedia, familias incompletas, llanto y dolor; reacciones románticas, el de "mejor hubiera", el desgaste intelectual y social de la exigencia absurda de indemnización y otras más. La mayoría de estas reacciones son individualizadas, hay una especie de espasmo social y un martes de plaza desangelado.

En el fondo de lo acontecido está el papel secundario en que se ha dejado la permanencia y refuerzo de los valores cívicos y sociales, la falta de liderazgos sociales auténticos, el solapamiento, la corrupción en todos los planos de Gobierno: el municipal, estatal y federal; se dejó crecer el fenómeno. Y la población le dio paso a la irreverencia, a la rebeldía e insolencia contra el Gobierno. Y se le hizo más caso al prurito de la transgresión; este síntoma de placer al infringir la ley es un retroceso a una adolescencia social colectiva que busca formas de eludir la norma; de apostarle a lo comodino, a la ley del menor esfuerzo.

Y como en las poblaciones aledañas a un volcán, al que le guardan respeto y hasta temor cuando hace erupción, pero después, poco a poco vuelven a acercarse a él, como intentando desconocer la brutalidad de la naturaleza. La experiencia no debe repetirse, porque no fue producto de la ignorancia, sí del cinismo que se expresó en la euforia popular. Lo que sigue es fortalecer la información ciudadana, aplicar la ley con más rigor, otorgar nuevas y mejores opciones de desarrollo personal y social. Si las autoridades actúan con mayor compromiso al lado del bienestar de la población el cambio positivo sobrevendrá.

Si las redes sociales tuvieron capacidad de convocatoria para el acto delictivo, sean estas también las que propongan nuevas vías actitudinales. No debemos olvidar que de raíz, somos un pueblo generoso con capacidad de construcción y reconstrucción. Si bien es cierto que le dejamos la mejor respuesta a la divinidad, también podemos ser los protagonistas de nuestro destino y futuro próximo. Recuperar lo mejor del ayer, nuestros valores de honestidad, respeto y solidaridad entre otros, y mantener con nosotros el sentido común, la sabiduría popular: "A Dios rogando y con el mazo dando".
31 Diciembre 2018 04:09:00
Los grupos criminales
Al Gobierno del presidente López Obrador le toca enfrentar a nueve cárteles y a 30 grupos criminales que actúan asociados con ellos, según un último informe de la PGR. Son básicamente los mismos que le tocó combatir al presidente Peña Nieto y al presidente Calderón en la segunda parte de su mandato.

Estos grupos, a más del cultivo, trasiego y venta de drogas, se dedican a otros delitos de alto impacto como los asesinatos, secuestros, extorsión, trata de personas, robo de combustibles, contrabando de armas, robo de vehículos y también el robo a los migrantes.

Los nueve cárteles, identificados por las autoridades, son: cártel del Pacífico, el Cártel Jalisco Nueva Generación, el cártel Beltrán Leyva, el cártel Arellano Félix, el cártel Carrillo Fuentes, el cártel Caballeros Templarios, el cártel Familia Michoacana, el cártel del Golfo y el cártel Los Zetas.

Según la PGR, la acción de los grupos criminales se concentra en 22 de los 32 estados del país y en 10 de éstos la presencia es menor, que es el caso de Yucatán, Campeche, Oaxaca, Tabasco, Querétaro, San Luis Potosí, Zacatecas, Nuevo León y la Ciudad de México.

De los 30 grupos criminales que, de una u otra manera están asociados con los cárteles, en Baja California Norte, operan cinco: El Chan, El Aquiles, El Tigre, El Kierto y El Jorquera. En Baja California Sur tres: Los Mazatlecos, La Oficina y El Tigre. En Sonora tres: Los Mexicles, El 2 mil y Los Artistas Asesinos. En Chihuahua cinco: La Línea, Los Memos, Los Azteca, Los Salazar y Gente Nueva.

Coahuila tiene uno, La Barredora. Tamaulipas siete, Los Metros, El Grupo Dragones, Los Fresitas, Los Ciclones, Fuerzas Especiales Zetas, Grupo Operativo Zetas y Los Rojos. Sinaloa dos: Gente Nueva y Los Cabrera. Durango uno;: La Barredora. Nayarit uno, Los Cuinis. Colima uno: Los Cuinis. Jalisco dos: Los Cuinis y La Oficina.


En Guerrero siete: Las Ardillas, La Nueva Empresa, Los Cuinis, Los Rojos, CIDE, Guerreros Unidos y Los Granados. En Veracruz, uno: Los Cuinis. La mayor parte de estos grupos operan en solo un estado. El grupo criminal que tiene más presencia es el de Los Cuinis, que están en cinco estados.

El informe de la PGR no contempla a grupos que sí están presentes en otras investigaciones que en el estado de Guerrero son otros seis: Sangre Nueva Guerrerense, Los Tequileros, Ojitos Verdes, Los Martín, Los Añorve, Guardia Guerrerense. Todos en la zona del cultivo de la amapola.

En Puebla y Veracruz El Bukanas. En Michoacán Los Viagras, y en Chihuahua, Los Linces. En la Ciudad de México cuatro que son: Unión Tepito, la Anti-Unión, Los Rodolfos y El Ojos. Otros grupos que se autonombran como cárteles y tampoco están contemplados son: Cártel Nueva Plaza en Jalisco; cártel de Santa Rosa de Lima en Guanajuato; cártel del Noreste en Tamaulipas; cártel de Cancún en Quintana Roo.

Si se suman todos estos grupos el número asciende a 47 y con los cárteles reconocidos a 56 organizaciones criminales de distinto nivel, fuerza y presencia en el territorio nacional. Lo evidente es que la estrategia seguida por Calderón y Peña Nieto para combatirlos no dio resultado. La que ha anunciado López Obrador es muy semejante a las anteriores. Habrá que ver qué resulta.
26 Diciembre 2018 04:05:00
El nuevo Gobierno reduce el apoyo a las OSC
En el presupuesto 2019 que el presidente López Obrador mandó al Congreso se suprimía al 100% el recurso destinado al Programa de Coinversión Social (PCS) que en 2018 obtuvo 187 millones de pesos, para el apoyo al trabajo que realizan las Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC), todas ellas sin fines de lucro.

El gobierno de México siempre ha otorgado muy escasos recursos a las OSC a diferencia de las democracias más desarrolladas que aportan la mayor parte del financiamiento de estas organizaciones porque entienden que los recursos público no son del Gobierno sino de toda la sociedad. El Gobierno ve cuál es el mejor lugar para invertirlos en beneficio del conjunto social.

La práctica de los países y los organismos internacionales demuestran, con mucha información de campo, la rentabilidad que tiene para los países y la comunidad internacional financiar a las OSC que, en su operación, son mucho más baratas que los gobiernos, trabajan en espacios donde estos no suelen estar y sus programas están a cargo de profesionales comprometidos y con fuerte vocación de servicio social.

El 18 de diciembre más de 500 OSC y cerca de mil personas enviaron una solicitud a la Cámara de Diputados donde pedían que no desapareciera esta partida. “La desaparición de este presupuesto afectaría sustancialmente el trabajo de miles OSC que, junto con el Gobierno, coadyuvamos a la construcción de un país democrático, incluyente y plural con oportunidades para más mexicanas y mexicanos”.

Los firmantes de la solicitud recordaban que “durante el proceso electoral, a través de la Agenda de la Tercera Cumbre Ciudadana, el ahora presidente de la República Andrés Manuel López Obrador, a nombre de la Coalición Juntos Haremos Historia, suscribió el compromiso de incrementar el presupuesto federal destinado a programas que apoyan a las actividades realizadas por organizaciones de la sociedad civil, con el apoyo del Congreso federal”.

En 2016, el sector de las OSC generó,con su actividad, 559,490 millones de pesos, que equivalen al 3% del PIB del país, empleó a más de 1.5 millones de personas y más de 2 millones de personas colaboraron como voluntarias con ese sector, según el Inegi.

En las sociedades democráticas más desarrolladas se asume que la construcción del Estado es una tarea compartida entre los tres actores que lo integran: el gobierno, el mercado y la sociedad civil organizada. El gobierno, un actor del Estado, promueve la participación de los otros actores en la construcción de lo público que es como se puede garantizar la gobernanza.

De sus distintas intervenciones se deriva que el presidente López Obrador no entiende el papel que juega la sociedad civil organizada y se sigue manejando en la vieja visión, que ahora ya no se puede sostener, de que el Gobierno es lo mismo que el Estado. No es así. Para hacer un buen Gobierno es urgente que cambie su concepción y construya con los otros dos actores del Estado.

Como resultado de la presión de las OSC se logró que en el presupuesto del 2019, el Programa de Coinversión Social (PCS) se destinaran 129 millones de pesos, 58 millones de pesos menos que en el 2018. Así, el Presidente no cumplió con un compromiso de campaña. No inicia bien la relación entre el nuevo Gobierno y el sector de las OSC. Las prioridades de los gobiernos se traducen en el presupuesto. Para el presidente López Obrador no es importante la sociedad civil organizada.
24 Diciembre 2018 04:08:00
La oficina trasera
El jueves 20 de diciembre la secretaria de Seguridad de Estados Unidos, Kirstjen Nielsen, anunció que el Gobierno de México había aceptado que le fueran enviados los extranjeros, ya en Estados Unidos, que esperaban la resolución de la corte de migración sobre si concede o no el asilo.

Y añadió que eso también pasaría con los nuevos casos que harían el trámite de solicitud de asilo, pero esperarían en México, los meses o años que sean necesarios, hasta saber la decisión de las autoridades migratorias.

Antes de las nuevas medidas los migrantes que solicitaban asilo, tras una primera entrevista en la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza, eran liberados en territorio de Estados Unidos y ahí esperaban la resolución en casas de familiares o amigos.

Ese mismo día el secretario de Estado, Mike Pompeo, anunció que la Administración de López Obrador se comprometía a “apoyar los derechos humanos de los migrantes y a darles visas humanitarias, para permanecer en el territorio mexicano y la capacidad de solicitar empleo y otras protecciones mientras esperan su proceso en Estados Unidos”.

No deja de sorprender que la primera declaración de lo que México se comprometía a realizar no lo hicieron las autoridades mexicanas sino las estadunidenses. Horas después la Secretaría de Relaciones Exteriores rarificó lo dicho por las autoridades de Estados Unidos.

Nielsen y Pompeo calificaron el suceso como una medida histórica para su Gobierno. Habían intentado que eso ocurriera en el mandato del presidente Peña Nieto, pero el gobierno mexicano se negó. Ahora obtienen lo que quieren.

Lo que ahora queda claro es que el Gobierno del presidente Obrador cedió a la presión del presidente Trump y México se convirtió, esa es la realidad, en la oficina trasera del Gobierno de Estados Unidos, para atender los caso de solicitud de asilo.

Trump logra lo que quería y ahora puede mostrar a sus simpatizantes que doblegó a México. Aunque el Gobierno mexicano lo niegue, por la vía de los hechos, se convierte en “tercer país seguro”, como querían los Estados Unidos.

Para Amnistía Internacional y otras organizaciones defensoras de los migrantes, la medida viola las leyes internacionales y de Estados Unidos. Y dicen que obligar a los migrantes a quedarse en México es una decisión “cruel” e “inhumana” del Gobierno de Trump.

Nielsen reconoce que en Estados Unidos hay 789 mil casos de solicitud de asilo que están pendientes. Sólo 9% de quien lo pide lo obtiene. En el año fiscal 2017 fueron 55 mil 585 y en 2018 92 mil 959. ¿De esas, cuántas serán regresadas a México? En 2019 se esperan 100 mil nuevas solicitudes. ¿Cuántos se quedarán en México?

Hay muchas preguntas por responder entre ellas: ¿Por qué López Obrador cedió a la presión de Trump? ¿Era condición para la firma del nuevo tratado comercial? ¿Era imposible para el Gobierno de México resistir? ¿Por qué el Gobierno anterior sí lo pudo hacer? ¿López Obrador qué recibió a cambio?
03 Diciembre 2018 04:00:00
Gran espectáculo
La celebración de la toma de posesión del presidente Andrés Manuel López Obrador, el cuarto después de la alternancia, fue un espectáculo con mucho diseño, cuidado en todos los detalles y operado de manera exitosa.

A lo largo de más de doce horas de actividades, buena parte transmitidas en cadena nacional de radio y televisión, hubo actividades en cuatro pistas: el Congreso, el Palacio Nacional, Los Pinos y el Zócalo.

Con este espectáculo se inaugura una nueva litúrgica cívica, la propia del Gobierno que el sábado asumió su responsabilidad. Hay elementos originales y distintos, pero otros que se retoman del pasado.

El presidente López Obrador tiene un gran sentido de la escena y también es un gran creador de símbolos. Es algo que le es muy propio a su talante y hoy en México no existe ningún político que en eso le pueda competir.

En muy buena media, la creación del personaje que ahora es se debe a su capacidad de crear escenografías en las que él se mueve desde el centro y desde las cuales se comunica.

La puesta de escena del sábado, con sus cuatro pistas, es diseño del Presidente. Él, como nadie, sabe de la importancia que estas tienen, para decir y comunicar lo que quiere. Son mensajes que hablan de él y su proyecto.

Los eventos en tres de las pistas fueron públicos y solo la comida, con 400 invitados, fue privada. La pista uno, la puesta en escena en el Cámara de Diputados, donde Morena es mayoría, fue muy cuidada, hubo ensayos previos.


De la pista dos, la comida en Palacio Nacional, se sabe poco. Se conoce la lista de los invitados y que aquí sí asistió el dictador de Venezuela, pero no se hizo presente la delegación de Estados Unidos. Es posible que esto se haya negociado previamente.

La tercera pista, la de Los Pinos, tuvo un gran atractivo para cientos de personas que lo visitaron y se incorporaron al espectáculo a la manera de un performance. La residencia oficial de los presidentes, desde el general Cárdenas a Peña Nieto, se abría a los ojos, al tacto y al olfato del pueblo.

Una amiga periodista alemana me dijo que esta puesta en escena le recordaba, aunque fuera de manera simbólica, la irrupción del pueblo a palacios y castillos de la monarquía europea como en la revolución francesa o rusa.

El Zócalo, la cuarta pista, fue el escenario con mayor producción. Al parecer, no es muy claro, representantes de pueblos originarios, conducidos por la directora de teatro Jesusa Rodríguez, disfrazada como indígena en el escenario, realizaron ceremonias de su cultura ancestral.

La primera fue una limpia al Presidente y su esposa, para quitarles todos los males espíritus. Y luego la entrega del bastón de mando por parte, supuestamente, de todos los pueblos originarios del país. Hay organizaciones indígenas que no estuvieron de acuerdo con estas ceremonias.

El presidente a lo largo de su sexenio, lo ha hecho siempre, pondrá mucho cuidado en el diseño de las puestas en escena donde él aparezca y desde las cuales se comunica con la gente. La construcción de la nueva litúrgica cívica depara muchas sorpresas.
29 Noviembre 2018 03:02:00
AMLO y su aprobación al inicio del gobierno
En agosto de este año, un mes después de la elección, Andrés Manuel López Obrador tenía un porcentaje de aprobación del 64.6% y 3 meses después, en noviembre, de 55.6% que son nueve puntos menos, según encuesta de El Universal (26.11.18)

Y hace 3 meses, en agosto, el 69.0% de los encuestados pensaba que con López Obrador la situación del país iba a mejorar, pero en noviembre opinan eso el 60.0%, que también es una disminución de nueve puntos.

Cae el porcentaje de los que piensan que el próximo presidente si va a cumplir con sus promesas de campaña que pasa del 64.5% en agosto al 49.0% en noviembre, disminución de 15.5 puntos.

La calificación promedio pasa de 7.43 en agosto a 6.81 en noviembre. Una disminución de 0.62 puntos. Es una caída menor, pero que va en contra de lo esperado.

¿Qué explica esta caída? Una primera respuesta sería que López Obrador, en estos 5 meses, se ha desgastado en una Presidencia de facto en la que ha abierto una gran cantidad de frentes.

La encuesta señala valoraciones puntuales de los encuestados que aportan datos para una respuesta más precisa. Todas apuntan a una reducción de las expectativas en torno a la economía y la seguridad.

Entre agosto y noviembre disminuye el número de los encuestados que piensa que la economía del país va a ser el mayor logro del Presidente al pasar de 16.5% al 12.6%, una reducción de 3.9 puntos.

La expectativa de una mayor creación de empleos también se reduce al pasar, de agosto a noviembre, de 9.6% a 8.5%, caída de 1.1 puntos.

Cae la expectativa sobre la reducción de la pobreza como uno de los grandes logros del próximo gobierno al pasar de 29.9% en agosto a 28.1% en noviembre, reducción de 1.8 puntos.

Crece el número de quienes piensan que el mayor error de López Obrador puede ser el combate a la corrupción que pasa del 19.9% en agosto al 20.4% en noviembre, un aumento de 0.5.

Las variaciones en estos rubros son menores o incluso marginales, pero manifiestan un cambio en la percepción ciudadana. Frente a la cobertura de prensa que ha tenido López Obrador, lo obvio era esperar que mejoraran las expectativas en los campos señalados, pero se han reducido.

Toda encuesta es una fotografía de un momento y no más, pero tampoco menos. Lo único seguro es que estos números se van a modificar. El presidente podrá crecer en aceptación, pero también disminuir.

Lo normal en todos los países es que ocurra lo segundo. Siempre las expectativas ciudadanas son mayores a la capacidad de respuesta del Gobierno y es evidente que el ejercicio de la función pública desgasta.
14 Noviembre 2018 04:00:00
¿En Morena empieza la lucha por el poder?
El pasado jueves Ricardo Monreal, el coordinador de Morena en la Cámara de Senadores, presentó una iniciativa de ley para prohibir el cobro de algunas comisiones que ahora los bancos hacen a sus clientes. La iniciativa tomó por sorpresa al sector bancario e hizo que la Bolsa de Valores perdiera 6%. La mayor caída en 10 años.

Con horas de retraso, el futuro secretario de Hacienda, Carlos Urzúa, por instrucciones del presidente electo, leyó un comunicado, para calmar a los mercados, donde aseguraba que la iniciativa no caminaría. En Morena se sabía que la salida de Urzúa era por orden de López Obrador, pero Monreal insistió en su posición.

El viernes el candidato electo se vio obligado a decir que su gobierno y su partido “no vamos a hacer ninguna modificación legal que tiene que ver con lo económico, financiero y fiscal en los próximos tres años”. Y que eso era compromiso de campaña y días atrás se lo había confirmado a la presidenta del banco Santander, Ana Botín. Y a pregunta expresa de un periodista dijo no respaldar la iniciativa de Monreal.

Ese mismo día la presidenta de Morena, Yeidckol Polevnsky, se enfrenta a Monreal y declara que “el presidente electo jamás vio esa iniciativa, no puede ser que temas tan importantes no se consulten. Es inaceptable”, y añadió que “Morena no está de acuerdo, Morena como partido no fue consultado”.

Y para que no quedara duda afirmó: “Nosotros somos un partido diferente, creemos en la consulta, creemos que debemos involucrar a los interesados, y lo hemos hecho, lo ha hecho Andrés Manuel López Obrador toda la vida. Es un posicionamiento de nuestro movimiento, no podemos sacar bomberazos y meter la pata”.

Nadie duda que Polevnsky salió a descalificar al senador Monreal, por su “bomberazo” y “metida de pata”, a petición de López Obrador. El sábado el senador insistió: “Pese a los puntos de vista de políticos, y grupos económicos y financieros, sigo sosteniendo que son un abuso cercano a la usura las comisiones bancarias y los intereses que se cobran a los usuarios en México”. El coordinador de Morena en la Cámara de Diputados, Mario Delgado, también se deslindó de Monreal.

Hay evidencias suficientes, lo confirman voces de Morena, de que el senador Monreal tomó la decisión de enviar la iniciativa por cuenta propia y sin avisar a López Obrador. Y que lo hizo en una demostración de fuerzas en la disputa que ya se ha instalado al interior de Morena, entre distintos liderazgos, para posicionarse en las cámaras, el partido, con sus militantes, y también en la opinión pública.

A pesar de las reacciones y los compromisos de López Obrador, Polevnsky, Delgado y Urzúa, el domingo pasado, en un comunicado, todos los morenistas en el Senado respaldaron la iniciativa de Monreal. ¿Monreal doblegó a López Obrador? ¿Ellos llegaron a un acuerdo? ¿López Obrador se contradice y paga los costos? En el sector financiero hay muchas dudas, inquietudes y preguntas. Hay también desconfianza al nuevo gobierno.

Dirigentes de Morena, en privado, hablan de que ya existen tres grupos, hay un cuarto en formación, que se empiezan a mover, para fortalecerse y ganar posiciones: el grupo de López Obrador, el de Marcelo Ebrard, el de Ricardo Monreal y el que empieza a constituir Gerardo Esquivel, futuro subsecretario de Hacienda. No es claro lo que va a pasar, pero sí que a dos semanas de que López Obrador asuma la Presidencia ya hay grupos al interior de Morena disputando el poder.
12 Noviembre 2018 04:00:00
Van dos y puede haber más
En las sociedades democráticas hay actores diversos que se expresan y actúan. El Gobierno es uno, pero también está el mercado (las empresas) y la sociedad civil. Los tres integran el Estado.

No ocurre así en las sociedades con gobiernos dictatoriales o autoritarios donde el Gobierno es el único actor que cuenta. Los demás se sujetan a sus designios.

El presidente electo y los suyos, todavía sin llegar al cargo, actúan en la lógica de que ellos son el único actor y sus actos no tendrán más consecuencias que las deseadas por ellos.

La suspensión de la construcción del nuevo aeropuerto en Texcoco ha provocado reacciones negativas de los mercados y de las calificadoras de la deuda.

A eso hay que añadir la desconfianza que se ha generado en el sector empresarial, tanto nacional como internacional. Si sólo a voluntad del presidente se puede suspender una obra, ya comprometida, todo se puede esperar.

El costo, para las finanzas del país ha sido de decenas de miles de millones de pesos. Y también ha sido alto el costo político a pagar por el nuevo presidente. No podía ser de otra manera.

Morena, el jueves pasado presentó una iniciativa de ley con la prohibición para que los bancos cobren ciertas comisiones que ahora cargan a sus clientes.

La reacción inmediata de los mercados, un actor del Estado, provocó la pérdida de 82 mil 124 millones de pesos en valor de capitalización de los bancos que cotizan en la Bolsa local, la caída más alta de los últimos 10 años.

El nuevo gobierno y su Congreso tiene la mayoría en ambas cámaras, reaccionó con rapidez ante la crisis que generaron y dieron marcha atrás.

Se comprometieron, antes de seguir con su iniciativa, consultar con los sectores involucrados. Para calmar la crisis dijeron también que no se va a afectar a nadie y que actuarán con responsabilidad.

El futuro gobierno lleva ya cinco meses que actúa como tal, en las dos ocasiones aquí planteadas toma decisiones como si fuera el único actor del Estado.

La autoridad en una sociedad democrática, antes de tomar cualquier decisión, debe siempre medir el impacto de sus decisiones y las posibles reacciones de los otros actores del Estado.

No puede, sin más, y de manera irresponsable, actuar como si fuera el único actor. Si lo hace así puede causar, de hecho causa, enormes daños al país y al propio Gobierno.

La autoridad debe actuar, con responsabilidad, en la acción concertada con los otros actores del Estado como lo plantea la gobernanza.

No se trata que el Gobierno o los otros poderes del Estado no hagan lo que consideren deben realizar en bien del país. En una sociedad democrática se exige la negociación y el acuerdo.

El nuevo Gobierno se equivoca si piensa que puede hacer lo que le venga en gana, como si fuera el único actor. Eso sólo ocurre en las sociedades dictatoriales o autoritarias.

Tiene que asumir, en independencia de los votos que obtuvo, que hay otros actores que van a reaccionar si no se les toma en cuenta a la hora de tomar decisiones. Vale más sentarse a la mesa y dialogar.
02 Noviembre 2018 04:00:00
No hubo y no habrá consultas
El presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, ha dicho en repetidas ocasiones que ya en el gobierno va a realizar con frecuencia consultas, para que sea el “pueblo” quien decida sobre los temas que él, no la sociedad, elija.

En los últimos días ha dicho también que debemos “acostumbrarnos” a eso. Afirma, es ya un mantra, que la forma de gobernar cambió y con él se instala una nueva manera de gestionar el poder.

La consulta de la semana no fue tal. Para que estas se puedan dar, son necesarias leyes y reglas, de órganos autónomos que las organicen, saber cuál es el número de participantes requerido para que sea válida y todavía muchas cosas más.

En la legislación se establece también quiénes las pueden citar y bajo qué condiciones. En unos casos puede ser la autoridad y en otras la ciudadanía, pero siempre en el marco de reglas previamente establecidas.

Cuando López Obrador era jefe de gobierno de la Ciudad de México estuvo en contra de que se hiciera el nuevo aeropuerto propuesto en el gobierno del presidente Vicente Fox que finalmente no se hizo.

A lo largo de la campaña por la presidencia siempre se manifestó por la suspensión de las obras del nuevo aeropuerto y a favor de que se abrieran otras en la Base Militar de Santa Lucía.

La decisión de López Obrador estaba tomada hace mucho tiempo, desde hace años, y lo que ocurrió la semana pasada sólo fue una farsa política, por cierto, mal hecha, para “legitimar” una decisión que ya tenía.

Para ello no se recurrió a una consulta sino a la movilización de las estructuras de Morena, para organizar un evento, donde tenían todo el control, que se propuso como objetivo llevar a militantes y simpatizantes a manifestarse.

En el futuro no habrá consultas sino eventos muy semejantes al que acaba de pasar, tal vez mejor realizados, la práctica enseña, para “legitimar” decisiones ya tomadas por el presidente López Obrador.

El propósito fundamental es movilizar a su base social y hacerla sentir, con eventos circenses como el que acabamos de ver, que ellos son los que gobiernan. Él sólo obedece el mandato del “pueblo”.

Existen sospechas fundadas de que los votos a favor de Texcoco fueron colocados por los mismos organizadores, para dar “credibilidad” al “ejercicio democrático”.

Toda la operación del evento de la semana pasada es francamente burda y su resultado no tiene más valor que acompañar una decisión ya tomada. Para eso se hizo.

La sociedad debe estar consciente de que el presidente López Obrador en su gobierno va a utilizar este circo político cada vez que considere lo necesita. Nunca va a organizar una verdadera consulta, porque sabe que la puede perder.

Él no está dispuesto a sujetarse a la opinión de la ciudadanía sino solo a que ésta convalide sus decisiones. Eso exige la manipulación de los suyos. Él la sabe hacer muy bien. En los próximos años de eso vamos a ver mucho.
15 Octubre 2018 04:00:00
Policía Nacional
La única manera de garantizar, ahora y siempre, que el Ejército permanezca en los cuarteles, es crear la Policía Nacional con carácter único, como lo tienen, con diversas modalidades, otros muchos países.

En México hay 400 mil efectivos entre policías municipales, estatales y federales. Hay mil 833 cuerpos de policías distintos que actúan cada quién por su cuenta. La Policía Federal, los 32 de las policías estatales y los mil 800 de las policías municipales.

De los 2 mil 458 municipios con los que cuenta el país hay 658 que no tienen cuerpo de policía. Ahora, la población y la criminalidad se concentran en 250 del total de los municipios que existen.

Los integrantes de estas estructuras tienen condiciones personales muy distintas, niveles de preparación muy diverso, de sólo días a más de un año, y también muy desiguales condiciones de trabajo, algunos sólo ganan el salario mínimo y otros más de 20 mil pesos mensuales.

Estudios de la Policía Federal plantean que idealmente en México se requiere de una Policía Nacional de mando único que debe constituirse con el mismo número de los policías que ahora existen, pero deben de homologarse las exigencias en el reclutamiento y garantizar los mismos niveles de capacitación y también de las condiciones de trabajo.

Esos mismos estudios señalan que garantizar la seguridad ciudadana en todos sus niveles, pasa necesariamente por crear esa estructura de carácter nacional. No se ignoran los problemas y hay consciencia que eso requiere enfrentar y resolver diversos temas de carácter jurídico y político, para poder caminar en esa dirección.

La Policía Nacional tendría tres niveles: el federal, el estatal y el municipal. El perfil de los policías para cada nivel es distinto y también sus responsabilidades y tipo de formación. Así, el nivel federal se encarga de las labores de inteligencia y las acciones de gran impacto y el municipal del contacto con la población.

Los niveles de la estructura del mando se dividen en tres: en el primero estaría un responsable o comisionado nacional; en el segundo 32 responsables o comisionados estatales y en el tercer nivel serían comisionados regionales que abarcarían varios municipios.

En la construcción de la Policía Nacional, un tema central, es la selección del personal, que debe corresponder a los perfiles que requieren los tres niveles de la policía. Lo es también la formación y la capacitación que exige crear las estructuras académicas correspondientes con docentes de calidad y programas de estudio pertinente.

Los estudios de la Policía Federal señalan que si existe voluntad política y se destinan los recursos necesarios la Policía Nacional se podría constituir en un tiempo que va de seis a 10 años.

El Gobierno que asume la presidencia el 1 de diciembre debe considerar en serio la posibilidad de crear la Policía Nacional. Constituírla daría al país la estructura institucional que se necesita, para combatir la violencia y el crimen en todos sus niveles. El Ejército, si no se hace, siempre estará en las calles y esa no es su función, lo es de la Policía Nacional.
08 Octubre 2018 04:00:00
PRD, fin de un ciclo
El PRD se funda en 1989. Nace de la unión de la Corriente Democrática del PRI, el sector del nacionalismo revolucionario, que abandona ese partido en 1988, y el Partido Mexicano Socialista (PMS), que se funda en 1987 y surge de la fusión de seis fuerzas de izquierda; las más importantes el Partido Mexicano de los Trabajadores (PMT), el Partido Socialista Unificado de México (PSUM) y el Partido Socialista de los Trabajadores (PST).

Desde su fundación son las posiciones del grupo priista de la ideología del nacionalismo revolucionario, encabezada por Cuauhtémoc Cárdenas y Porfirio Muñoz Ledo, las que se imponen. Los tres primeros presidentes el PRD fueron integrantes de esa corriente del PRI, los dos citados y Andrés Manuel López Obrador.

Ya como PRD Cárdenas se presenta como candidato a la presidencia de la República en las elecciones de 1994 y 2000. En las dos es derrotado. En 2002 renuncia al PRD y así López Obrador se convierte en el líder de esa corriente ideológica. En tal calidad es candidato del PRD a la presidencia en 2006 y 2012. En ambas pierde. El PRD nunca propuso como candidato a alguien que viniera de la izquierda.

En 2012 López Obrador deja al PRD, para crear el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) que obtiene el registro en 2014. Con él se van del PRD los integrantes de la corriente del nacionalismo revolucionario y también sectores de la izquierda más estridente. El PRD, en los hechos, se queda sin ideología. Y pierde también a una parte importante de sus dirigentes y sus bases. De manera clara, las que venían del PRI.

En 2018, el grupo del nacionalismo revolucionario, ahora en Morena, aliado con diversas fuerzas, incluyendo las más conservadoras, gana la presidencia con López Obrador como candidato, cuando se presenta por tercera vez. El PRD en esta elección va en coalición con el PAN y el MC. Sus resultados electorales expresan con claridad que su simpatía y base social ya es marginal. López Obrador y Morena han borrado al PRD. Lo que antes pudo representar se ha ido ahora con ellos.

Para el PRD ha terminado un ciclo histórico de 28 años. Ahora en la dirección del partido y las diversas corrientes que lo integran hay claridad de que se acaba un ciclo político. Conscientes de esa realidad el pasado 3 de octubre integraron una Comisión Nacional de Diálogo, de carácter plural, para analizar el futuro del partido. En la dirigencia hay consenso de que queda atrás una época y hay necesidad de transitar pronto a otra.

En la mesa de la discusión está si se refunda el PRD, o se va más allá y se decide abandonar el registro que ahora tienen y crear, desde abajo y con nueva gente, otro partido. Hay también consciencia de que la nueva organización no puede venir desde el PRD porque no cambiaría nada y no sería creíble. Tiene que surgir de sectores amplios de la sociedad que se identifiquen con una plataforma socialdemócrata progresista y avanzada. Ya se verá.
01 Octubre 2018 04:00:00
Urge legalizar-regular todas las drogas
El Gobierno que va a presidir el presidente Andrés Manuel López Obrador (2018-2024) puede hacer historia si deja atrás la política de sus antecesores con relación a la drogas, sobre todo la de Calderón y Peña Nieto, ante la evidencia del fracaso del paradigma prohibicionista y punitivo.

En México sabemos que la aplicación del paradigma son más de 100 mil muertos por sexenio. Está en manos de López Obrador si quiere o no seguir ese camino. La presidenta de la Comisión Global para la Política de Drogas, Ruth Dreifuss, dice que es un “fracaso fácil de probar” ante sus resultados.

Hace unos días en Nueva York, Peña Nieto, antes de dejar la Presidencia, firmó una propuesta del presidente Donald Trump para continuar con un paradigma que ha fracasado e incluso elevar su intensidad. Extraña que López Obrador ante esto no haya dicho nada cuando es común que todo lo comente. ¿Por qué?

Si el próximo Gobierno sigue con la implementación del actual paradigma se va a repetir lo que dice Dreifuss, quien fuera presidenta de Suiza, y es quien no se va a reducir la demanda de las drogas y tampoco el suministro de las mismas. Y sí va a suceder todo lo contrario.

Y seguro que de continuar con esa política lo que va a propiciar, como lo hace ahora, es que crezca el poder del crimen organizado y también, como consecuencia, se dañe el tejido social y la salud pública e individual, asegura Dreifuss.

López Obrador debe tener claro que si, pese a la evidencia, continúa la política de Calderón y Peña Nieto las instituciones estatales van a seguir siendo afectadas por la cooptación y corrupción del crimen organizado.

Y que los ciudadanos, sobre todo los más vulnerables, van a ser objeto, como ahora, de la desaparición y el asesinato, pero también del desplazamiento de sus lugares a causa de la guerra que se libra en ciertas regiones del país, como asegura la Comisión Global.

El próximo Gobierno no puede caer en “la ilusión de llegar a una sociedad libre de drogas”, como algunos, de manera ingenua, piensan es posible. La Comisión Global asegura “existe una demanda de drogas y si no se satisface por medios legales, será satisfecha por el mercado ilegal”.

Frente a esa realidad y ante el resultado del actual paradigma, sólo queda el camino de avanzar en el proceso de legalizar-regular todas las drogas, para evitar que “las organizaciones criminales controlen toda la cadena de drogas”, sostiene Dreifuss.

La Comisión Global a partir de evidencia asegura que “la regulación de las drogas actualmente ilegales no sólo es posible, sino que es necesaria” y añade que la “única respuesta responsable es regular el mercado, establecer regulaciones adaptadas a la peligrosidad de cada droga y monitorear y hacer cumplir estas regulaciones”.

Si el gobierno del presidente López Obrador quiere presentar resultados distintos a los de sus antecesores tiene que abandonar el paradigma prohibicionista-punitivo y empezar a caminar por la ruta de la legalización-regulación. Si no lo hace ya sabemos cuál es el resultado: más de 100 mil muertos en el sexenio.
28 Septiembre 2018 04:00:00
Nicaragua ante el Consejo de Seguridad de la ONU
Ante la represión sistemática del Gobierno de Nicaragua en contra de la población, el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas discutió, el pasado 5 de septiembre, la crisis que inició en el mes de abril y que según diversas fuentes ha cobrado la vida de 455 personas.

El presidente Daniel Ortega (72 años), que gobierna desde hace 11 años, y su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo (67 años), hicieron todo lo posible, para que Estados Unidos, que ahora tiene la presidencia rotatoria del consejo, no introdujera el caso, pero al final perdieron.

La Oficina del alto comisionado para los Derechos Humanos de la ONU dio a conocer, el pasado 29 de agosto, un informe que prueba la represión del Gobierno, las ejecuciones extrajudiciales y la violación sistemática de los derechos humanos. La reacción de Ortega y Murillo fue expulsar a los observadores de la ONU al conocer el documento.

Es algo extraordinario que el Consejo de Seguridad haya dado entrada al caso de Nicaragua. Esto se debe a que “la brutalidad del régimen de Ortega ya es percibida a nivel internacional como una amenaza, para la estabilidad de la región”, dice José Miguel Vivanco, director para las Américas de Human Rights Watch.

En la sesión se insistió en que se debe buscar una salida pacífica negociada al conflicto mediante un Diálogo Nacional con la mediación de la Iglesia católica que debe contemplar, entre otros puntos, el adelanto de las elecciones, medida que cuenta con el apoyo del 81% de los nicaragüenses.

Los grupos opositores se han manifestado siempre a favor del diálogo y lo mismo ha hecho la Iglesia, la OEA y ahora también la ONU. Quienes se niegan son Ortega y Murillo, que ahora tienen el control absoluto de los tres poderes del Estado.

El problema es “que hoy existe un régimen que quiere prolongar su estancia en el poder a cualquier costo y esto es lo que debe de cambiar. No se trata de sustituir un régimen revolucionario, sería un error verlo así, es sustituir un régimen continuista por uno democrático”, afirma el escritor Sergio Ramírez (76).

Desde abril, la respuesta del Gobierno ante el descontento popular ha sido la represión, primero armada y después cesando de sus cargos a médicos, maestros y funcionarios que considera han ayudado a los manifestantes o apoyan sus demandas. Esto ha profundizado el rechazo de la población al régimen, que cada vez está más aislado en lo interno y también a nivel internacional.

Henry Ruiz (75), el legendario comandante guerrillero Modesto, que al triunfo del sandinismo fue nombrado, como Ortega, comandante de la Revolución, honor que sólo merecieron nueve de los combatientes históricos, dice de su compañero en la guerrilla y en los primeros años de gobierno: “El Ortega de hoy no es reconocible, para nadie que lo haya conocido antes”.
26 Septiembre 2018 04:00:00
Regulación de las drogas
La Comisión Global sobre Política de Drogas, que se funda en 2011, está integrada por 22 miembros que incluye a empresarios, gente de la cultura, dos premios Nobel y a 12 exjefes de Estado o de Gobierno. Su misión es promover reformas a la actual política de drogas con base a la evidencia.

En México, la organización decidió presentar su informe 2018 Regulación, el control responsable de las drogas que se dio a conocer el pasado lunes. Es un documento de 58 páginas que invita a los gobiernos a poner en marcha una estrategia efectiva de regulación de las drogas.

Se plantea que la política de regulación es fundamental si realmente se quiere reducir el mercado ilegal de las drogas y los daños que trae la prohibición. Se reconoce que esta propuesta desafía los términos del actual debate público sobre el tema.

Para avanzar ya en la línea de la regulación se hacen siete recomendaciones:


•Las drogas actualmente prohibidas deben ser reguladas.

•Quienes formulan las políticas deben buscar evidencia sobre la regulación legal de las drogas y deben abrir procesos participativos locales y nacionales para determinar las reformas.

•Los estados deberían considerar experimentar con la regulación incremental de drogas de menor potencia.

•Las legalizaciones no deben dejar atrás a las personas y a las comunidades más afectadas por la prohibición cuando regulan legalmente los mercados de drogas.

•Los estados deben maximizar las oportunidades de desarrollo que ofrece la regulación de los mercados de drogas. Esto significa redistribuir los recursos para mitigar los cambios previstos en la actividad del crimen organizado.

•Los estados miembros de las Naciones Unidas deberían considerar urgentemente las diferentes opciones para modernizar el régimen internacional de fiscalización de drogas a fin de satisfacer las necesidades actuales de todas las partes interesadas y afectadas por la política de drogas.

•El secretario general de las Naciones Unidas debería encabezar la reforma de la gobernanza del régimen internacional de fiscalización de las drogas.

El cambio de la actual política de drogas debe garantizar la promoción de la salud pública, la integración social y la seguridad, en el marco de un estricto respeto a los derechos humanos. Urge dejar atrás el paradigma prohibicionista y punitivo, que no ha funcionado. La evidencia es abrumadora y también lo es que la regulación reduce el daño a la salud y a las sociedades.

La propuesta de la comisión debe ser analizada a fondo por el gobierno que asume sus funciones el 1 de diciembre. Si de verdad quiere cambiar la estrategia de lucha frente al narcotráfico, para reducir los índices de violencia, tiene en el documento de la comisión una guía precisa y puntual. Es el resultado del trabajo de los expertos del mundo más reconocidos. No hay que inventar el hilo negro.
24 Septiembre 2018 04:00:00
Nueva comunicación presidencial
En estas semanas el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, ha delineado cuál será su estrategia de comunicación una vez que formalmente asuma la presidencia de la República el 1 de diciembre. Mantiene rasgos de la comunicación que siempre lo han caracterizado y añade otros.

El eje central de la estrategia es marcar todos los días, desde temprano, la agenda noticiosa que está en los medios. Él sabe, es una de sus habilidades, siempre dar nota. Así, los medios se vuelven caja de resonancia de todo lo que dice o hace.

Es muy probable que a partir del 2 de diciembre, después de su reunión con el gabinete de seguridad que ya dijo será todos los días a las seis de la mañana, dé formal o informalmente una conferencia de prensa. De esta manera retomaría las “conferencias mañaneras” de cuando fue Jefe de Gobierno de la Ciudad de México.

Para dar nota utiliza calificativos exagerados, medias verdades e incluso mentiras. Habla a su base. Asume que eso va a provocar reacciones negativas en diversos sectores, pero los suyos siempre se van a solidarizar con él. Entonces la adhesión se redobla. Sabe también que la prensa sólo va a registrar su dicho y nunca lo van a desmentir.

Cuando los medios de la época dan voz a las críticas en contra de lo que ha dicho o hecho, él reacciona descalificándolos. El adjetivo que usa para ello es el de “prensa fifi”, que debe entenderse como una prensa clasista que está en contra de su proyecto. Nunca ha utilizado el calificativo de “noticias falsas” y va directo contra el medio.

Ya en la Presidencia lo que debe de esperarse es, en la medida que los medios den lugar a las voces críticas o al trabajo de investigación sobre las fallas de las acciones del gobierno, que incremente su reacción negativa ante éstos y también ante periodistas en lo particular.

El contenido de todo lo que dice siempre es ambiguo y lleno de lugares comunes. Aporta muy poco y en muchas ocasiones nada. Siempre es un mensaje dirigido a su base, que quiere seguir empleando, y no a la totalidad de la sociedad. Él sabe que quieren oír los suyos y se los dice.

En relación directa con lo anterior está, y esto da a seguir, que un día dice una cosa y al día siguiente otra. Esta contradicción tiene dos explicaciones. Desde siempre, es parte de su éxito, ha dicho lo que su audiencia quiere decir, pero en su nueva condición es imposible que en los medios no registren que se contradiga. Es nota.

Está también lo que fue el discurso de la campaña de los últimos 18 años y el que ahora está obligado a asumir como presidente. Con frecuencia él mismo no ubica el espacio en el que está. Las promesas simplemente no las puede cumplir y se pronuncia en contra de lo que antes dijo. Los ejemplos son cada día más.

Otro elemento es encontrar a quien culpar de todos los males. En los 18 años pasados fueron el PAN y el PRI; el PRIAN. En días pasados habló de que si le iba mal a la economía no sería su responsabilidad, sino de las circunstancias internacionales y del Banco de México. Es un hecho que todavía no define con claridad cuáles serán los adversarios de su gobierno. Ya los definirá.

La estrategia de comunicación de López Obrador y, también su manera de operarla, es muy semejante a la de otros candidatos y presidentes en funciones de muy distintos países (Estados Unidos, Bolivia, El Salvador…). Es una nueva manera de articular elementos que ya existían. Hay especialistas que estudian este fenómeno que tiende a multiplicarse.

En síntesis, más allá de las particularidades de cada caso, son seis los elementos que caracterizan esta nueva comunicación: marcar todos los días la agenda de lo que se discute en los medios; dirigirse solo a la base que ya se tiene; dar nota mediante la exageración o incluso la mentira; mantenerse en la ambigüedad y las generalizaciones; tener siempre a quien culpar y atacar a la prensa que da voz a la crítica.
15 Septiembre 2018 04:07:00
El éxodo venezolano
En la historia de América Latina nunca se había dado un éxodo de la dimensión del que ahora ocurre en Venezuela. Desde 2014, 2.3 millones de personas han abandonado el país, siete de cada 100, según la ONU.

A esos se suman los que dejaron el país a la llegada a la Presidencia de Hugo Chávez, y hasta el 2013, que se calcula en 1.5 millones. Al día de hoy el total ronda en los 3.8 millones en estimaciones de distintas fuentes.

El origen del éxodo de los últimos cinco años es la falta de bienes básicos y sobre todo de alimentos. La gente tiene hambre, asegura la ONU.

Todas las medidas económicas adoptadas por el presidente Nicolás Maduro, algunas que se inscriben en la lógica de la picaresca, han fracasado.

No hay ningún dato que diga que el éxodo se vaya a parar en el corto y mediano plazo. Y hay dudas de que pueda ocurrir en el largo plazo de seguir el gobierno actual.

El éxodo venezolano se dirige masivamente a Estados Unidos y España, pero sobre todo a los países del sur del continente donde ha crecido entre 2015 y 2017 en 900%, de acuerdo con la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) de la ONU.

Hoy, según la OIM, en Colombia hay 870 mil venezolanos; en Perú 354 mil 421; en Estados Unidos 290 mil 224 (dato 2016); en España 208 mil 333 (dato 2017); en Chile 105 mil 756; en Argentina 95 mil; en Panamá 76 mil (dato 2017) y en Brasil 50 mil (dato 2017).

Ahora Colombia, que acoge hoy al mayor número de los venezolanos del éxodo, se ha convertido en un país de tránsito que se utiliza como escala para dejar Venezuela y buscar sitios más lejanos.

Los países receptores, en un primer momento, dice la doctora Feline Freire, de la Universidad de Pacífico en Lima, vieron el éxodo venezolano como un tema de política exterior y por lo mismo tuvieron una política migratoria abierta (El País 27.08.18)

Y añade que en la medida que el número del éxodo crece, todo indica que seguirá, e incluso se va a incrementar, el tema se vuelve necesariamente de política interna. ¿Cómo garantizar los servicios púbicos, vivienda y trabajo? ¿Cómo hacer frente a las reacciones xenófobas de sus ciudadanos?

Los países de la región, por lo mismo, han empezado a endurecer su política frente al éxodo. Antes a los venezolanos no les exigía pasaporte y ahora se les pide. Para la gran mayoría de ellos les es imposible obtener el pasaporte.

A pesar de las dificultades, la gente que tiene hambre no se va a quedar en Venezuela y seguirán saliendo. En la medida que no hay posibilidades legales lo harán en forma ilegal. Eso añade nuevos problemas al éxodo que no se habían dado antes.
10 Septiembre 2018 04:00:00
AMLO y el gasto en publicidad
Cuando Andrés Manuel López Obrador (2018-2024) asuma de manera oficial la Presidencia de la República seguirá la misma política de sus antecesores en el gasto de publicidad que se compra a los medios. En este capítulo no habrá ningún cambio.

Él ya ha dicho que a lo largo de su Gobierno se van a gastar 30 mil millones de pesos, que es la mitad de los 60 mil millones gastados por el presidente Enrique Peña Nieto (2012-2018) en su sexenio.

López Obrador va a gastar el doble que el presidente Vicente Fox Quesada (2000-2006) que fueron 16 mil millones de pesos y 30% más que en el sexenio de Felipe Calderón Hinojosa (2006-2012) que sumó 21 mil millones de pesos.

El gasto en publicidad programado por el próximo presidente es un ahorro respecto al Gobierno que lo antecede, pero una cantidad mucho mayor en relación con los gobiernos anteriores. Ahí están los datos.

En las democracias más desarrolladas, los gobiernos tienen prohibido el gasto en publicidad, para estar en los medios. Los impuestos de los contribuyentes se invierten en obras y servicios que le dan algún beneficio.

La publicidad del Gobierno no representa ningún beneficio para la ciudadanía y sí le perjudica en la medida que esos recursos no se destinan a la obra y el servicio público.

El próximo Presidente puede, a pesar de lo que ya ha dicho, dejar de gastar dinero de las arcas públicas, para comprar publicidad. Ese sí es un ahorro considerable que puede destinarse a programas sociales.

El candidato López Obrador pidió a los electores que votaran a los senadores y diputados de su partido para poder realizar los cambios legales que el país necesitaba. Ahora, él tiene la mayoría en ambas cámaras.

En este momento, el partido del presidente puede enviar al Congreso una iniciativa de ley que prohíba, para los distintos poderes del Estado y niveles del Gobierno, la compra de publicidad. Tiene los votos para aprobarla.

Ese sí sería un cambio con profundas y favorables consecuencias para la democracia, la política y el periodismo. Cambiaría de manera profunda y para siempre la actual relación entre los medios y el poder.

La compra de publicidad por el Gobierno distorsiona, no puede ser de otra manera, esa relación. Se establece, aunque no se quiera, un círculo perverso donde siempre pierde la libertad de expresión. El que paga, manda.

Existe mucha evidencia, para sostener que en los países donde la ley prohíbe a los gobiernos comprar publicidad se eleva la calidad de la política, de la información y del discurso que la acompaña.

Y esa evidencia señala también que crece, de manera significativa, la calidad del periodismo que se hace, por parte de los medios y los periodistas. Sin publicidad pagada gana la democracia, el Gobierno, el periodismo y sobre todo la ciudadanía.

03 Septiembre 2018 04:00:00
AMLO, los gobernadores y los delegados
El pasado 27 de agosto el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, se encontró con los mandatarios estatales reunidos en la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago), que incluyó a los recién electos que todavía no toman posesión de su cargo. Al presidente lo acompañaron integrantes del futuro gabinete legal y ampliado.

La mayor expectativa de los gobernadores era que el presidente electo dejara en claro y de manera abierta cuáles iban a ser las funciones que tendrían los delegados nombrados por él en los estados. Había mucha inquietud y preocupación sobre el tema.

El gobernador de Chiapas, Manuel Velasco, presidente saliente de la Conago, ahora senador de la República, al término de la reunión dijo que pidieron al presidente que el trato fuera directo. Y que este les aseguró que los delegados en su “administración actuarán con absoluto respeto a la soberanía de los estados y no estarán por encima de las autoridades locales”.

Velasco añadió que “ningún gobernador se manifestó en contra de los delegados, pero sí de sus funciones, por lo que debe de haber claridad en las atribuciones que tendrán los delegados estatales y lo que representa un gobernador elegido por el pueblo”.

Y Enrique Alfaro, gobernador electo de Jalisco, manifestó que el presidente les aseguró que los delegados no ejercerán recursos y no verán temas relacionados con la seguridad. Y dijo que estos, de acuerdo con lo que les planteó López Obrador, “no van a tener las facultades que ellos mismos se encargaron de decir que iba a tener, eso me parece que ya es un avance”.

Uno de los gobernadores asistentes comentó en privado, después de la reunión, que el presidente les dijo que ellos iban a seguir siendo los responsables de los programas sociales y que deberían estar atentos, para que los recursos federales llegaran en tiempo y forma.

Los 32 delegados nombrados por el presidente son cuadros políticos locales de Morena y en cinco casos candidatos a gobernador que perdieron en las pasadas elecciones. El Gobernador de Hidalgo, Omar Fayad manifestó que “algunos de estos personajes (delegados) se guían por la política interna de cada entidad y pueden poner en situación de problema la relación con el gobierno federal y los gobernadores”.

Algunos gobernadores quedaron satisfechos con la afirmación del presidente electo de que su gobierno va a respetar la soberanía de los estados, pero otros se quedaron con dudas razonables sobre las funciones de los delegados y claramente en desacuerdo con el delegado que ya está nombrado para su estado. Aquí hay un foco de tensión entre los gobernadores y el presidente electo.
27 Agosto 2018 04:00:00
AMLO, el destructor de símbolos
El presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, no se propone encabezar una administración presidencial como las que se dieron a partir del fin de la gesta armada de la Revolución Mexicana, la primera encabezada por Álvaro Obregón (1920-1924).

Él va a conducir una revolución pacífica, por la vía institucional, a la que llama cuarta transformación. La primera fue la Independencia, la segunda la Reforma, la tercera la Revolución y la que encabeza que tiene como título sólo un número.

Su proyecto de transformación requiere símbolos, toda institución y movimiento los exigen, y él se ha dado a la tarea de destruir los anteriores y edificar unos nuevos. Hace tiempo que trabaja en ello, pero esta actividad se aceleró en los meses de campaña.

El general Lázaro Cárdenas (1934-1940) cuando ocupa la presidencia de la República no quiso irse a vivir al Castillo de Chapultepec, como lo habían hecho sus antecesores, y optó por otro sitio al que puso por nombre Los Pinos. Construyó un nuevo símbolo.

De Cárdenas hasta Peña Nieto, todos los presidentes ahí vivieron. Ese lugar se ocupó por 84 años. El presidente electo ha decidido destruir ese símbolo del poder presidencial y convertirlo en museo. El nuevo símbolo es que seguirá viviendo en su casa particular.

El Estado Mayor Presidencial (EMP) se crea en 1926, bajo la presidencia de Plutarco Elías Calles (1924-1928), para garantizar la seguridad del Presidente y su familia. En los últimos 92 años esta ha sido su tarea. López Obrador ya anunció que, a partir del 1 de diciembre, cuando asuma su cargo, dejará de existir el EMP.

Destruye otro símbolo del poder presidencial y en su lugar se integra un grupo de 20 civiles que se harán cargo de su seguridad. El nuevo símbolo es que no necesita un cuerpo especial del Ejército para cuidarlo. Asume el modelo utilizado por los gobernadores que tienen civiles como responsables de su seguridad.

El presidente Elías Calles compró el tren presidencial conocido como El Olivo. En 1960 hizo su último viaje. El primer avión oficial lo compra el presidente Miguel Alemán Valdés (1946-1952). Desde los años 20, el Presidente ha tenido un medio oficial para trasladarse por el país y el extranjero. Son casi 100 años.

López Obrador destruye otro símbolo del poder presidencial. El nuevo símbolo es que el Presidente no tendrá vehículos oficiales –carros, helicóptero y avión–, para viajar por el país y el extranjero. Ya dijo que sólo va a utilizar vehículos privados y líneas aéreas comerciales.

Tres de los símbolos que por más de 80 años acompañaron la figura del Presidente han sido destruidos. Y López Orador los ha sustituido por tres no símbolos. El único nuevo símbolo, que remplaza a los anteriores, es proyectar la imagen de que él es un hombre ejemplar, sencillo y austero. Esa es la intención y está por ver si lo logra.
22 Agosto 2018 04:00:00
AMLO, el creador de noticias
El presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, es un notable comunicador. Lo ha demostrado a lo largo de más de 20 años como uno de los protagonistas de la política nacional. Siempre da noticia o nota como se dice en el medio.

López Obrador, ya son años, pone la agenda de la discusión pública y también de los medios. Él, como parte de su estrategia política-comunicacional, genera eventos o hace declaraciones que acompaña con una narrativa atractiva para los medios y la sociedad.

Un ejemplo de lo anterior, los hay muchos, es el manejo que ha hecho del nuevo aeropuerto que se construye en la Ciudad de México. En la campaña lo introdujo como un tema central y obligó a que los otros candidatos, los políticos y las organizaciones empresariales salieran a responderle.

El presidente electo con ese tema marcó la agenda y nadie se resistió a seguir su juego. Los medios hacían caja de resonancia del debate. Él, con una gran habilidad, un día sí y el otro también cambiaba los contenidos de la discusión y los demás lo seguían.

Al inicio estableció el debate en términos de que llegar a la presidencia iba a cancelar la construcción del aeropuerto, después de que la obra seguiría, pero se revisarían los contratos, más tarde dijo que no habría inversión pública y se concesionaría a privados, siempre actores políticos y medios reaccionaron a sus declaraciones.

El caso del aeropuerto, para López Obrador ha tenido una alta rentabilidad política y mediática. El tema lo mantuvo a lo largo de la campaña y lo ha seguido en los dos meses posteriores a la misma. Logra, eso se propone, que todos los actores y grupos sociales reaccionen a lo que dice. Siguen la agenda que este les impone.

López Obrador, el día que había anunciado para fijar su posición final sobre el aeropuerto, con la presencia de todos los medios, decidió, con gran habilidad, que no podía cerrar un tema que le ha dado tan altos réditos y anunció que el tema sigue vigente y todavía no se cierra.

Ahora la “consulta” a los especialistas y a la ciudadanía se extiende hasta el mes de octubre. Para que su estrategia político-comunicacional sobre el aeropuerto tenga más impacto pidió a los medios del país que estén a la altura de las circunstancias y por lo mismo abran espacios, para la discusión.

El nuevo elemento, para subir el tono dramático de la narrativa, es que la decisión final no saldrá de los estudios y valoraciones de los expertos nacionales e internacionales que ahora están implicados, sino de lo que diga el “pueblo” a través de una encuesta vinculante.

En los próximos días, es un capítulo más de esta historia construida por el presidente electo, se va a abrir la discusión de ¿qué preguntas debe llevar la encuesta?, ¿quién las va a redactar?, ¿qué empresa la va a aplicar?. Es notable, se debe reconocer, la habilidad de López Obrador para, a través de dar nota, involucrar a los actores políticos y a los medios en su agenda. ¿Ya se terminó este tema o va a seguir?
20 Agosto 2018 04:00:00
República central
La República central en México duró 11 años, de 1835 a 1846, cuando se restableció la República federal. De los 11 presidentes que en ese tiempo ocuparon el cargo ninguno terminó su mandato. Unos fueron conservadores y otros liberales. En ese entonces, los estados se convirtieron en departamentos y el Presidente de la República nombró a los gobernadores.

Ahora hay indicios de que, por la vía de los hechos, 182 años después, se restaura la República central que fue en su origen iniciativa del Partido Conservador. Esto a partir del 1 de diciembre, cuando Andrés Manuel López Obrador asuma la presidencia. Por lo pronto ya nombró a los 32 coordinadores estatales que lo van a representar en los estados.

Su nombre oficial es Delegado de Programas Integrales de Desarrollo y van a ser los responsables del control y la supervisión de los recursos federales que se destinan a los estados, que ahora ya no va a pasar por la administración del Gobierno estatal, y tampoco por las manos de diputados y organizaciones sociales.

Ellos también van a coordinarse con el Ejército, la Marina y la Policía Federal en tareas de seguridad, al parecer los actuales gobernadores serán desplazados de esta tarea, y también será su responsabilidad depurar los padrones de beneficiarios de los programas sociales y obtener el visto bueno de las comunidades beneficiarias, para la realización de las obras.

El presidente electo dijo que los coordinadores estatales deben garantizar que los recursos federales destinados a programas y proyectos lleguen de manera directa a las comunidades. La relación sin intermediarios va a ser entre el Presidente de la República y los beneficiarios. Es el esquema de una estructura vertical y altamente centralizada.

Los 32 delegados presidenciales, como en la República central, van a depender de manera directa del presidente y sólo a él van a dar cuenta. Estos van a contar con el apoyo de 296 delegados regionales, que en promedio son ocho por estado. Esta última estructura se empalma con los 300 distritos electorales para diputado federal.

El perfil de los coordinadores no es el de cuadros técnicos especializados en la administración pública, las finanzas o la ejecución de programa, sino que todos son cuadros políticos locales de Morena. Once de estos han sido presidentes de ese partido en sus estados y cinco candidatos derrotados en pasadas elecciones a gobernador.

Las funciones del delegado presidencial, que es el gobernador nombrado por el presidente, van en camino a la construcción de la República central. A la par se camina en la edificación de la estructura territorial de Morena en todo el país y a la construcción de la candidatura del delegado como gobernador, senador o diputado federal, para próximas elecciones.
13 Agosto 2018 04:00:00
El triunfo del nacionalismo revolucionario
Al término del mandato de Lázaro Cárdenas (1934-1940) se crea al interior del Partido de la Revolución Mexicana (PRM), –que va de 1938 a 1946–, y después en el Partido Revolucionario Institucional (PRI) –que se extiende de 1946 al presente–, la corriente del cardenismo que se identifica con el nacionalismo y el compromiso social.

Cuando termina el período del presidente Miguel Alemán (1946-1952) surge la corriente del alemanismo, que se asocia a la modernidad y la participación de la empresa en el desarrollo de la economía. A partir de ese momento al seno del PRI se enfrentan dos visiones de la política y el mundo.

Las diferencias entre estas corrientes nunca fueron radicales y convivían, pero sí expresaban énfasis en la interpretación del legado de la Revolución Mexicana y hacían también relación a la manera de hacer política y relacionarse con las bases del partido y con la sociedad.

El mayor enfrentamiento entre el cardenismo y el alemanismo, que después se identifican con los nacionalistas revolucionarios y los tecnócratas neoliberales, tiene lugar a mediados de los 80, formalmente en 1986, con el surgimiento de la Corriente Democrática al interior del PRI.

La crean Cuauhtémoc Cárdenas, Porfirio Muñoz Ledo, Ifigenia Navarrete y Rodolfo González Guevara, ente otros. Al grupo se incorpora Andrés Manuel López Obrador. Piden al presidente Miguel de la Madrid (1982-1988) reglas claras para elegir al candidato del PRI en la próxima elección. Ellos quieren participar en el proceso.

El Presidente, como lo habían hecho todos sus antecesores, nombra al candidato de su partido y elige a Carlos Salinas de Gortari (1988-1994). En 1988, la Corriente Democrática opta por dejar el PRI y se asume como la legítima representante del nacionalismo revolucionario. En el PRI se queda el grupo de los tecnócratas neoliberales.

En 1988, Cuauhtémoc Cárdenas postulado por el Frente Democrático Nacional (FDN), agrupación de fuerzas políticas, compite por la Presidencia de la República.

Las dos corrientes se enfrentan por primera vez fuera del PRI. Los nacionalistas revolucionarios pierden en una elección muy cuestionada. En 1989 esta corriente, con otros grupos, funda al Partido de la Revolución Democrática (PRD).

El PRI y el PRD se enfrentan en las elecciones de 1994 con Ernesto Zedillo y Cárdenas, gana el PRI; en 2000 con Francisco Labastida y Cárdenas donde por primera vez triunfa el PAN; en 2006 con Roberto Madrazo y López Obrador y otra vez gana el PAN; en 2012 con Enrique Peña Nieto y López Obrador, el PRI se hace de la victoria.

En 2012, López Obrador se separa del PRD e inicia la construcción del Movimiento Regeneración Nacional (Morena), que en 2014 obtiene su registro como partido. Con López Obrador se va el nacionalismo revolucionario. A lo largo de 2017 y ya en 2018, ante su éxito en las encuestas, se suman más integrantes de esta corriente que abandonan al PRD y al PRI.

López Obrador triunfa de manera contundente en la elección presidencial de 2018. La corriente del nacionalismo revolucionario gana la Presidencia de la República 30 años después de haberse salido del PRI.

Ahora Morena es su expresión. Es una victoria aplastante y definitiva sobre los tecnócratas neoliberales.
30 Julio 2018 04:00:00
Los jesuitas
El 31 de julio se conmemora el 462 aniversario de la muerte de San Ignacio de Loyola (1491-1556), el fundador de la Compañía de Jesús que en 1540 el papa Paulo III la aprueba oficialmente. En este septiembre, la Orden cumple 478 años de existencia. En 1965 llegó a tener 36 mil miembros, el mayor número de su historia, y en la actualidad son 16 mil.

En octubre de 2016 los jesuitas, en la Congregación General 36, eligen al venezolano Arturo Sosa Abascal (69) como el 30 superior general que ha tenido esa institución a lo largo de su historia. De ellos Paulo VI dijo: “Donde quiera que, en la Iglesia, incluso en los campos más difíciles o de primera línea, ha habido o hay confrontaciones: en los cruces de ideologías y en las trincheras sociales, entre las exigencias del hombre y mensaje cristiano, allí han estado y están los jesuitas”.

Los jesuitas, a pesar de su reducción numérica, siguen siendo la institución religiosa masculina más grande de la Iglesia católica. La Orden, una de las cinco que existen, está presente en 127 países organizada en 90 provincias y en 10 asistencias: África; América Latina Meridional; América Latina Septentrional; Asia Meridional; Asia Oriental; Europa Central; Europa Meridional; Europa Occidental; Europa Oriental, y Estados Unidos.

La Compañía de Jesús cuenta con el mayor conjunto universitario del mundo formado por 231 universidades en 69 países. A estas se añaden más de 3 mil instituciones educativas de todos los niveles, que atienden a poco más de 3 millones de alumnos. En Roma los jesuitas dirigen la Universidad Gregoriana, el Instituto Bíblico y el Instituto Oriental. Ahora en estos tres centros de formación de las élites de la Iglesia se atiende a 3 mil 500 estudiantes de 120 países.

Para dar una idea de la influencia de estos centros sólo decir que graduados de estas tres instituciones conforman una cuarta parte de los obispos del mundo y son la mitad de los cardenales que votaron en el cónclave que eligió al más reciente papa, a Francisco, que por primera vez en la historia es un miembro de la Compañía de Jesús.

Los jesuitas cuentan con 30 editoriales en otros tantos países y también 66 emisoras de radio y 27 televisoras. Dirigen el periódico, la radio y la televisión del Vaticano. Publican decenas de revistas en muy diversos campos, pero sobre todo en filosofía y teología. Entre ellas La Civiltá Cattolica (Italia), América (Estados Unidos), Études (Francia), Razón y Fe (España).

La Compañía de Jesús, en sus ya cerca de 500 años de existencia, los cumple en 2040, ha vivido épocas difíciles. En 1773 el papa Clemente XIV la suprime, para que en 1814 la restaure el papa Pío VII. En los años del largo papado de Juan Pablo II las relaciones entre el Vaticano y los generales de la Orden fueron tensas. El Papa no estaba de acuerdo con su compromiso social y manera de pensar de los jesuitas. Eso se lo reclamó de manera pública en más de una ocasión.
24 Julio 2018 04:00:00
Emisarios del presidente
El presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, e integrantes de su equipo, desde el día que se anunció su victoria, han dado a conocer diversas propuestas de lo que harán a partir del 1 de diciembre, una vez que inicie el periodo de su Gobierno.

De todas ellas, hay una que llama la atención y que puede cambiar de manera radial el funcionamiento del sistema político en el país: es la creación de la figura de un sólo coordinador en los estados de todas las dependencias federales.

El propio López Obrador fue quien anunció, utilizando el argumento del ahorro de recursos y la reducción de personal, el cierre de todas las representaciones que tiene el Gobierno federal en los estados.

Los estados, unos más que otros, dependen del presupuesto que reciben del Gobierno federal. No hay ningún estado que pueda financiar su gasto de lo que obtiene por el cobro de impuestos locales.

Todavía no está claro cual será el papel de estos coordinadores, pero se adelanta, habrá que confirmarlo cuando se den a conocer oficialmente sus funciones, que ellos serán los que tendrán el control de los recursos federales.

Junto con el anuncio de esta nueva figura del Gobierno federal se dio a conocer la lista de los 32 comisionados estatales que van a desempeñar esta función. El perfil de todos es el de políticos locales que pertenecen a Morena.

Y se da el caso, en por lo menos en cinco estados, que son los candidatos a gobernador que compitieron por Morena y perdieron la elección en el Estado de México, Nayarit, Yucatán, Jalisco y Guerrero. ¿Se pretende por esta vía darles el control del gobierno en su estado?

Se adelanta también que los coordinadores federales únicos van a depender directamente del Presidente de la República. El propósito es que el centro, para el caso directamente el presidente, tenga el control de los gobernadores.

La puesta en marcha de esta figura supone un cambio radical en el diseño del federalismo mexicano, que conduce necesariamente, con la información que se tiene, a la violación del pacto federal y a un nuevo tipo de centralismo, y abre una nueva manera de competir por la gubernatura en los estados.

El coordinador federal, siempre un político de Morena, se convierte desde el primer día en candidato al Gobierno del Estado con claras ventajas sobre cualquier otro competidor.

Con la información que ha dado sobre la tarea del coordinador federal, todo indica que a partir del 1 de diciembre en los estados habrá dos gobernadores: el que eligió la ciudadanía y el que impuso el Presidente de la República.

En el nuevo diseño del pacto federal que propone López Obrador se genera un espacio para el constante conflicto entre los dos gobernadores. ¿Quién es el que realmente va a tener el poder? ¿El que ganó la elección o el emisario del presidente? Lo veremos muy pronto.
25 Junio 2018 04:00:00
Dos posibilidades de cambio
De acuerdo con las más diversas encuestas, el 80% de los mexicanos quiere un cambio en el Gobierno, el 80% no quiere votar por el PRI y el 80% rechaza la gestión del presidente Enrique Peña Nieto. Los datos arrojan con mucha claridad que el PRI ya no es opción, para la gran mayoría de la población.

Los mexicanos quieren que cambie el partido que tome la Presidencia y también exigen un nuevo rumbo en el camino que el país debe seguir. En esta contienda electoral se han propuesto dos proyectos de cambio; el de Andrés Manuel López Obrador (Morena-PT-PES) y el de Ricardo Anaya Cortés (PAN-PRD-MC).

El 1 de julio –faltan siete días– los electores van a decidir por uno de esos proyectos. No hay más. Uno de los dos va a ganar. La concepción y el tipo de cambio que propone López Obrador y Anaya Cortés son muy diferentes e incluso contradictorios. El del primero representa volver al pasado y el del segundo caminar hacia el futuro.

En el proyecto de cambio de López Obrador hay dos elementos centrales. Uno es volver al viejo presidencialismo. A los tiempos que el Presidente lo era todo. No sólo encabezaba el Poder Ejecutivo sino también era el titular, por la vía de los hechos, del Poder Legislativo y el Poder Judicial. En su visión el país requiere ese tipo de Presidente. Uno que no tenga contrapesos y pueda decidirlo todo por sí mismo.

El otro elemento es volver a los tiempos en que el Gobierno era el centro de la economía. A lo largo de la campaña López Obrador ha sostenido que en el pasado la economía del país funcionaba mejor. Su modelo es el nacionalismo revolucionario que en otros tiempos planteaba el PRI. Él es hijo de esa tradición. Se sintetiza en que el Estado, para caso el Presidente, asume la rectoría de la economía.

A su vez en el proyecto de cambio de Anaya Cortés hay dos elementos centrales. Uno es instaurar el Gobierno de coalición, que implica acotar el poder presidencial. Dejar atrás y para siempre los tiempos en que el Presidente lo era todo. El Poder Legislativo y el Poder Judicial se fortalecen y asumen nuevos papeles. En su visión, el país requiere de una Presidencia sujeta al límite y contrapeso de los poderes que constituyen el Estado.

El otro elemento es acelerar el proceso de transformación de la economía para que el país se inscriba de manera ventajosa en las nuevas posibilidades que ofrece el siglo 21. Implica, entre otras cosas, impulsar el desarrollo de la economía del conocimiento.

Dar mayor velocidad al proceso de transición al uso de las energías limpias. Y también apostar por el desarrollo de la ciencia y la tecnología y una educación de calidad. Se resume en que el Gobierno junto con el sector privado y social impulsan, cada quien en el espacio que le corresponde, el desarrollo de la economía.


Twitter: @RubenAguilar
18 Junio 2018 04:00:00
Otros números
Los estrategas de la campaña de Andrés Manuel López Obrador (Morena-PT-PES) tuvieron la idea de generar, desde el inicio de la contienda y después de 18 años de buscar la Presidencia, la percepción de que él estaba arriba en las encuestas y que en esta ocasión sería imposible derrotarlo.

La estrategia ha funcionado y hay un grupo importante de ciudadanos que piensa que López Obrador “ya ganó”. Está constituido por sus simpatizantes de siempre, por adeptos nuevos de las últimas semanas y también por algunos periodistas y
comentólogos.

Fundan su posición en que el candidato de Morena-PT-MC aparece en primer lugar en todas las encuestas. Es un dato que también reconoce la campaña de Ricardo Anaya (PAN-PRD-MC), pero no acepta que eso necesariamente ya indique el resultado del día de la jornada electoral.

Eso en razón de que en el tracking telefónico diario, la encuesta que la campaña hace todos los días, los números señalan que la elección todavía no está definida y que por lo mismo el resultado sólo se sabrá el domingo 1 de Julio.

El tracking contempla 700 llamadas telefónicas diarias a nivel nacional. El 20.6% de las llamadas no se contesta. El índice de confianza es del 95%. A continuación se ofrecen los datos de la preferencia bruta del viernes 7 al viernes 15 de junio.

En los nueve días contemplados, López Obrador pasa del 39.8% al 33.3% en la intención de voto. Pierde 6.5. Ricardo Anaya pasa del 25.0 al 24.5%. Pierde 0.5 puntos. Y José Antonio Meade pasa del 14.9% al 16.4%. Sube 1.5 puntos.

El 7 de junio, hace 12 días, la diferencia entre López Obrador y Anaya era de 14.8 puntos y entre López Obrador y Meade de 24.9 puntos. Y la existente entre Anaya y Meade de 10.1 puntos.

Al día 15 de junio, el pasado viernes, la diferencia entre López Obrador y Anaya era de 8.8 puntos y entre López Obrador y Meade de 16.9 puntos. Y la existente entre Anaya y Meade de 8.1 puntos.

En todas las encuestas al sumar el número de los indecisos y de quién se niega a contestar, la cifra se ubica entre el 25.0 y el 30.0%. En la campaña de Anaya se piensa que en este grupo de electores están los votos para ganar la elección. Los números dan.

La campaña de Por México al Frente (PAN-PRD-MC) es consciente de la percepción de triunfo que en algunos sectores se ha generado en torno a la candidatura de López Obrador. Es algo que no se ignora.

Y tampoco se ignora que los números del tracking diario indican que la elección se puede ganar. Se piensa que en los próximos 13 días los números se van a cerrar todavía más. Y a la elección se va a llegar en empate técnico entre López Obrador y Anaya. Ese día los electores van a decidir.
23 Abril 2018 04:00:00
El debate de 1994
El de ayer fue el séptimo debate de la historia de México. El primero se celebró en 1994, el segundo en 2000, el tercero y cuarto en 2006, el quinto y sexto en 2012 y en 2018 habrá otros dos más, que van a ser el octavo y el noveno.

A propósito del debate del domingo pasado quiero recordar y hacer un homenaje a Adolfo Aguilar Zínser (1949-2005) que murió de manera absurda en un accidente carretero en Tepoztlán, Morelos. Tenía apenas 55 años. Era un hombre inteligente, brillante y de un profundo humor negro.

En el debate presidencial de 1994, participaron los candidatos que encabezaban las encuestas: Ernesto Zedillo (PRI), Diego Fernández de Cevallos (PAN) y Cuauhtémoc Cárdenas (PRD). En esa ocasión Adolfo y yo preparamos al ingeniero.

Los dos éramos parte del equipo de campaña de Cárdenas, que coordinaba Jesús Ortega. Adolfo era el portavoz de la campaña y yo el responsable de comunicación junto con Andrea Dabrowski y Fritz Glockner.

En México no había ninguna experiencia en ese tipo de eventos y los dos leímos sobre los debates en Estados Unidos y vimos videos de los mismos, para diseñar la estrategia y tener elementos para proponer a nuestro candidato.

En los dos o tres entrenamientos que hicimos con cámaras de televisión, Adolfo hacía el papel de Zedillo y yo el de Fernández de Cevallos. Recuerdo esos momentos con emoción y como una gran experiencia.

Ese primer debate se celebró el 12 de mayo de 1994 en el Museo Tecnológico de la CFE en la Ciudad de México. En ese mismo lugar se instaló un espacio para que estuvieran los familiares y los equipos de campaña de cada candidato. Recuerdo que uno de los asesores de Fernández de Cevallos era Bernardo Ávalos.

El debate se transmitió en el horario estelar de la televisión. El rating fue de 35 puntos que equivale a 34 millones de televidentes. Es hasta ahora el más visto. El más cercano ha sido el segundo debate de 2012 con 23.5 puntos de rating.

Después del primer debate los televidentes y los analistas coincidieron que el triunfador, con gran ventaja, había sido Fernández de Cevallos. A partir de ese evento se le daba como ganador de la elección. Al final fue Zedillo.

El formato de aquel debate fue rígido y poco atractivo. La moderadora, Mayté Noriega, sólo se limitó a dar la palabra a cada candidato. Estos usaron el tiempo asignado para criticar a sus adversarios o hacer sus propuestas.

Al día siguiente del debate, conscientes de que no había sido bueno para nosotros, nos trasladamos a San Cristóbal de las Casas, al otro día el ingeniero Cárdenas se reunió con el comandante Marcos en las zona zapatista.

Cuando se recuerda la vida de Adolfo, está pendiente su biografía, no deja de sorprender. Académico, escritor, articulista, diputado, senador, representante de México ante Naciones Unidas y en el Consejo de Seguridad de la ONU.

En la campaña de Vicente Fox fue, junto con Jorge Castañeda, clave en la promoción del voto útil que llevó al candidato panista a la Presidencia de la República. Si estuviera vivo estoy seguro que estaría en el equipo de campaña de la Coalición PAN-PRD-MC. Se le extraña.
16 Abril 2018 04:00:00
Elección de dos
Al arranque de la tercera semana de la contienda electoral por la Presidencia de la República sólo dos de los cinco candidatos que participan en la contienda están en condiciones de ganar, según los datos de todas las encuestas que se pueden considerar son tal cosa.

Es el caso de Andrés Manuel López Obrador (Morena-PT-PES), que en todos los sondeos va a la cabeza, y Ricardo Anaya Cortés (PAN-PRD-MC), que en todos va en segundo lugar. Ahora, la diferencia entre los dos es de 10 puntos porcentuales.

El primero trae 40% en la intención del voto y el segundo 30%. Quien ostenta el tercer lugar, y ya está fuera de la contienda, es José Antonio Meade (PRI-Panal-PVEM) que sólo tiene 20%. La candidata independiente Margarita Zavala alcanza 5% y el también independiente Jaime Rodríguez todavía menos.

Más del 80% de la ciudadanía quiere un cambio. Es el mismo porcentaje de la población que rechaza al PRI y la gestión del presidente Peña Nieto. López Obrador y Anaya se presentan como los candidatos del cambio. Ahora los dos tienen posibilidades de ganar.

La propuesta de cambio que ofrece López Obrador es la del PRI del “nacionalismo revolucionario” de la década de los 60 y 70. La de los gobiernos de Luis Echeverría (1970-1976) y José López Portillo (1976-1982) de triste memoria. Implica un salto al pasado de más de 40 años.

Dos de las características más notables de ese modelo son el presidencialismo exacerbado, el Presidente decide todo a su antojo, y el estatismo, el Gobierno desconoce a los otros actores que construyen el Estado (mercado y sociedad civil) e interviene en todos los campos de la vida social. La historia registra el fracaso del modelo.

El proyecto de cambio que propone Anaya es nuevo y distinto al de su adversario. En lo político representa un cambio de régimen y por primera vez en la historia del país habría un gobierno de coalición, que exige el cogobierno. Buenos ejemplos son Chile y Alemania.

Plantea que el Gobierno junto con el mercado y la sociedad civil construyen el Estado. Que es una responsabilidad compartida donde cada quien tiene su lugar. La conquista del futuro no es tarea sólo del Gobierno y menos de un solo hombre. Es una acción colectiva.

Asume también la necesidad de modernizar el conjunto de la vida del país que implica, entre otras cosas, impulsar la economía del conocimiento, otorgar el Ingreso Básico Universal (IBU), garantizar una fiscalía autónoma, impulsar el Sistema Nacional Anticorrupción, fortalecer el conjunto de las instituciones del Estado y promover una agresiva política a favor de las mujeres.

El 1 de julio, los electores que quieran hacer efectivo su voto e impedir que otros decidan por ellos sólo tienen la posibilidad de votar por López Obrador o Anaya. Ahora, lo que está por ver es si en los próximos 80 días el candidato de la coalición Por México al Frente es capaz de restar la ventaja que le lleva el candidato de Juntos Haremos Historia.

02 Abril 2018 04:00:00
Decisión y experiencia
En días pasados me incorporé al equipo de campaña de Ricardo Anaya, el candidato de la coalición Por México al Frente que está integrada por el PAN, PRD y MC. De manera pública agradezco la invitación de esos partidos y en particular la que me hizo el candidato.

Participo como asesor de comunicación, en los espacios donde se decide la estrategia y también como uno de los voceros de la campaña. Espero que mi trabajo, junto con el de otros muchos, contribuya a la victoria de Anaya y del proyecto que enarbola la coalición.

La complejidad de la estructura del país ya no aguanta el gobierno de un solo partido y menos el de un sólo hombre. México tiene que mirar a un proyecto de futuro que debe empezar a construirse hoy y no regresar, en vuelta hacia atrás de la rueda de la historia, a las propuestas del pasado que ya sabemos fracasaron.

Me entusiasma que si triunfa Anaya habrá por primera vez en la historia del país un Gobierno de coalición. Eso exige, entre otras cosas, que quienes constituyen el Gobierno dialoguen y se pongan de acuerdo en las decisiones a votar en el Congreso y en las líneas maestras que deben guiar la gestión del Ejecutivo.

En estos días, es un privilegio, he podido ser testigo y participar en el diálogo intenso y diario de los representantes de los tres partidos y de quienes integran el movimiento ciudadano ahora. En un ambiente de enorme apertura y confianza se expresan las más diversas posiciones.

Es notable que en el ir y venir de las ideas, las concepciones distintas, las diversas experiencias y tradiciones políticas, siempre, a veces con más facilidad que otras, se puedan construir consensos y llegar a acuerdos realmente compartidos.

Me asombra y entusiasma la participación de los jóvenes en puestos de responsabilidad. Cinco o seis de las áreas estratégicas de la campaña están bajo el mando de hombres y mujeres que rondan entre los 29 y 37 años. Son inteligentes, capaces y con una gran experiencia. Dominan las nuevas tecnologías.

La incorporación de los jóvenes a los puestos de responsabilidad, le da a esta campaña frescura y le quita toda anquilosada solemnidad. Es cabal expresión del nuevo mundo y del nuevo país que muchos políticos no terminan de entender y de aceptar. Es una de las grandes fortalezas de esta campaña.

Destaco y subrayo el diálogo que se da entre las distintas generaciones que participan en el equipo. Debo ser el de más edad. Disfruto que suceda de manera intensa y en absoluta igualdad. Hay conciencia de que todos tenemos algo que aportar y también que todos aprendemos de los demás.

Estoy seguro que con Anaya como candidato y con el equipo de campaña que se ha construido, original y distinto, el proyecto del gobierno de coalición que necesita México se hará realidad. Estoy obligado, es de elemental honestidad, decir a mis lectores cuál es mi opción política en esta contienda, ella va a influir en mi valoración de lo que sucede en el país.
19 Marzo 2018 04:00:00
La izquierda en estas elecciones
Desde hace muchos años soy un lector asiduo de los artículos y los libros del antropólogo Roger Bartra. Tengo un gran respeto por su trayectoria intelectual y su pensamiento de izquierda crítica a la que siempre ha sido fiel.

Él es un ave rara en el mundo de la izquierda mexicana tan propensa al oportunismo, al pragmatismo más vulgar y también fácil de acomodarse a las ofertas del poder. Su artículo ¿Dónde Está la Izquierda? (Reforma 06.03.18) me parece muy lúcido y me identifico con él.

Plantea que en México existen tres espacios políticos de la izquierda: uno es el sector que “ha quedado aplastado por el abrumador conservadurismo de López Obrador. Desde hace años he explicado que este líder populista es un conservador que no tiene nada de izquierda. Y hoy se ha vuelto francamente reaccionario. En su partido ya casi no se perciben los signos vitales de la izquierda. Predomina ahí un espíritu restaurador que sueña con volver al priismo de los años 60 y 70”.

Coincido, y en diversos artículos y entrevistas de radio y televisión he sostenido también eso. No entiendo cómo alguien puede decir que López Obrador es de izquierda. A lo que dice, y de sus textos se puede ver su propuesta central, deriva de los planteamientos de Echeverría y López Portillo. Y en otros temas está muy cercano a la posición de las iglesias evangélicas francamente reaccionarias.

Otro espacio es “la izquierda con una vocación reformista y socialdemócrata que sobrevive con dificultad en el PRD y se ha adherido a un Frente con el poderoso partido de la derecha democrática, el PAN” y añade que “el PRD está compuesto de tribus enfrentadas, algunas de ellas son poco más que grupos oportunistas con poca sustancia política. Sin embargo, en el laberinto de sus querellas internas se alcanza a percibir los destellos de una izquierda moderna”.

También coincido en esta valoración. A pesar de la crisis profunda que ahora vive el PRD, que en buena medida obedece a un oportunismo marcadamente electoral que dejó de lado principios fundamentales, siguen existiendo, como lo señala Bartra, “destellos” de una izquierda moderna que se reflejan en su posición sobre temas como la ampliación de los derechos (aborto, matrimonio igualitario… ) y las libertades individuales.

El último es lo que Bartra llama la “corriente infrarrealista” que es “un conjunto de expresiones ideológicas que incluyen al EZLN, a los estudiantes de Ayotzinapa y a una infinidad de grupos ultraizquierdistas que pululan en el subsuelo de la política”. Y añade que fuera de estas tres grandes corrientes “la mayor parte de la izquierda se encuentra dispersa en la sociedad, al margen de los partidos y los grupos políticos. Es una numerosa masa de votantes que se enfrentan a la confusión, perpleja ante la dificultad de encontrar opciones atractivas”.

Coincido con Bartra en que la mayoría de la izquierda que existe en el país está dispersa y desorganizada y no simpatiza con ningún partido de los que supuestamente se asumen como tal. Los rechazan porque en ellos sólo ven plataformas electorales oportunistas sin un real compromiso con los planteamientos de la izquierda moderna, hoy presente en la socialdemocracia sobre todo de países europeos.



12 Marzo 2018 04:00:00
Los presidentes en su último año
El promedio de aprobación sexenal de los últimos cinco presidentes, al iniciar el sexto año de Gobierno, en orden de mayor a menor, es el siguiente: Carlos Salinas 73.1%, Vicente Fox 57.9%, Felipe Calderón 56.6%, Ernesto Zedillo 54.9% y Enrique Peña Nieto 38.1%, según Consulta Mitofsky (El Economista 02.03.18).

Al arranque de su Gobierno quien tuvo mejor aprobación fue Fox con 70% y le siguen, de mayor a menor, Calderón con 58%, Salinas con 57%, Peña Nieto con 53% y Zedillo con 42 por ciento.

Al principio de su último año de Gobierno quien tiene mejor aprobación es Salinas con 70% y le sigue, de mayor a menor, Fox con 63%, Zedillo con 62%, Calderón con 52% y Peña Nieto con 21%.

Entre el inicio y el final de su mandato Zedillo aumenta 20 puntos, Salinas 13 puntos y Calderón pierde seis puntos, Fox siete puntos y Peña Nieto 31 puntos porcentuales.

El presidente Peña Nieto es el que tiene el más bajo promedio sexenal. Una diferencia de 35 puntos con Salinas, que es el mejor calificado, y de 16.9 puntos con Zedillo, que es el peor calificado antes que él.

Es también el peor evaluado al inicio de su último año de gestión. Una diferencia de 49 puntos con Salinas que es el mejor calificado, y de 31 puntos con Calderón,que es el peor calificado antes que él.

Los datos de esta encuesta, los señalan también otras, ubican a Peña Nieto de manera consistente como el presidente peor evaluado en la historia reciente del país.

Las explicaciones de la valoración negativa que la ciudadanía tiene de Peña Nieto pueden ser muchas y hace falta un estudio académico serio que interprete los datos estadísticos.

Asumiendo lo anterior propongo las siguientes razones como explicación. Son de distinto valor e importancia. La imagen negativa que tiene el PRI en la sociedad. En los últimos 30 años el prestigio de ese partido ha decaído de manera sostenida.

La percepción que tiene la sociedad de que el Gobierno del presidente Peña es particularmente corrupto. Es una visión que comparten todos los sectores sociales en las distintas regiones del país.

El aumento de la escolaridad en la población y que también ahora está más y mejor informada que nunca. La ciudadanía, tarde o temprano, sabe todo lo que hacen los políticos y cómo lo hacen. Esto antes no ocurría.

La personalidad e imagen que el Presidente proyecta. En su gestión no ha logrado empatar con la ciudadanía. El tipo de política y comunicación que ha hecho lo han mantenido lejano de la gente.

El conjunto de los elementos anteriores ha provocado un hartazgo social, al que el Presidente ha hecho mención, que se expresa de múltiples maneras, una de ellas el rechazo generalizado al Presidente y a su gestión.
20 Febrero 2018 04:00:00
Presidente desesperado
En la recta final de su Gobierno, el presidente Peña Nieto ha intensificado su discurso de reclamo porque la sociedad no reconoce los logros de su Gobierno. El tono es de desesperación. Faltan ya 9 meses para que termine su mandato y la ciudadanía, a lo largo de estos años, nunca ha valorado de manera positiva su gestión.

El Presidente piensa que en su Administración se han obtenido “grandes avances” y “demanda de manera acomedida, el que haya memoria entre nuestra población, entre nuestra sociedad, y sepamos también reconocer los avances, de logros y beneficios que en el tiempo se han ido obteniendo”.

Y sostiene que “hay que pensar bien las cosas y tener memoria de dónde nos encontrábamos hace 6 años y cuánto hemos avanzado hasta ahora”. Asume, por otro lado, que se debe ser autocrítico y también “reconocer en dónde todavía tenemos rezagos y dónde nos falta avanzar de manera más importante”.

Los avances, dice, se han dado gracias a la dinámica económica y de inversión que se vive en el país “que pasan desapercibidas para muchos”. Afirma, que a pesar de todo, las cifras le dan la razón.

El Presidente considera que su Gobierno no ha sabido “comunicar y compartir con la sociedad estos avances”, para que se puedan asimilar los logros y también para que “se pueda desterrar lo que algunos llaman este irracional enojo social”.

Ya son semanas que el Presidente sostiene este tono de reclamo y desesperación en sus intervenciones. Su mensaje no provoca ninguna reacción positiva. Nadie va a cambiar su posición por lo que diga o deje de decir el Presidente acerca de los resultados de su mandato.

En el supuesto de que haya grandes logros, el Presidente ha estado ausente de la discusión en los medios. No concede entrevistas y no disputa la agenda mediática. Sólo los spots de radio y televisión no posicionan las buenas acciones del Gobierno. Para eso se requiere intervenir todos los días en la construcción de la agenda setting.

A lo anterior, que hace relación a una fallida estrategia de comunicación, existe un problema mucho más grave y es que la mayoría de la sociedad mexicana piensa, desde el caso de la “casa blanca”, que el Gobierno del presidente Peña Nietro es corrupto. Esa es la percepción de la sociedad. Toda acción del Gobierno pasa por ese filtro.

En otra época se aceptaba que todos los gobernantes eran corruptos, no había de otra, y lo que se les pedía era ofrecer buenos resultados. Eso ya cambió. Ahora la sociedad no está dispuesta a reconocer las buenas acciones del Gobierno si piensa que es corrupto. Ese es el drama del presidente Peña Nieto.
14 Febrero 2018 04:00:00
Confianza en las instituciones
Se da por hecho que los mexicanos tienen una valoración muy baja de las instituciones y por lo mismo también una gran desconfianza. Las más de las veces se afirma eso sin tener ningún dato que dimensione esa visión. Algunas casas encuestadoras publican con cierta regularidad estudios sobre la percepción que la ciudadanía tiene sobre ese tema. El último es de Consulta Mitofsky (El Economista 2.2.18) y en 2017, de acuerdo al mismo, la calificación promedio de las 17 instituciones contempladas es de 5.9, que es baja. En 2016 el resultado fue el mismo, pero en 2009 llegó al 7.0, que es alto, y a partir de ahí ha caído de manera lenta.

En 2017 las tres instituciones mejor calificadas son: las universidades con 7.4; la Iglesia con 7.1 y el Ejército con 7.0. La valoración de las tres es alta, son las únicas en esa categoría, y en su valoración crecen de manera marginal en relación con el 2016.

A estas le siguen la CNDH con 6.7 de calificación; los medios de comunicación con 6.5; las estaciones de radio con 6.5; los empresarios con 6.4 y el INE con 6.2. Estas cinco instituciones están en categoría media y se mantienen básicamente igual que el año anterior.

Luego vienen los bancos con 5.9 de calificación; las cadenas de televisión con 5.7; la SCJN con 5.6 y los senadores con 5.0. Las cuatro instituciones están en categoría baja y obtienen una valoración del mismo nivel que en 2016.

Las siguientes son Presidencia con una calificación de 4.9; la policía con 4.8; los diputados con 4.8; los sindicatos con 4.6 y los partidos políticos con 4.4. Las cinco instituciones están en la categoría baja y todas caen de manera marginal con relación al año anterior.

Un primer dato de esta encuesta es que no hay grandes diferencias con años pasados. La universidades, la Iglesia y el Ejército están siempre entre las tres instituciones mejor valoradas. Y esto en independencia del desgaste del Ejército en la guerra contra el narco y de los casos de pederastia en la Iglesia.

La CNDH (6.7) ocupa el cuarto lugar en confianza que es una categoría media, pero la SCJN (5.7) está en una valoración baja. Los medios de comunicación (6.5) y las estaciones de radio (6.5) están en una categoría media y las cadenas de televisión (5.7) en una baja.

En un año electoral no deja de ser un dato relevante que los partidos políticos (4.4) sean la institución más mal calificada y muy cerca de ella la Presidencia (4.9), los diputados (4.8) y los senadores (5.0). Todas en una valoración baja. El INE (6.2) quien es el responsable del proceso electoral está en una valoración media.

Estos números dan una idea más clara, son un referente del cual partir sobre cuál es la calificación que ahora la ciudadanía otorga al desempeño de las instituciones y el grado de confianza que tiene en las mismas.

12 Febrero 2018 04:00:00
Los números de febrero
Hoy inicia la intercampaña, que termina el 30 de marzo, cuando va a dar comienzo la contienda oficial por la Presidencia de la República. En estos próximos 45 días los candidatos no podrán estar en los spots de radio y televisión, aunque sí los partidos, y tampoco hacer eventos para pedir de manera abierta el voto.

Las encuestas que se han publicado en febrero, también otras que no se van a dar a conocer, establecen, como sucedió en el mes anterior, que el primer lugar lo ocupa Andrés Manuel López Obrador, el segundo Ricardo Anaya y el tercero José Antonio Meade.

La diferencia en el resultado de una y otra de estas encuestas es menor. Todas coinciden. La preferencia bruta, sin repartir a los electores que no responden o todavía están indecisos, rondan en 29% de los votos para López Obrador; 24% a Anaya y 20% a Meade. Margarita Zavala obtiene el 5%, Jaime Rodríguez el 3% y Armando Ríos Piter el 1 por ciento.

En la preferencia efectiva, cuando las encuestadoras hacen el ejercicio de asignar la intención de voto de los indecisos, los números rondan en 36% de los votos para López Obrador, 29% para Anaya, 25% para Meade. Margarita Zavala sube al 6%, Jaime Rodríguez al 4% y Armando Ríos Piter al 1.2 por ciento.

La diferencia es más corta en la preferencia bruta, que es de 5% entre el primero y el segundo y de 9% entre el primero y el tercero. Entre el segundo y el tercero es del 4 por ciento. La diferencia crece en la preferencia efectiva que es de 7% entre el primero y el segundo y de 11% entre el primero y el tercero. Entre el segundo y el tercero es 4 por ciento.

López Obrador lleva la ventaja, pero a estas alturas todavía faltan 135 días para la elección, no se puede afirmar que ese resultado sea ya definitivo. Hay hechos que van a modificar los actuales números. Uno muy evidente es la incorporación de los tres candidatos independientes al proceso. ¿A quién le van a quitar votos?

Va también a influir el tipo de campaña que cada candidato realice ya en la etapa oficial que se espera sea distinta a la que han desarrollado hasta ahora. En esta ocasión, más que en otras, el
desenlace de los tres debates, que van a tener un nuevo formato y mucha cobertura, pueden influir en la posición del electorado.

Como en las tres últimas elecciones presidenciales el escenario apunta, pero no es algo definitivo, a que en la recta final, poco antes del último mes, quien está en segundo lugar pueda hacerse del voto útil de quienes ven que su candidato ya no tiene ninguna posibilidad, por estar en tercero o cuarto lugar, y deben decidir si hacen efectivo o no su voto.

En las próximas semanas va a quedar más claro si la actual diferencia entre el segundo y el tercer lugar, entre Anaya y Meade, se abre o cierra. De eso depende quién es el que en la recta final se enfrente a López Obrador, que parece haber ya llegado a su tope más alto en la intención del voto. Todavía hay mucho por ver.
07 Febrero 2018 04:00:00
La Venezuela de Maduro
En 2017 la economía de Venezuela tuvo una contracción del 14.0% y si se suma a la de los 3 años anteriores, la caída del PIB es de 35.0 por ciento. En 2018 se espera sea del 15.0% y en 5 años disminuya en 50%, según la firma venezolana Ecoanalítica.

Los especialistas internacionales asumen que se trata de una de las más dramáticas reducciones de una economía en los últimos 50 años en América Latina. Y añaden que esto resulta todavía más extraño ante la enorme riqueza petrolera de ese país.

La inflación en 2017 fue de 2,700% y se calcula que en 2018 sea de 13,000 por ciento. Los expertos señalan que el hundimiento de la economía no se explica por la caída de la producción y los precios del petróleo, que se ha dado, sino por el disfuncional modelo económico que impulsa el régimen de la revolución bolivariana.

A finales del año pasado, la extracción diaria de petróleo era de 1.86 barriles, que implica una reducción de 300 mil barriles en relación con el año pasado, de acuerdo con datos de la OPEP. El precio del barril venezolano ronda en los 60 dólares, que es bueno en las actuales circunstancias.

El panorama cambiario se rige por los muy altos niveles de corrupción de parte de los altos cargos del Gobierno y el Ejército. La tasa oficial es de 10 bolívares por dólar, pero el precio del dólar negro, que alimenta todos los circuitos económicos, ronda en los 120 mil bolívares.

Expertos estiman que, en los años de la revolución chavista, la nueva burguesía bolivariana, los allegados a Hugo Chávez y Nicolás Maduro han robado a las arcas públicas, a través del cambio del dólar, más de 200 mil millones de dólares. ¿En qué paraíso fiscales está ese dinero?

El Gobierno, a través del Ejército, controla todas las exportaciones y los puertos de entrada de las mercancías al país. Esto se ha prestado a una corrupción galopante de la que se benefician los altos cargos militares y los funcionarios civiles. En estos 5 últimos años, el índice de desabastecimiento es del 50 por ciento.

Lo que queda del sector privado vive constreñido y bajo permanente presión del Gobierno, que interviene constante y erróneamente en la actividad económica que incluye, entre otras cosas, realizar confiscaciones, para supuestamente bajar los precios, pero siempre sin éxito alguno.

El resultado inmediato del desastre económico son las muy graves consecuencias económicas que resultan ya muy evidentes y que desde ya se traducen en falta de alimentos, en desabasto de medicinas, en el regreso de enfermedades que hace décadas habían sido superadas y en un recrudecimiento de la violencia.

Los expertos consideran que a pesar de la dramática caída del PIB, es posible que con un programa económico sensato, alejado del dogmatismo bolivariano, en menos de dos años, algunos hablan de meses, se lograría reencauzar la economía y resolver los problemas sociales más urgentes. Urge que eso ocurra. El actual Gobierno es incapaz de hacerlo.
05 Febrero 2018 04:00:00
Los retos del nuevo arzobispo
Hoy toma posesión de su cargo el nuevo arzobispo de la Ciudad de México. Los que conocen bien la relación entre el papa Francisco y el cardenal Carlos Aguiar Retes aseguran que en su nombramiento influyó, de manera decisiva, la simpatía de este con el proyecto que impulsa el papa y la capacidad organizativa demostrada en los cargos que ha desempeñado.

El reto de la conducción de la arquidiócesis, después de la gestión de Norberto Rivera, exigen la decisión de impulsar de manera decidida, en contra de lastres y resistencias, el proyecto de cambio en la Iglesia que se ha trazado el papa y también adecuar su organización y darle un nuevo impulso y dinamismo.

La estructura de la arquidiócesis está en crisis después de años de una conducción de carácter estrictamente formal y burocrático, dicen los estudios del tema.

Hablan de desorganización, de carencia de un real liderazgo, de falta de ánimo, de inercias conservadoras y también de una estructura lejana a los fieles.

El trabajo que el cardenal Aguiar desempeñó en la arquidiócesis de Tlalnepantla da idea de la manera que va a enfrentar los retos que se le presentan en su actual encomienda.

Ahí trabajó en línea de impulsar una iglesia más viva y cercana a la gente. También en reducir el peso de la estructura burocrática.

Los especialistas que desde la academia estudian a la arquidiócesis plantean tres retos fundamentales, para su nuevo titular: dotarla de un proyecto pastoral en línea con lo propuesto por el papa en su venida a Mexico y en otros mensajes a la iglesia universal; recomponer su estructura hoy desarticulada y abrir espacios de diálogo al interior de la Iglesia y fuera de ella.

En mi condición de integrante de la iglesia pienso que el cardenal Aguiar,en su trabajo de renovación profunda de la arquidiócesis, debe contemplar: que esta se abra al mundo y sus problemas; que combata todo tipo de integrísimo; que defienda los derechos humanos y promueva la inclusión y que denuncie y luche contra la injusticia, la corrupción, la impunidad y el autoritarismo.

Y también que promueva a una Iglesia cuyos ministros están cercanos a la gente, que la acompañen y estén a su servicio; que se encuentren formas atractivas y novedosas de transmitir el mensaje evangélico y de realizar las distintas ceremonias religiosas y también que se impulse el diálogo ecuménico e interreligioso.

La arquidiócesis de la Ciudad de México, en el marco de que cada obispo es autónomo e independiente, tiene una influencia real, en un país centralista, sobre el conjunto de la iglesia mexicana.

El desempeño del nuevo arzobispo no sólo afecta a su territorio sino también a las otras diócesis.
31 Enero 2018 04:00:00
Conocimiento e imagen de los candidatos
El nivel de conocimiento ciudadano de Ricardo Anaya y José Antonio Meade ha crecido de manera notable de diciembre pasado a este enero. El primero sube de 71.0% a 88.3% (+17.3%) y el segundo de 57.2% a 87.7% (+30.5%), según Consulta Mitofsky (El Economista)

Ahora quien tiene el mayor conocimiento es Andrés Manuel Lopez Obrador, con 97.4%, y un aumento de un mes a otro de 2.3 por ciento. A Margarita Zavala la reconoce el 82.3% y aumenta en 3.7%; a Jaime Rodríguez el 56.6% y un crecimiento del 2.5%, y a Armando Ríos Piter el 37.6% y una subida del 17.6 por ciento.

Hacia mediados de este febrero Anaya y Meade van a superar la gran ventaja que les llevaba López Obrador y su conocimiento estará por arriba del 90% y ya cerca del puntero. Para esa fecha los tres serán igualmente conocidos por los electores. En ese tema, el primero a considerar en una elección, estarán parejos.

De los candidatos quien tiene mejor imagen es López Obrador con el 27.4% de opiniones positivas y un crecimiento de un mes a otro de 4.6 por ciento. Le siguen Anaya con 22.9% y un aumento del 5.4%; Meade con 16.1% y una subida de 2.3%; Zavala con 15.7% y 5.5% arriba; Ríos Piter con 4.7% y 2.8% más, y Rodríguez con 4.6% y una reducción de 3.4 por ciento.

Quien tiene la peor imagen es Meade con 38.4% de opiniones negativas y un aumento de un mes a otro de 13.9 por ciento. Le siguen López Obrador con 32.7% y sus negativos caen en 5.5%; Anaya con 27.8% y un crecimiento de 3.0%; Zavala con 23.3% y una reducción del 7.4%; Rodríguez con 19.7% y una baja de 1.3% y Ríos Piter con 13.0% y una subida de 8.0 por ciento.

Las mejores opiniones para López Obrador se dan en el sureste del país y en la población de 18 a 29 años. Para Anaya en el occidente y noreste; para Meade en el noreste; para Zavala en los sectores económicos altos del noreste; para Rodríguez en el noroeste en la población de 18 a 29 años y para Ríos Piter en el centro en la población de recursos económicos bajos.

Para López Obrador las peores opiniones se concentran en el noreste y en los sectores económicos altos. En el caso de Anaya en el noreste y la población mayor de 50 años; en el de Meade en el occidente y la población entre 30 y 49 años; en el de Zavala en el noreste y la población de recursos económicos medios; en Rodríguez en el noreste y el sector de los hombres y en Ríos Piter en el noreste y sectores económicos altos.

De estos datos se concluye que: 1) López Obrador es el más reconocido, pero Anaya y Meade pronto estarán en el mismo nivel; 2) López Obrador es quien tiene la mejor imagen, seguido de Anaya; 3) Meade tiene la peor imagen, seguido de López Obrador; 4) La imagen positiva y negativa de los candidatos varía por regiones, edades y sector económico.
22 Enero 2018 04:00:00
Los números de enero
Si este mes fuera la elección por la Presidencia de la República, Andrés Manuel López Obrador obtendría el 23.6% de los votos, Ricardo Anaya el 20.4%, José Antonio Meade el 18.2% y la suma de los independientes el 10.0%, según Consulta Mitofsky (El Economista 17.01.18)

En diciembre pasado, cuando ya se sabía quiénes iban a ser los candidatos de las tres alianzas, los números de la misma casa encuestadora, publicados en este diario (12.12.17), daban cantidades muy semejantes: López Obrador 23.0%, Anaya 20.0%, Meade 19.4% y los independientes 9.2%.

Ha pasado un mes del inicio de la precampaña, en los hechos ya estamos en plena contienda, y en este tiempo el candidato de Morena-PT-PES ha crecido 0.6%, el del PAN-PRD-MC 0.4% y el del PRI-PANAL-PVEM se ha reducido en 1.2%. La suma de los independientes crece en 0.8 por ciento.

A la pregunta de quién cree que ganará la elección, que mide la percepción del elector, la respuesta es distinta a la de intención del voto. El 25.6% piensa que va a ganar Anaya, el 25.0% López Obrador y el 23.7% Meade. Los independientes se mueven entre el 0.1% y el 2.9%.

La intención de voto cambia por sexo. El 23.3% de las mujeres votaría por Anaya, el 21.0% por Meade y el 20.0% por López Obrador. En el caso de los independientes el 3.7% votaría por Margarita Zavala, el 3.6% por Armando Ríos Piter y el 2.3% por Jaime Rodríguez, “El Bronco”.

El 27.8% de los hombres votaría por López Obrador, el 19.3% por Anaya, el 14.8% por Meade. En el caso de los independientes el 6.0% votaría por Margarita Zavala, el 4.3% por Jaime Rodríguez, el Bronco y el 0.1% por Ríos Piter.

De este primer corte del año se pueden sacar tres grandes conclusiones: 1) López Obrador se mantiene en primer lugar, pero parece haber llegado a un tope. Crece, pero de manera marginal; 2) La percepción es que Anaya será el ganador. La percepción puede condicionar el voto. Los electores tienden a elegir al que va ser el ganador; 3) Los hombres mayoritariamente votan por AMLO y las mujeres tienden a favorecer a Anaya.

Las casas encuestadoras y las encuestas que realizan no gozan por ahora del mayor crédito en la población. A pesar de eso siguen siendo un instrumento valioso y también único, con los márgenes de error que puedan tener, para percibir lo que piensa el electorado. Descalificar a las encuestas es una manera de negarse a percibir la realidad.

Faltan 5 meses y medio de campaña y todavía pueden pasar muchas cosas. Es probable que en las próximas semanas los números se muevan aunque no de manera dramática. En las tres elecciones presidenciales pasadas las cifras cambiaron de manera notable en el mes de abril. Nada hay que diga que eso necesariamente va a suceder, pero sí es muy factible que los números cambien y esto beneficie a unos y perjudique a otros. La moneda está en el aire.

" Comentar Imprimir
columnistas